Aston Martin explica los planes con Alonso para 2024: “Si tuviéramos que dar el mismo salto que la temporada pasada...”

Tom McCullough, jefe de rendimiento de la escudería británica, analiza por qué será imposible para ellos repetir el paso adelante dado la campaña pasada

Compartir
Compartir articulo
Fernando Alonso durante la celebración del podio del GP de Brasil (EFE).
Fernando Alonso durante la celebración del podio del GP de Brasil (EFE).

La Fórmula 1 echó en Abu Dhabi el telón de una temporada histórica en la que Red Bull en general y Max Verstappen en particular han pulverizado todos los récords posibles. La escudería austríaca ha ganado 21 de las 22 carreras disputadas con el piloto neerlandés escuchando los acordes del himno de su país en 19 ocasiones. Traducido en 575 puntos para él en el Mundial de pilotos y 860 en el de Constructores tras sumar los 285 de su compañero de equipo Checo Pérez. Récord de siempre en la F1.

Sin embargo, con permiso del neerlandés, el otro gran protagonista de la temporada ha sido Fernando Alonso. El asturiano arriesgó cuando la temporada pasada decidió abandonar Alpine, cuarta escudería, para recalar en Aston Martin, séptima. El cambio era arriesgado e incluso se llegó a tildar de errático, pero el tiempo ha dado la razón al asturiano. Ha vuelto a sentirse competitivo con un monoplaza que le ha permitido bañarse en champán hasta en ocho ocasiones. “Ha sido una temporada increíble. Ser competitivo, saber que un fin de semana perfecto ofrece posibilidades de podio o victoria, te da un enfoque y un amor diferente hacia las cosas que haces”, explica.

Te puede interesar: El motivo por el que el ingeniero jefe de Mclaren sitúa a Alonso por delante de Verstappen: “Le hace ser único”

Aspiraciones altas, pero con los pies en el suelo

La satisfacción en Aston Martin con los resultados obtenidos es plena, pero eso no resta ni un ápice a la ambición del equipo de cara a la temporada que viene. Unas expectativas altas, pero reales. “Creo que la temporada pasada nos ayudó a dar un salto tan grande el hecho de no estar tan arriba en cuanto al punto de partida. Si tuviéramos que dar el mismo salto ahora nos pondríamos bastante por delante de Red Bull, lo cual no va a suceder”, analiza Tom McCullough, jefe de rendimiento de la escudería británica.

La segunda etapa en Fórmula 1 del asturiano comenzó marcada por malos resultados en Mclaren. Sin embargo, desde que llegó a Aston Martin su suerte ha cambiado

“Sinceramente, el año pasado estuvimos desarrollando el coche y al final del año estábamos mucho más cerca del cuarto equipo más rápido. Así que el salto, sí, empezamos mucho más cerca de la parte delantera de la parrilla, pero el salto no fue tan grande. Lo es si lo comparamos con el comienzo de 2022, pero no con el final de 2022 en realidad”, añade.

Te puede interesar: La millonaria suma que deberá pagar Red Bull a la FIA por ‘culpa’ de Verstappen para competir el año que viene en Fórmula 1

Igualdad en la parrilla

McCullough considera que, debido a que 2024 será el tercer año con el mismo reglamento, los equipos poco a poco irán convergiendo, tal y como se ha demostrado en este final de 2023, por lo que la igualdad será mayor y, por tanto, la competencia estará mucho más apretada que en las primeras carreras de esta temporada. “Si nos fijamos en el hecho de que ocho equipos diferentes terminaron entre los 10 primeros en Abu Dhabi y lo cerca que estábamos unos de otros, es increíble, ¿no? Y eso demuestra que con reglamentos estables siempre hay un punto de convergencia”.

“Algunos equipos han evolucionado muy bien su coche este año, pero creo que serían los primeros en admitir que también empezaron mal. Así que creo que el año que viene va a ser fantástico para la categoría, creo que de nuevo, la ejecución en pista va a ser importante, los márgenes no creo que vayan a ser demasiado grandes entre todos los equipos. Pero todo el mundo está tratando de conseguir ese extra de 10, 15 o 20 puntos más de carga aerodinámica que los demás, porque eso es lo que te dará la ventaja en la pista”, finaliza. McCullough rebaja las expectativas para 2024, pero la mente de Alonso ya está maquinando la forma de sacar ese rendimiento extra al coche.