Jude Bellingham: “Al principio no me gustaba para nada el fútbol”

El centrocampista del Real Madrid atendió a L’Equipe para recordar cómo se empezó a interesar por el fútbol y cuál es su futuro más inmediato

Compartir
Compartir articulo
El jugador inglés del Real Madrid Jude Bellingham. EFE/EPA/MOHAMMED BADRA
El jugador inglés del Real Madrid Jude Bellingham. EFE/EPA/MOHAMMED BADRA

Jude Bellingham aterrizó en la capital procedente del Borussia Dortmund. En el club blanco está consiguiendo unos números brillantes, convirtiéndose en un pilar fundamental para Ancelotti. Tanto es así que en el Clásico del pasado fin de semana en Barcelona, el inglés fue el autor de los dos tantos que dieron la victoria a su equipo, con remontada incluida. Estas buenas hazañas permitieron que el pasado lunes, en la gala del Balón de Oro, Bellingham recibiese el premio Kopa a mejor jugador menor de 21 años.

En medio de este contexto, en el que la figura de Jude se está convirtiendo en toda una estrella mundial futbolística, mejorando datos de la etapa de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, el inglés concedió una entrevista al medio francés L’Equipe, en la que habló sobre sus inicios en el fútbol, que al principio lo odiaba y luego comenzó a interesarse por este deporte; así como sus planes en el futuro más cercano. En todo momento se mostró feliz de estar consiguiendo hacer historia en el club blanco.

Te puede interesar: Medvedev ‘dedica’ una peineta al público en el Masters de París: “Son estúpidos y yo no voy a jugar así”

“Al principio no me gustaba para nada el fútbol. La verdad es que es una locura decir hoy que si alguien me quitara esto me volvería loco”, aseguró Jude, quien además recordaba que en los entrenamientos, cuando era un niño “se dedicaba a coger la hierba, las flores” para hacer “collares con las margaritas” y dárselos a su madre quien estaba fuera del campo viéndolo. “Lo mejor de toda esta historia es que probablemente es la razón por la que al final terminé por involucrarme en el fútbol”, apuntó el centrocampista, que confesaba que el entendimiento por parte de sus padres le ha ayudado a no sentir presión y poder desarrollar su ambición por el fútbol. Su padre siempre le decía que si quería jugar al pilla-pilla, jugase al pilla-pilla o se fuese a coger flores. “Mis padres nunca me obligaron a nada en ese sentido mientras me portara bien y ayudara a los demás. Imagino que el mundo para mí era el terreno de juego y todavía hoy me lo recuerdan”, recordó.

Alma competitiva

Jude es un claro competidor. Lo demuestra cada partido que disputa sobre el terreno de juego. A sus 20 años de edad, el inglés está demostrando de lo que es capaz como jugador tanto en su equipo como con su selección. “Mi amor por el fútbol viene por la competición, para ser honesto. Siempre he sido muy competitivo”, confesó Bellingham, quien además aseguraba que incluso en el pilla-pilla lo era. “Siempre quería coger las mejores flores o ser el más rápido al escondite. Y cuando iba creciendo tenía algunos problemas porque cuando perdía me enfadaba muchísimo. Me negaba a darle la mano al contrario. Aprendí a costa de eso a que debes ser respetuoso, pero es sobre todo la competición lo que me ha hecho amar este deporte”.

Con la mirada puesta en el día a día

“Siempre he visto el fútbol como algo que hay que afrontar día a día”, aseguró el centrocampista, quien confirma que le gusta pensar en el presente y no proyectar sus expectativas a largo plazo. “Hay que gente que se fija objetivos muy concretos, pero yo siempre pensaba que cada día había que dar lo mejor de uno mismo, ya sea en el entrenamiento o en el partido y ver hasta dónde me llevaba. Si en aquella época alguien me había dicho que pasaría tres años en Alemania, luego venir a España sin haber jugado antes en la Premier me habría chocado, la verdad. Me ha gustado siempre emplearme a fondo y tomar decisiones sin hacerme demasiadas preguntas”, confesó.

Es este pensamiento el que corrobora cuando recuerda su fichaje por el Dortmund: “Cuando fiché por el Dortmund podía haberme decantado por otros clubes, pero en el momento en el que firmé lo hablé con mi familia y dije que una vez que había firmado era mi decisión y que estaba tomada y que no había que hablar ya de otros clubes”. De su estancia en Alemania recuerda que a veces es “complicado” adaptarse a una nueva cultura, pero que intentó implicarse “lo máximo posible” y eso le ha facilitado las cosas, siempre agradecido a sus compañeros.

Mensaje para la afición blanca: “Quiero que la gente se dé cuenta de lo que estoy haciendo ahora mismo”

El inglés manifiesta su intención de que quiere que se le reconozca por lo que ahora está consiguiendo, sin pensar en lo que puede ser en un futuro ni en su corta edad. “Quiero que la gente se dé cuenta de lo que estoy haciendo ahora mismo. Si juegas bien ahora que eres joven, la gente solo piensa en lo que te vas a convertir en el futuro. Ahora estoy a un buen nivel, pero no tengo ganas de que hablen todo el rato de mi edad, aunque imagino que es parte del juego, sobre todo ahora con tantos talentos jóvenes alrededor. La gente mira al futuro cuando ya son grandes jugadores que tienen ya una gran influencia en el máximo nivel. Es algo un poco frustrante, pero en el campo me siento liberado. Es más fuera del campo donde piensas más en eso”.

Sus objetivos con el Real Madrid son claros, tiene una mentalidad ambiciosa, es competitivo y así lo demuestra: “En cinco años con el Madrid espero haber ganado cinco Champions, una Eurocopa y ojalá una Copa del Mundo”. Pero, volviendo a la realidad, Bellingham se mostraba “optimista” y no pensaba en que pueda perder un partido. “Hay que afrontar cada competición para ganarla porque si no, ¿cuál es el interés? Es muy complicado dar un número exacto de títulos, cuántos de aquí y de allá, prefiero centrarme en jugar bien y si en cinco años mi familia está sana y feliz es lo más importante para mí”. Así, él mismo está convencido de la buena proyección que tiene y que tiene que “seguir jugando” como lo está haciendo hasta ahora: “Estoy convencido de que puedo hacer cosas muy grandes”.