Yamaguchi: la ciudad japonesa aliada con Pamplona donde triunfa Amaia Romero

La localidad cuenta con una placa en honor a la cantante que demuestra la gran relación con la capital navarra

Compartir
Compartir articulo
Templo Joeiji, en Yamaguchi, Japón (Shutterstock).
Templo Joeiji, en Yamaguchi, Japón (Shutterstock).

Amaia, conocida por su versátil registro musical y su victoria en el concurso Operación Triunfo, ha alcanzado un nuevo hito en su carrera al conquistar el público nipón en su primer concierto en Japón, específicamente en la prefectura de Yamaguchi. El evento no solo significó la expansión internacional de la cantante, sino que también sirvió para validar su éxito más allá de las fronteras españolas, logrando una cálida recepción por parte de los admiradores japoneses.

Pero esto no se queda aquí, pues aunque sea difícil de creer, la ciudad japonesa se encuentra hermanada con una ciudad española. Concretamente con Pamplona, donde un parque lleva el nombre de la urbe japonesa tras la unión de ambas en 1980. En homenaje a él, Amaia canta la canción Yamaguchi, la cual pudo disfrutar su público nipón el pasado día 3 de diciembre en el concierto que dio en la ciudad homónima. De hecho, la cantante pamplonica cuenta con una placa conmemorativa en esta ciudad asiática.

Te puede interesar: Medidas y peso de maletas en TUI Fly en 2023: esta es la normativa del equipaje de mano

¿De dónde viene esta unión?

El hermanamiento entre Yamaguchi y Pamplona tuvo lugar en el año 1980, sin embargo, su origen se remonta a tiempos más antiguos. Estos corresponden a la vida de Francisco Javier, un misionero que fue el primero en introducir el cristianismo en tierras japonesas en el año 1549. Natal del Reino de Navarra, fue el pionero en esta unión, desde la cual “tanto varios alcaldes como ciudadanos de Pamplona y Yamaguchi se han visitado en múltiples ocasiones y profundizado su amistad con intercambios culturales”, explican desde Turismo de Japón.

Parque Yamaguchi, en Pamplona (Shutterstock).
Parque Yamaguchi, en Pamplona (Shutterstock).

Esta conexión se traduce en la inauguración del Parque Yamaguchi, el cual presenta un estilo japonés que cuenta con una combinación muy especial de árboles y plantas procedentes del país asiático. Todo ello en el centro de Pamplona, donde en un paseo se puede descubrir como las cuatro estaciones del año están presentes en cada uno de sus caminos. Así, en su último álbum Cuando no sé quién soy, la artista canta la canción Yamaguchi en honor a este lugar.

Te puede interesar: Los mejores planes para disfrutar de la Navidad en Madrid: de coloridos mercadillos a las luces de la Gran Vía

“Hay un parque en mi Pamplona que yo quiero recordar; florecí con los cerezos de aquel bonito lugar” es uno de los versos que canta la pamplonesa. Así, la ciudad japonesa instaló una placa en su honor en la plaza Espacio. En ella se puede ver la foto de la cantante navarra, así como un texto escrito a mano por ella y código QR que conduce a la canción.

Descubre los encantos de Yamaguchi

Una de las figuras más relevantes en la historia de Yamaguchi es Francisco Javier, pues gracias a él se celebró la primera misa de Navidad en Japón. De hecho, por el 400.º aniversario de su muerte se construyó una iglesia de estilo modernista en su memoria. No obstante, más allá de este pellizco de su historia, la localidad cuenta con una cronología que va desde el comercio con China hasta el contacto con jesuitas portugueses.

A su vez, desde Turismo de Japón narran como “la localidad de Yamaguchi es el antiguo dominio del poderoso clan Ouchi de Kyushu, y una parada imprescindible entre Hiroshima y Kyushu”. A día de hoy, la ciudad constituye un destino perfecto para los amantes de la cultura japonesa gracias a sus preciosos jardines y templos. De estos últimos destaca el Templo Joeiji, que tras sus cinco siglos de historia alberga un impresionante jardín de piedras.

Templo de Rurikoji, en Yamaguchi, Japón (Shutterstock).
Templo de Rurikoji, en Yamaguchi, Japón (Shutterstock).

Destaca también el Templo Rurikoji, una espectacular pagoda de cinco pisos de altura que es una de las más espectaculares del país. Se localiza en el parque de Kozan, uno de los parajes más especiales del país gracias a la floración de los ciruelos y cerezos en la primavera. Por su fuera poco, Yamaguchi es un destino perfecto también para relajarse gracias al barrio de Yuda Onsen. Se trata de un distrito termal ideal para desconectar en algunas de las pozas de origen volcánico, u onsen, que incluye.