Aitana presenta ‘alpha’: “Me encanta el reggaetón, pero no sé hacerlo”

La artista española emprende un viaje de madurez musical y personal para rendirse a los sonidos electrónicos. “Lo que más me apetece ahora mismo es producir”, declara

Compartir
Compartir articulo
La cantante Aitana en la presentación de su tercer álbum de estudio, 'alpha' (EFE/ Borja Sánchez Trillo)
La cantante Aitana en la presentación de su tercer álbum de estudio, 'alpha' (EFE/ Borja Sánchez Trillo)

“Al final sigue siendo pop comercial, no queramos engañar a nadie”, dice sobre alpha, su tercer álbum de estudio en el que explora una faceta musical alejada de los sonidos que han marcado su carrera. Hasta ahora, por lo menos. Aitana (Barcelona, 1999) afirma ser hija pródiga del cambio, una actitud que ha abrazado para este proyecto y que la ha conducido al futuro inmediato. De hecho, “ya estoy pensando en lo que viene, estoy haciendo música de otro rollo ahora”, indica a Infobae España.

Su disco habla de “amor y desamor”, pero lo hace desde una perspectiva en la que el deseo femenino y la sexualidad son protagonistas. El nombre del disco no pretende “definir a nuestra generación”, sino entablar una conversación “con la Aitana del futuro”. “La generación que nos va a suceder es la alpha, me parecía una palabra con mucho empoderamiento, porque siempre se ha hablado del macho alfa, no de la mujer alfa”, indica.

Te puede interesar: Rodrigo Cuevas: “No sé qué hace la gente en la ciudad, ¿friega los platos y luego va a gastar dinero?”

Tras dos años de gira, la catalana se encerró en el estudio. En apenas unos meses, alpha ya estaba listo. “Vi muy claro lo que quería hacer en este disco”, explica. Tras el lanzamiento de Formentera, con Nicki Nicole, y En el coche, Aitana supo que este era el sonido por el que quería apostar. “Tuve mucha inspiración”, un estado mental al que no siempre se llega con tanta facilidad.

“Yo nunca he sido una artista de baladas pop”, explica al ahondar en sus proyectos previos, Spoiler y 11 razones. En el primero, considera, “hizo un popurrí de muchas cosas”. En el segundo, “un disco más conceptual”. Ahora, con alpha, presenta “un álbum más de club” en el que explora su lado más catártico y con el que, incluso, se anima a ser deejay. Para Aitana, componer un álbum de música que se escuche en las discotecas comporta, al menos en castellano, abrazar “algo más urbano y de reggaetón” y, aunque le “encanta”, desconce cómo abordar el género. “No sé hacer reggaetón, lo he intentado, pero no sé hacerlo, por eso he seguido con lo mío, que es el pop”, explica.

Aitana en su era 'alpha' (Universal Music)
Aitana en su era 'alpha' (Universal Music)

Te puede interesar: El día que lloré en un concierto de Tini Stoessel

No es de extrañar, entonces, que el próximo paso natural para la intérprete sea convertirse en productora de sus propias canciones. “Me encantaría y, de hecho, me estoy montando un estudio en casa porque lo que más me apetece ahora mismo es producir”, dice. Aunque no sabe si lo haría en solitario, sí considera que es la mejor manera de “plasmar tú mismo las ideas”.

“Estoy montando un estudio en casa porque lo que más me apetece ahora mismo es producir”

“Nadie sabe qué hay detrás de cada canción”

La cara más privada de Aitana sigue siendo un bien de interés. Sus relaciones, su pasado, su fama repentina, el labial que usa, el champú que le alisa el cabello y su destino vacacional favorito. Ella, que denuncia el hecho de que sea siempre una persecución hacia la mujer y no hacia el hombre, no ve “las revistas del corazón”, no entra en sus redes sociales y, además, presume de tener “cosas silenciadas” en éstas. “No expongo mi vida, supongo que, por eso, la gente quiere saber más”.

Por el nivel de exposición con el que ha de lidiar, Aitana destaca la importancia de “preservar” su salud mental. “Cuido mi cabeza siempre que puedo y voy a terapia”, expone. El no profundizar en el qué dirán y en las historias que se imprimen en el papel couché le ha permitido empoderarse. “Ya no me importa tanto la opinión externa, quiero sentirme libre de hacer lo que quiera”, apostilla.

“Ya no me importa tanto la opinión externa, quiero sentirme libre de hacer lo que quiera”
Aitana presenta 'alpha', su tercer álbum de estudio (Universal Music)
Aitana presenta 'alpha', su tercer álbum de estudio (Universal Music)

Con su alpha tour a la vuelta de la esquina (que cuenta con un código de vestimenta de colores para cada una de las ciudades españolas y sobre el que no quiere revelar mucho, pues “tenemos preparada una fiesta”), la cantante reflexiona sobre los dobles estándares en la industria musical. “A las artistas mujeres se les exige más que a los hombres”, declara contundente. “Sólo hay que ver los ‘pedazo’ de shows que llevan Taylor Swift, Beyoncé, Rosalía o Karol G”, apunta. Aunque no quiere decir nombres, sí se lanza a afirmar que los conciertos de ellos son “más escuetos y aún así va muchísima gente”. Además, no se les exige “todas esas luces y petardos”.

Con alpha, Aitana demuestra que todoS los adjetivos que le habíamos adscrito a su música se disipan para dar paso a una etapa de exploración y, sobre todo, de ruptura. “Siempre va a haber un progreso con los años porque hay más experiencia y edad”, dice. Sin embargo, “nadie sabe muy bien qué hay detrás de cada canción” y es mejor que “ni lo intenten”, pues afirma ser una “persona muy exagerada” cuando se trata de componer. “Cambio muchas cosas [de mis letras] porque no voy a exponer mi vida”, concluye.