Carrefour, Mercadona y DIA prevén incrementar sus ofertas y descuentos el próximo año para impulsar las ventas

Promociones y marca blanca seguirán conformando el día a día en la distribución en los próximos meses

Compartir
Compartir articulo
Descuentos en supermercados.
Descuentos en supermercados.

Pese a que la inflación comienza a retornar a una senda de normalidad, los precios de los alimentos siguen esa tendencia alcista, lo que repercute directamente en el consumo de los españoles. Cada vez compramos menos -aunque paguemos más- y acudimos en mayor medida a la marca blanca. Un cambio en los hábitos de compra que preocupa a los supermercados, que planean redoblar su ofensiva de ofertas y descuentos de cara al próximo año para no reducir sus ingresos.

Grandes distribuidores como Mercadona, Carrefour o DIA, englobadas en la patronal Aecoc, señalan que en un contexto marcado por la inflación, la prioridad es recuperar el volumen y el margen de negocio perdido en los últimos años. Por este motivo, prevén que van a actuar en consecuencia, aumentando la actividad promocional durante el próximo año. Una estrategia que ya se ha visto muy acentuada en este ejercicio y en la que han entrado todos los distribuidores.

Te puede interesar: Las cenas y comidas de Navidad, en peligro: UGT convoca una huelga en los supermercados de Madrid los días 23, 24, 30 y 31 de diciembre

La caída en volumen, sin embargo, no llega a la línea de la facturación debido al contexto de inflación, al menos, así lo prevén el 96% de los distribuidores y el 86% de los fabricantes, que esperan cerrar el año mejorando su caja. Sin embargo, la previsión para 2024 conduce a un término: estancamiento. En torno a la mitad de ambos sectores vaticinan que el año próximo no avanzará el negocio en volumen ni en valor, en un escenario que el 13% define como de “máxima incertidumbre”.

Marca blanca

Tras dos años de precios desbocados en el súper, la marca blanca se ha elevado con la gran beneficiada de esta situación -además de las promociones-, y en el tercer trimestre de 2023 se ha hecho con hasta el 56% del total de todo el volumen de compra en el gran consumo.

De acuerdo a las cifras de la consultora Circana, cerradas hasta octubre, se observa un mejor desarrollo de la marca de distribuidor a la de fabricante. Sin tener en cuenta los frescos, la evolución en volumen de la alimentación de la marca de fabricante ha caído hasta un 10,8%, mientras que la marca de distribuidor ha repuntado un tímido 0,3%.

En términos absolutos del total de ventas de gran consumo, apenas crece un 1,5 en la marca blanca, frente a la caída del 5,3% en el caso de las de fabricante; en el caso de las bebidas, las enseñas de los distribuidores han avanzado un 5,3% y las de fabricantes han caído un 1,6%, en volumen.

Te puede interesar: Mercadona, Carrefour y DIA planean lanzar ofertas más agresivas en la recta final del año para paliar el retroceso de las ventas

Del análisis también destaca que los productos de marca blanca se ha encarecido más, un 18,3%, frente a los vividos por las firmas industriales, que ha sido un 10,7%. La portavoz de esta consultora, Sandra Latorre, incide también en la “incertidumbre” como la característica general de esta radiografía del gran consumo, que ve desvanecerse las perspectivas de un repunte con fuerza para 2024, ejercicio para el que no obstante se espera una demanda “algo más dinámica”.

Promociones y marca blanca seguirán, de este modo, conformando el día a día en la distribución en los próximos meses, con precios aún “muy tensionados”, o lo que es lo mismo, con una cesta de la compra que seguirá encareciéndose -aunque parece que algo menos- y poniendo en apuros a muchas familias.