Sarina Wiegman, la arquitecta de Inglaterra que se hacía pasar por chico para jugar al fútbol

La seleccionadora inglesa, primera que alcanza una final de Mundial con dos selecciones diferentes, ha derribado barreras durante toda su vida. “Tengo mucho respeto por ella”, asegura Van Gaal. Es candidata a dirigir el combinado masculino

Compartir
Compartir articulo
Sarina Wiegamn durante el partido ante Colombian en el Mundial 2023 (REUTERS).
Sarina Wiegamn durante el partido ante Colombian en el Mundial 2023 (REUTERS).

El último obstáculo entre España y la gloria de ganar un Mundial tiene nombre y apellido: Sarina Wiegman. La seleccionadora de Inglaterra es la arquitecta de una de las selecciones más potentes del mundo. Suma 35 triunfos y una sola derrota, en un partido amistoso ante Australia. Desde que se sentara en el banquillo inglés en 2021 se ha proclamado campeona de la Eurocopa 2022 y ha sacado billete para la final del Mundial 2023. Anteriormente, había ganado la Eurocopa 2017 y alcanzado la final del Mundial 2019 con Países Bajos, país natal. Es la asombrosa carta de presentación de una entrenadora que quiere dejar a España sin su primera estrella.

Wiegman ya ha hecho historia convirtiéndose en la primera seleccionadora capaz de alcanzar una final de Mundial con dos países distintos. Ha derribado barreras tanto con Países Bajos como con Inglaterra. Asumió el cargo de la Oranje después de cuatro derrotas en cinco partidos y la convirtió en campeón de Europa y finalista de un Mundial. Mismos éxitos ha cosechado con The Lionesses, que se había quedado en las semifinales en los tres últimos grandes torneos hasta que llegó ella.

Bendecida por Van Gaal y posible sustituta de Southgate en Inglaterra

Lo de derribar barreras no es nuevo para Sarina. Es algo que lleva haciendo desde que tiene uso de razón. En Países Bajos estaba prohibido que las chicas jugasen en equipos masculinos, pero ella, que era una adicta al balón, se rapó el pelo para poder hacerlo con su hermano. Una vez unida a un club femenino, recibió la llamada de la selección a los 16 años y se convirtió en la primera futbolista en alcanzar las 100 internacionalidades con la Oranje. “Tengo mucho respeto por Sarina. Para los hombres, todo está dado. Esto es más difícil para las mujeres”, aseguró Louis Van Gaal, por aquel entonces seleccionador nacional de Países Bajos.

Te puede interesar: A qué hora juega España contra Inglaterra: horario y dónde ver el partido de la final del Mundial femenino de fútbol

Sarina Wiegman arenga a sus jugadoras durante el Mundial 2023 (REUTERS).
Sarina Wiegman arenga a sus jugadoras durante el Mundial 2023 (REUTERS).

Wiegman también se convirtió en la primera mujer en dirigir a un equipo masculino en su país, el Sparta Róterdam. Lo de romper límites es su rutina y en Inglaterra ya se especula con su posible desembarco en la selección masculina cuando se marche Gareth Southgate. “Si él se va, nuestra respuesta es que el reemplazo tiene que ser la mejor persona para el puesto. Sarina está haciendo un gran trabajo y esperamos que siga así durante mucho tiempo. Creo que podría hacer lo que quisiera en el fútbol. Si en algún punto del futuro decide que quiere cambiarse al fútbol masculino, será una conversación interesante, pero es su decisión”, aseguró Mark Bullingham, presidente ejecutivo de la Federación Inglesa.

Arquitecta de un grupo sólido y con el último precedente a su favor

Inglaterra ha sufrido mucho a lo largo de este Mundial. Ganaron por la mínima a Haití y Dinamarca, necesitaron los penaltis para eliminar a Nigeria en octavos de final, y tuvieron que remontar a Colombia en cuartos. Wiegman ha convertido a la selección inglesa en un grupo compacto, con un juego sin brillanteces, pero efectivo. En las semifinales ante Australia, Sarina optó por mantener la nueva formación con tres defensoras y dos carrileras que su equipo ha empleado en el Mundial.

Wiegman, además, ya sabe lo que es eliminar a España en un gran torneo. Las de Vilda cayeron ante Inglaterra en la última Eurocopa que finalmente se llevaron The Lionesses. Un año después de aquello, España está a un paso de la gloria mundialista, pero para lograrla, deberá superar consumar la revancha ante la Inglaterra de Wiegman.

Seguir leyendo: