Qué es la dismorfia de la productividad y cómo identificar sus síntomas

Este padecimiento puede afectar la vida laboral; de no atenderse se puede convertir en un gran problema de salud mental

Compartir
Compartir articulo
Este padecimiento no permite que se disfruten los éxitos laborales, ya que se tiene una visión alterada de lo que realmente ocurre en su vida como trabajador. (Imagen ilustrativa Infobae)
Este padecimiento no permite que se disfruten los éxitos laborales, ya que se tiene una visión alterada de lo que realmente ocurre en su vida como trabajador. (Imagen ilustrativa Infobae)

Debido a que en muchas ocasiones la vida laboral ocupa un amplio espectro de la vida cotidiana a de las personas es usual desarrollar algunos problemas de salud mental en torno a ello. ya sea entre el burnout, el síndrome del impostor o la dismorfia productiva, hay diferentes problemas que pueden surgir a raíz de el mundo del trabajo.

Aunque suene ajeno a lo laboral, la dismorfia también puede estar presente en la percepción del desempeño dentro del trabajo. De acuerdo con la Clínica Mayo, el trastorno dismórfico corporal es una enfermedad mental en el que no se puede dejar de pensar en uno o más defectos percibidos o defectos en la apariencia, así como la ampliación de un defecto que parece menor o que no puede ser visto por los demás.

Este trastorno pone a las personas en riesgo de obsesión, depresión y de padecer trastornos alimenticios. Sin embargo, desde hace un tiempo se ha identificado que la dismorfia también se encuentra en el mercado laboral. Fue Anna Codrea-Rado, autora especializada en el mundo del trabajo, fue quien acuñó el término como parte de contar su propia experiencia.

La dismorfia productiva puede llevar a la ansiedad y depresión. - (Imagen Ilustrativa Infobae)
La dismorfia productiva puede llevar a la ansiedad y depresión. - (Imagen Ilustrativa Infobae)

“Me he dado cuenta de que soy incapaz de ver mi propio éxito”, explicó Codrea-Rado en Refinery29 en 2022. “Si me miro en el espejo de mi vida productiva, no veo en el reflejo a una autora que ha publicado libros de éxito. Solo veo a una fracasada que comete muchos errores”, recalcó.

Síntomas de la dismorfia productiva

Ante ello, Anna Codrea-Rado conceptualizó la dismorfia productiva como esa “encrucijada” entre sentirse rebasado, tener ansiedad y padecer síndrome del impostor. Es decir, aún cuando la agenda de trabajo este llena, cuando no falten elogios sobre el buen desempeño laboral es imposible para la persona en cuestión ver los logros y el camino recorrido.

De acuerdo con Bussines Insider, quien entrevistó a la vicedecana del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, Dolores Liria, no se reconocen exactamente los origenes de la dismorfia laboral, ya que suelen activarse debido a distintos factores como lo pueden ser la personalidad, baja autoestima, mucha autoexigencia, así como un momento difícil en la vida.

Algunos de los síntomas que se pueden comenzar a experimientar en el desarrollo de esta condición mental son los siguientes:

  • Incapacidad de reconocer los logros propios.
  • Agotamiento.
  • Creencia generalizada de “no ser lo suficientemente bueno o buena”.
  • No sentirse lo suficientemente productivo.
  • Síndrome del impostor.
  • Ansiedad.
La dismorfia de la productividad produce estrés, preocupación constante y muchas veces merma el sueño y descanso en las personas. (Imagen ilustrativa Infobae)
La dismorfia de la productividad produce estrés, preocupación constante y muchas veces merma el sueño y descanso en las personas. (Imagen ilustrativa Infobae)

En caso de detectar más de alguno de estos síntomas es importante acudir con un profesional de la salud mental, ya que si la dismorfia laboral se convierte en un estado constante de la mente podría desembocar en falta de motivación, apatía, ansiedad, estrés, depresión, desarrollo de burn out y tener afecciones en la vida personal.

Finalmente, esta alteración de la percepción de la realidad caminará hasta volverse una realidad por tener una repercusión en el desempeño laboral que demuestra el trabajador.

Cómo superar la dismorfia productiva

Si las personas se identifican con este tipo de síntomas es importante trabajar en ello para dejar de padecer la dismorfia laboral. Además de asistir a terapia para lograr superar la baja autoestima y mejorar la autopercepción, Lindsey Ellefson, periodista especializada en salud mental, aconsejó llevar una lista en papel de tareas pendientes junto con las que ya están concluidas para hacer tangibles las tareas hechas y a realizar.

En muchas ocasiones las personas se saturan de actividades intentando "aumentar su productividad".  (Imagen ilustrativa Infobae)
En muchas ocasiones las personas se saturan de actividades intentando "aumentar su productividad". (Imagen ilustrativa Infobae)

Si las personas aún sienten que no es suficiente lo que hasta ahora han hecho, es importante concentrarse en la lista de tareas y celebrar cada tarea que se cumple, por pequeña que parezca. También es bueno aceptar y reconocer los cumplidos que se hagan sobre el trabajo.

Incluso si se fracasa en alguna situación, se puede contemplar como una oportunidad de mejora, en lugar de que hunda y afecte el autoestima de la persona en cuestión. Una parte que poco se habla, pero que es muy importante, es descansar; tanto dormir las horas adecuadas como el descanso mental del trabajo y ocupar el tiempo libre en actividades motivadoras, divertidas y no forzosamente productivas.

Según Business Insider, hay que replantearse la idea de productividad, ya que no se necesita todo el tiempo hacer cosas que deban “dejar algo”, sino eso se convierte en un “rasgo tóxico”.