Formación docente en el nivel primario, clave para la alfabetización digital y el futuro educativo

En un entorno donde la tecnología es omnipresente, es esencial que los estudiantes adquieran competencias digitales desde la primaria

Guardar

Nuevo

La educación enfrenta el desafío de adaptarse para preparar adecuadamente a los estudiantes para el futuro (Imagen ilustrativa Infobae)
La educación enfrenta el desafío de adaptarse para preparar adecuadamente a los estudiantes para el futuro (Imagen ilustrativa Infobae)

Actualmente, en un mundo cada vez más dominado por la tecnología, la educación enfrenta el desafío de adaptarse para preparar adecuadamente a los estudiantes para el futuro. Los docentes de los últimos años del colegio primario juegan un papel crucial en esta transición, y han mostrado un creciente interés en formarse para mejorar sus métodos de enseñanza. Los educadores no deben ser competentes en el uso de herramientas digitales, sino que también deben ser capaces de transmitir estas habilidades a sus estudiantes de manera atractiva y accesible.

Melina Maurer, Learning Producer Manager de Ticmas, destaca: “La clave del éxito radica en la integración de la tecnología en el currículo de manera transversal, lo que permite a los estudiantes desarrollar una comprensión intuitiva de las herramientas digitales mientras aprenden las materias tradicionales. Muchas veces nos preocupamos en aprender el lado técnico de las herramientas digitales olvidándonos de su uso potencial en el aula. Es por eso que es esencial pensar en formaciones con estrategias pedagógicas adaptadas a la era digital. Esto implica una formación continua que los ayude a mantenerse al día con las últimas innovaciones tecnológicas y sus aplicaciones educativas y desde Ticmas tenemos este enfoque.”

Para que la alfabetización digital a nivel primario sea exitosa, es crucial que los docentes estén bien formados y apoyados por recursos adecuados. Esto no solo equipa a los estudiantes con las habilidades digitales esenciales para su futuro, sino que también fortalece la capacidad de los docentes para innovar y responder a las necesidades educativas en constante evolución.

Los contenidos de Ticmas destinados a este segmento docente abarcan: Pensamiento computacional, Aprendizaje basado en proyectos, Aula invertida, Aprendizaje basado en servicios, De la evaluación tradicional a la evaluación formativa, etc.(Imagen Ilustrativa Infobae)
Los contenidos de Ticmas destinados a este segmento docente abarcan: Pensamiento computacional, Aprendizaje basado en proyectos, Aula invertida, Aprendizaje basado en servicios, De la evaluación tradicional a la evaluación formativa, etc.(Imagen Ilustrativa Infobae)

En respuesta a esta necesidad, la plataforma de formación docente de Ticmas ofrece una solución integral con cursos diseñados específicamente para capacitar a los maestros de nivel primario en nuevas metodologías educativas. “Ticmas proporciona una amplia gama de cursos que incluyen pensamiento computacional, aprendizaje basado en proyectos, aula invertida, aprendizaje basado en servicios y la transición de la evaluación tradicional a la evaluación formativa. Estas metodologías no solo modernizan la enseñanza, sino que también preparan mejor a los alumnos de primaria para enfrentarse a un entorno académico y profesional que exige habilidades críticas y creativas desde temprana edad” señala Diego Pasjalidis, head de Academy (área de higher education de Ticmas). Los contenidos de Ticmas destinados a este segmento docente abarcan:

Pensamiento computacional: este curso se centra en enseñar a los docentes cómo integrar el pensamiento computacional en sus clases de primaria. Esta habilidad es fundamental en el mundo actual, ya que fomenta la resolución de problemas de manera lógica y eficiente. Los estudiantes que desarrollan habilidades de pensamiento computacional desde una edad temprana tienen una ventaja significativa en áreas como la matemática y las ciencias.

Aprendizaje basado en proyectos (ABP): El ABP es una metodología que permite a los estudiantes aprender a través de la ejecución de proyectos reales. Esta forma de aprendizaje fomenta la investigación, la colaboración y la aplicación práctica del conocimiento. Los alumnos que participan en ABP desarrollan mejores habilidades de comunicación y liderazgo, y están más comprometidos con su aprendizaje.

Aula invertida: Esta metodología invierte el modelo tradicional de enseñanza. Los estudiantes adquieren conocimientos básicos fuera del aula, generalmente a través de vídeos y lecturas, y utilizan el tiempo de clase para actividades interactivas y prácticas. El aula invertida mejora la comprensión y retención de la información, y permite una atención más personalizada por parte del docente.

Aprendizaje basado en servicios: Esta estrategia educativa combina el aprendizaje académico con el servicio comunitario. Los estudiantes aprenden mientras resuelven problemas reales en su comunidad, lo que no solo mejora su comprensión de los temas estudiados, sino que también fomenta un sentido de responsabilidad y ciudadanía. Esta metodología aumenta el compromiso y la motivación de los alumnos.

En un entorno donde la tecnología es omnipresente, es esencial que los estudiantes adquieran competencias digitales desde la primaria (Imagen ilustrativa Infobae)
En un entorno donde la tecnología es omnipresente, es esencial que los estudiantes adquieran competencias digitales desde la primaria (Imagen ilustrativa Infobae)

De la evaluación tradicional a la evaluación formativa: Este curso aborda la transformación de las prácticas de evaluación, pasando de un enfoque centrado en pruebas estandarizadas a uno que se enfoca en el progreso continuo y el desarrollo de habilidades a lo largo del tiempo. La evaluación formativa permite a los docentes identificar las necesidades individuales de los estudiantes y ajustar sus métodos de enseñanza en consecuencia. Las evaluaciones formativas mejoran significativamente el rendimiento académico y la autoeficacia de los estudiantes.

La formación de los docentes de nivel primario en estas metodologías tiene un impacto directo y positivo en los alumnos. Los beneficios incluyen una mayor motivación y participación en clase, el desarrollo de habilidades críticas y creativas, y una mejor preparación para los desafíos del nivel secundario y más allá. Los estudiantes se convierten en aprendices más autónomos y responsables, capaces de aplicar sus conocimientos en contextos prácticos y reales.

Además, la implementación de estas metodologías puede contribuir a reducir las brechas educativas. Las metodologías activas y centradas en el estudiante son particularmente efectivas en contextos de diversidad y desigualdad, ya que promueven una educación más inclusiva y equitativa.

Un aspecto crucial de esta formación es la alfabetización digital de los jóvenes. En un entorno donde la tecnología es omnipresente, es esencial que los estudiantes adquieran competencias digitales desde la primaria. Los docentes capacitados en pensamiento computacional y otras metodologías modernas están mejor preparados para integrar la tecnología en sus clases de manera efectiva, preparando a los alumnos no solo para el éxito académico, sino también para un mundo laboral que valora las habilidades digitales.

La oportunidad de formación que ofrece Ticmas se alinea con las tendencias globales en educación que buscan adaptar el sistema educativo a las demandas del siglo XXI. Los docentes de primaria que se capacitan en estas metodologías están mejor equipados para guiar a sus alumnos en un mundo en constante cambio, preparándolos no solo para el éxito académico, sino también para ser ciudadanos críticos y comprometidos con su comunidad, desde sus comienzos.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias