Qué es una demencia frontotemporal, la dolencia que está afectando duramente la vida de Bruce Willis

Es una enfermedad que provoca cambios en la conducta, problemas en el lenguaje y trastornos del movimiento

Compartir
Compartir articulo
Bruce Willis (Shutterstock)
Bruce Willis (Shutterstock)

En marzo de 2022, la familia de Bruce Willis anunció la retirada del actor tras haber sido diagnosticado de afasia, un trastorno del lenguaje que afecta gravemente a la capacidad de comunicación. Pocos meses después, el diagnóstico fue más preciso. La salud de Bruce Willis empeoró y los médicos lo explicaron con el diagnóstico de una demencia frontotemporal.

Willis ha sido reconocido con varios premios y nominaciones. Ha ganado un Globo de Oro y dos premios Emmy, así como ser nominado a otros importantes galardones de la industria. Además de su trayectoria en actuación, también se ha aventurado en el mundo de la música, grabando algunos discos como solista.

Te puede interesar: La hija de Bruce Willis dio detalles de cómo pasa sus días el actor que padece demencia

Su trabajo en el mundo de la actuación es incompatible con el diagnóstico de la demencia frontotemporal, ya que afecta principalmente a los lóbulos frontal y temporal del cerebro, las áreas que se asocian generalmente con la personalidad, la conducta y el lenguaje. Los síntomas varían, según qué parte del cerebro esté afectada, aunque por el denominador común es que partes de esos lóbulos se atrofian.

Bruce Willis (Shutterstock)
Bruce Willis (Shutterstock)

En la demencia frontotemporal, algunos individuos experimentan alteraciones considerables en su comportamiento socialmente inapropiados, impulsividad o apatía emocional, mientras que otros experimentan deterioro en el uso del lenguaje. A menudo, esta condición se confunde con trastornos psiquiátricos o con la enfermedad de Alzheimer. No obstante, a diferencia de esta última, la demencia frontotemporal se presenta en personas más jóvenes, generalmente entre los 40 y 65 años de edad, aunque puede manifestarse también en edades avanzadas. Esta enfermedad representa entre el 10 % y 20 % de todos los casos de demencia.

Te puede interesar: Hallan un nuevo factor que puede aumentar el riesgo de sufrir Alzheimer en la vejez

Los síntomas suelen ser variados, pero a la vez se recogen en grupos:

  • Cambios en la conducta: Suelen presentar una conducta social progresivamente más inapropiada, un declive en la empatía y otras capacidades interpersonales como la sensibilidad hacia los sentimientos ajenos, una notable falta de juicio y una disminución de la inhibición que puede llevar a acciones impulsivas. Además, se puede observar una falta de interés o apatía que frecuentemente se confunde con depresión, conductas compulsivas como el repetir movimientos de golpear, aplaudir o friccionar los labios, un descuido en la higiene personal y cambios en los patrones de alimentación.
  • Problemas de habla y del lenguaje: Los subtipos de demencia frontotemporal generan problemas de lenguaje, deterioro o pérdida del habla. Los pacientes de demencia frontotemporal tienen dificultad para usar y entender el lenguaje escrito y hablado, dificultad para nombrar cosas, no reconocer el significado de las palabras o cometer errores en la construcción de frases.
  • Trastornos del movimiento: Similares a los del Parkinson. Suelen ser temblores, rigidez en los músculos, espasmos o contracciones musculares, pésima coordinación, dificultad para tragar, debilidad muscular, risas o llantos inadecuados y caídas o problemas para caminar.
Cinco Claves Para Reducir El Riesgo De Demencia - Bienestar

No existen tratamientos ni cura para hacerle frente a la demencia frontotemporal. Esta dolencia afecta en torno a 200 millones de personas en todo el mundo y se cree que su origen se encuentra en una mutación de los genes.