El bar que cobra las estufas de la terraza a sus clientes: “La electricidad cuesta mucho”

El pub inglés está bajo una presión cada vez más grande por el aumento de las facturas

Compartir
Compartir articulo
Imagen del Hyde Bar Norton, el bar inglés que cobra por usar las estufas de las terrazas (Hyde Bar Norton/Facebook)
Imagen del Hyde Bar Norton, el bar inglés que cobra por usar las estufas de las terrazas (Hyde Bar Norton/Facebook)

Consumir en las terrazas de los bares suele conllevar un gasto extra para los clientes. El precio aumentará este invierno para los que visiten el local británico Hydes Bar Norton, que ha comenzado a cobrar por el uso de las estufas eléctricas durante el invierno.

El precio es de una libra, equivalente a 1,16 euros, por cada media hora de uso. La decisión, aplicada desde el pasado 8 de noviembre, responde al alto coste de mantener estos aparatos, según explican desde el bar. Los calentadores estarán disponibles durante todo el día para los que quieran pagar el precio.

Te puede interesar: Pablo Iglesias abrirá un restaurante “solo para rojos”

Hydes Bar Norton asegura que “como muchos otros locales de hostelería”, han visto cómo sus gastos operativos se incrementaban en los últimos 18 meses. “Tras revisar las facturas energéticas, que ahora son dos veces y media más altas de lo que pagábamos el año pasado, hemos decidido instalar contadores de monedas para los calentadores externos”, explican en una publicación de Facebook.

El pub, ubicado en la ciudad inglesa de Stockton-on-Tees (noreste) explica que no ha sido una decisión sencilla y que la única forma de evitarlo habría sido “un aumento generalizado del precio de las bebidas”.

“A pesar de que el bar está climatizado y prácticamente vacío, durante mañanas tranquilas ha venido gente a pedirnos que encendamos las estufas externas. El coste de funcionamiento para estos en un mes promedio superaría las 1.000 £, un coste que no podemos asumir”.

Te puede interesar: Los panettones del supermercado, decepcionantes en su mayoría y solo dos aprueban en sabor, según la OCU

Desde el Hydes Bar Norton aceptan que no todo el mundo estará de acuerdo con su decisión. “Algunos querrán quejarse”, comentan. Pero ante todo, defienden esta medida como forma para mantenerse operativos.

“Como pequeño negocio independiente, tenemos que mantener nuestros costes bajos donde podemos y considerar el aumento de los gastos”, concluyen en su anuncio.

Las reacciones de los consumidores

Los primeros comentarios no se hicieron esperar: su publicación de Facebook acumula 120 ‘me gusta’ y ha sido compartida en varias ocasiones. Sus clientes más fieles entienden que es una medida “muy justa”,

La noticia ha aparecido en muchos diarios nacionales británicos, tal y como han comentado sorprendidos en su Facebook los de Hydes Bar Norton. Tal ha sido el revuelo que su medida ha pasado a la prensa internacional y ha causado revuelo en diferentes países.

Desde el pub británico afirman que han recibido “muchas respuestas positivas” y la noticia “ha generado un gran debate en algunas páginas”. Algunos incluso defienden que se deberían prohibir las estufas. Otros no estaban tan de acuerdo y les sugieren que limiten las horas de apertura del propio bar para abaratar los costes. “Creo que abrir todo el día ha matado a los bares que no podían manejarlo”, comenta un cliente en las redes.

Mientras, algunos proponen que bajen sus precios en el interior para equiparar los de cadenas de pubs conocidas en el país, como Wetherspoons. Algo que aseguran que no pueden permitírselos.