Esta es la pensión que te queda si no has cotizado nunca o no sumas el tiempo suficiente

Para poder recibir el 100% de la prestación contributiva que gestiona la Seguridad Social es necesario haber estado afiliado en España un mínimo de 35 años

Compartir
Compartir articulo
Dos pensionistas consultan la cuantía de su prestación. (Freepik)
Dos pensionistas consultan la cuantía de su prestación. (Freepik)

Superada la franja de los 50 años, son muchas las personas que empiezan a soñar con el momento en el que podrán poner fin a su carrera laboral. Pero lo cierto es que, en España, para acceder a una pensión de jubilación se debe haber cotizado a la Seguridad Social un mínimo de años. A ello se une la necesidad de tener la edad exigida para poder recibir esta prestación, fijada en la actualidad en los 66 años y cuatro meses. De ahí que, quienes no han cotizado nunca o no sumen los años suficientes, se pregunten si tienen derecho a cobrar la pensión.

El Gobierno de España contempla las pensiones no contributivas para las personas que están en este tipo de situación y, por ende, alcanzan la jubilación sin haber trabajado. Lo que diferencia a estas prestaciones de las contributivas es que estas se cobran por los años que se han trabajado y su cuantía varía en función del periodo que se ha cotizado al organismo que está en manos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, liderado por Elma Saiz.

Te puede interesar: La pensión de viudedad mínima que vas a cobrar si tienes entre 60 y 64 años

Desde el 1 de enero de 2023, las cuantías contributivas y no contributivas registran una subida del 8,5 y 15%, respectivamente, tal y como aprobó el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Las segundas no dependen de las cotizaciones, porque no se producen, sino de la situación económica del solicitante, dado su carácter asistencial y que están pensadas para personas con escasos recursos. A esto le siguieron otros cuantos cambios: la reforma del sistema de pensiones, la subida de las prestaciones mínimas y máximas y los incentivos para retrasar la jubilación.

¿Puedo cobrar una pensión si no he cotizado?

Las pensiones no contributivas de jubilación están pensadas, entre otros, para las personas que no han cotizado nunca. Pero a ella solo se puede acceder si se cumplen los siguientes requisitos:

Te puede interesar: El pueblo más barato de Murcia para comprar una casa: viviendas desde 419 euros por metro cuadrado

  • Tener más de 65 años.
  • Acreditar que se carecen de ingresos suficientes para subsistir. Podrán pedir la prestación quienes tienen rentas inferiores a 6.784,54 euros. En caso de que se conviva con otras personas, esta cantidad aumenta y se tienen en cuenta las rentas de la unidad económica de convivencia.
El Gobierno prevé que las pensiones se revaloricen un 4% en 2024 por la inflación

Qué pensión te queda si nunca has cotizado

Las personas que no hayan cotizado nunca a la Seguridad Social tienen derecho a cobrar una pensión no contributiva. Resuelta la primera incógnita, sus posibles beneficiarios se plantean cuál es el ingreso mensual que recibirán. Y lo cierto es que esto lo marca el Estado cada año.

En 2023, la cuantía íntegra es de 484,61 euros al mes o 6.784,45 euros al año. Pero esta cantidad va aumentando cada ejercicio económico, en función de lo que marcan los Presupuestos Generales del Estado.

La pensión que recibes si has cotizado poco tiempo a la Seguridad Social

Aunque se dan los casos, no es lo más habitual que una persona alcance la edad legal de jubilación sin haber cotizado nada. Lo más frecuente es llegar a ese momento habiendo estado un tiempo afiliado a la Seguridad Social. No obstante, quienes no sumen, al menos, 15 años de cotizaciones, dos de los cuales tienen que haberse producido en los 15 años anteriores al retiro, deben conformarse con una pensión no contributiva. Es decir, tal y como si no hubiesen trabajado nunca.

Por ello, aquellos que superan esa franja, pueden recibir una pensión contributiva. Para obtener el 100% de la cuantía, es necesario haber trabajado 35 años, como mínimo. Cotizar menos supone cobrar solo un porcentaje de la base reguladora de la pensión. Si se han cotizado 15 años, se puede acceder al 50% y, por cada mes cotizado de más, se suma un porcentaje adicional.