Esto es todo lo que tienes que saber para entender tu nómina

La nómina actúa como un justificante de los pagos realizados a la Seguridad Social y las retenciones del IRPF

Compartir
Compartir articulo
Un trabajador comprueba los datos de su nómina. (Freepik)
Un trabajador comprueba los datos de su nómina. (Freepik)

Los autónomos, las personas trabajadoras y los empresarios reciben cada 30 días la correspondiente nómina. La nómina es un documento que refleja el sueldo mensual de un trabajador en base a los servicios prestados a su compañía. La estructura de este documento no es sencilla, igual que tampoco lo son los conceptos que la componen. Para las familias, resulta fundamental comprender todos y cada uno de los apartados de una nómina, sobre todo cuando uno de sus miembros se incorpora al mundo laboral.

La nómina es un documento imprescindible dentro de las relaciones laborales. Este formulario recoge, en detalle, el salario que reciben los trabajadores, además de las deducciones asociadas al salario en cuestión. Los usuarios tienen que saber que hay una serie de retenciones obligatorias marcadas por la normativa vigente, además de otro tipo de conceptos, como los anticipos y las deducciones para seguros de salud. La nómina es un documento lo suficientemente relevante como para que los trabajadores conozcan sus elementos, lo que pagan por cada concepto y el dinero que finalmente reciben.

Te puede interesar: Estas son las claves para poder cobrar el Ingreso Mínimo Vital y las rentas autonómicas a la vez

Las grandes empresas cuentan con departamentos de Recursos Humanos especializados que se encargan de confeccionar las nóminas. El formato estándar de una nómina está regulado por la legislación vigente, que marca una estructura y unos contenidos mínimos que tienen que ser respetados en todo momento. La nómina es el recibo del pago de los salarios, pero también el justificante de lo que los trabajadores han cotizado a la Seguridad Social, así como de las retenciones que han sufrido a cuenta del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF). El documento, como va firmado por la empresa, tiene valor legal en caso de que surja algún problema.

Adiós al currículum tradicional: este es el diseño más eficaz para encontrar trabajo.

¿Qué partes tiene una nómina?

La nómina actúa como un justificante de los pagos realizados por el trabajador a la Seguridad Social, pero también recoge las retenciones del IRPF y el recibo de los salarios. Este documento tiene que incluir también la información relativa al tipo de trabajo y las cantidades que reciben los profesionales por los diferentes conceptos. La empresa tiene que referenciar los datos básicos sobre su actividad: el nombre legal de la empresa, el domicilio social, el código de identificación fiscal y cotización, el período de liquidación y el centro de trabajo.

En el documento también tienen que aparecer los datos básicos del trabajador, que son los siguientes: nombre, documento de identificación, código de cotización, categoría profesional, fecha de antigüedad en la empresa y código del tipo de contrato. Todos estos datos hacen referencia a la relación entre el empresario y el trabajador. Las partes básicas de una nómina son actualmente el encabezado, los devengos, las deducciones, el líquido a percibir, el bloque de sello y las firmas. Los trabajadores, cuando no reciben una nómina, pueden recurrir a la vía judicial para solicitar los papeles por escrito. Este documento deja constancia de la percepción del salario.