Bellingham fulmina al Girona y el Real Madrid recupera el liderato de LaLiga

Los de Ancelotti, de nuevo en lo más alto de la tabla, superan con solvencia la complicada visita a Montilivi (0-3) en otra gran actuación del inglés, que cerró el triunfo con su sexto gol y le dio otro a Joselu. Tchouameni hizo el segundo tanto y Nacho terminó expulsado

Compartir
Compartir articulo
Bellingham en la acción del tercer gol del Real Madrid ante el Girona. REUTERS/Albert Gea
Bellingham en la acción del tercer gol del Real Madrid ante el Girona. REUTERS/Albert Gea

El Real Madrid vuelve a ser el líder de LaLiga. Los blancos regresan a la cabeza de la tabla después de superar al Girona, revolución en este inicio de campeonato, gracias a otra gran actuación de Jude Bellingham. El centrocampista inglés, que anotó su sexto gol y firmó una maravillosa asistencia, lideró a los de Ancelotti en duelo que se preveía de alto voltaje y que los blancos solventaron (0-3) en apenas unos minutos con dos martillazos. El primero se lo inventó Bellingham con una asistencia que tantas y tantas veces ha firmado Luka Modric. El británico tiró de exterior para dejar solo a Joselu ante Gazzaniga. El delantero, con la colaboración del meta, no falló. Aurélien Tchouaméni y el propio Bellingham cerraron un duelo que se enturbió en el descuento tras una fea entrada de Nacho a Portu que terminó con el defensa expulsado.

De inicio, el Girona aceptó el reto de defender el liderato contra el Real Madrid y propuso un ritmo muy alto y una presión muy elevada, con una excelente puesta en escena para demostrar que lo conseguido hasta ahora no era casualidad. Pudo hallar el premio antes del minuto 3, pero el cabezazo de Yangel Herrera a centro de Yan Couto desde la derecha se fue unos centímetros por encima del larguero. Pudo hallar el premio antes del minuto 4, pero el cabezazo de Viktor Tsygankov, tras aprovechar la pasividad de Eduardo Camavinga a centro de Miguel Gutiérrez desde la izquierda, se estrelló en el palo.

Te puede interesar: La dura entrada de Nacho a Portu que calienta el final del Girona - Real Madrid: expulsión, lesión y tangana

Las dos ocasiones, muy claras, acabaron de espolear e ilusionar a la afición local. Pero el Girona perdonó y el Real Madrid, no: en el minuto 17, sin aviso previo, Jude Bellingham, de nuevo titular tras descansar el miércoles, se inventó un pase a la frontal del área pequeña, a la espalda de Daley Blind, con el exterior del pie para que Joselu gritara su cuarto gol en su cuarta titularidad. El ‘14′ disparó al cuerpo de Paulo Gazzaniga, pero el guardameta argentino no pudo evitar el gol.

El 0-1 equilibró las fuerzas: dio tranquilidad al Real Madrid y dejó tocado al Girona, que, sin tiempo para recobrar el pulso, lamentó el segundo golpe tan solo cuatro minutos después. Tchouaméni, totalmente solo, cabeceó a la perfección un saque de esquina servido para Toni Kroos para encarrilar el duelo y celebrar su primera diana con el Real Madrid en su noche 59 de ‘blanco’.

El equipo rojiblanco reaccionó mejor al 0-2 que al 0-1 e intentó recomponerse para recuperar la iniciativa cedida, pero dio gracias por no llegar al descanso tres goles por detrás. Porque Gazzaniga, providencial, salvó al equipo en dos ocasiones: a la media hora en un mano a mano ante Bellingham y ya en el tiempo añadido en una potente y lejana volea de Kroos después de una recuperación de Vinícius Junior.

Movimientos de Míchel

Míchel intervino en el descanso con la entrada de Valery Fernández por Tsygankov, visiblemente cansado, y el Girona regresó al verde con la ilusión de imponer su estilo asociativo. Rozó el gol con dos cabezazos nada más arrancar como en el primer acto, pero, de nuevo, echó de menos acierto: Kepa neutralizó el de David López con una gran parada y el de Yangel se fue centímetros por encima del travesaño.

Te puede interesar: La respuesta de Jon Rahm tras el ataque de Estados Unidos en la Ryder Cup: “He hecho cosas mucho peores”

A la hora de partido, el técnico local recurrió a Cristhian Stuani y Portu en busca del gol que permitiera entrar en el encuentro, pero este no llegó. Sí llegó el 0-3, obra de Bellingham para sentenciar el encuentro.

Portu abandona el terreno de juego en camilla tras la entrada de Nacho. EFE/Siu Wu
Portu abandona el terreno de juego en camilla tras la entrada de Nacho. EFE/Siu Wu

Sávio Moreira perdió un balón en zona de construcción y el Madrid corrió al contragolpe: Gazzaniga desvió un duro disparo de Joselu, pero el rechace cayó a los pies de Bellingham y el centrocampista inglés, que diez minutos antes ya había rondado el gol, marcó a placer su séptimo tanto del curso. Ya en el tiempo añadido, Nacho Fernández fue expulsado, a instancias del VAR, por una terrible entrada sobre Portu, que se retiró llorando sobre la camilla.

*Información de EFE