Kipchoge, al recoger el Premio Princesa de Asturias de los Deportes: “Un mundo que corre es un mundo feliz y un mundo feliz es un mundo en paz”

El atleta keniano, considerado el mejor corredor de maratones de la historia, ha querido reivindicar el poder unificador de la velocidad en su discurso: “Correr es testimonio de que todos somos uno”

Compartir
Compartir articulo
Eliud Kipchoge, durante su discurso por el Princesa de Asturias de los Deportes (EFE/Ballesteros)
Eliud Kipchoge, durante su discurso por el Princesa de Asturias de los Deportes (EFE/Ballesteros)

Eliud Kipchoge ha recibido este viernes el Premio Princesa de Asturias de los Deportes en Oviedo. El atleta keniano, considerado el mejor corredor de maratón de la historia, ha dedicado su discurso de agradecimiento a reivindicar las enseñanzas humanas que aporta su deporte, que puede romper fronteras si se lo propone.

“Correr no es sólo movimiento físico. Correr es un vehículo que tiene el poder de unirnos. Correr une a personas de todos los ámbitos de la vida, permitiendo que distintas culturas y trayectorias se unan para correr. Esa es una de las cosas que hacen que correr un maratón sea tan especial. Cuando corres, no importan tus orígenes, el color de tu piel. Correr es testimonio de que todos somos uno. Correr un maratón es una celebración”, ha resaltado Kipchoge durante su intervención en el Teatro Campoamor.

Te puede interesar: Así es Eliud Kipchoge, el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2023

Eliud Kipchoge junto a la actriz Meryl Streep (REUTERS/Vincent West)
Eliud Kipchoge junto a la actriz Meryl Streep (REUTERS/Vincent West)

El deportista africano no ha dejado pasar la ocasión de enfatizar que “un mundo que corre es un mundo feliz y un mundo feliz es un mundo en paz”, añadiendo que “alguien que termina un maratón es capaz de lograr cualquier cosa en la vida”. El trabajo en equipo, tan crucial en el panorama deportivo, ha salido a la palestra poco después: “No se puede apresurar el éxito. Requiere una actitud firme tanto en el deporte como en la vida. Sobre todo, requiere tener un equipo fuerte a tu alrededor. Uno no puede tener éxito solo: nos necesitamos unos a otros”.

Un árbol como símbolo de cada victoria

Kipchoge ha aprovechado sus palabras para confesar de qué manera celebra sus triunfos. Es un gesto sencillo, pero profundo, alejado de las fiestas. “Me gusta volver a mi campo de entrenamiento en Kenia y plantar un árbol. Mis compañeros de equipo y yo establecimos la tradición de plantar un árbol para celebrar nuestros éxitos por el camino. Ya que, una vez alcanzada la meta, el momento de gloria es fugaz. Pero la alegría que produce el crecimiento de un árbol dura muchas vidas”, ha revelado.

Te puede interesar: Leonor, espectacular en los Premios Princesa de Asturias 2023

Oviedo: la ciudad de los Premios Princesa de Asturias

“Debemos centrarnos en inculcar prácticas de sostenibilidad acertadas que permitan cuidar nuestro planeta. Quiero tender la mano para ayudar a salvar y hacer crecer los bosques en todo el mundo. La educación es el otro asunto importante y es clave para un buen desarrollo del mundo. Me he comprometido a ayudar a programas educativos dentro de Kenia, pero la educación concierne al mundo entero y me gustaría ir más allá”, ha expuesto el doble campeón olímpico sobre las labores que desarrolla su Fundación.

Kipchoge, al ganar el maratón de Berlín (Andreas Gora/Dpa)
Kipchoge, al ganar el maratón de Berlín (Andreas Gora/Dpa)

Para terminar, Kipchoge ha compartido su mantra con orgullo: “Ningún ser humano está limitado. Porque sólo podremos alcanzar la grandeza si creemos plenamente que no hay nada que nos detenga. No hay límites. Es nuestra mente la que nos lo hace creer de forma engañosa. Les insto, por lo tanto, a que miren al mundo así. A que vean el mundo sin límites y a que vean todo lo que es posible. También les invito a que empiecen a correr, no importa cuán lejos ni cuán rápido. Entonces, empezarán a sentir lo que yo siento. Un mundo que corre es un mundo feliz. Un mundo que corre es un mundo unido”.

El jurado del Princesa de Asturias de los Deportes 2023 “ha valorado la figura del deportista como referente del atletismo mundial y como mejor corredor de maratón de todos los tiempos”, recordando su condición de “dos veces campeón olímpico y poseedor del récord mundial de la prueba” (su compatriota Kelvin Kiptum se lo arrebató este octubre). “Kipchoge es el único hombre en la historia que ha logrado bajar de las dos horas en los 42,195 kilómetros, marca no reconocida oficialmente”, se destaca.

“Además de sus éxitos como deportista, desarrolla una importante labor social a través de la fundación que lleva su nombre, que se dedica a facilitar el acceso a la educación infantil y a la protección del medio ambiente”, sentencia el acta con el que se dio a conocer la entrega del galardón a Kipchoge.