En plena discusión por el regreso de las clases, el 72% de los chicos quiere volver a la escuela

Surge de un estudio de Unicef y Google, que encuestó alumnos de secundaria. Hoy se esperan definiciones para los estudiantes de los últimos años de cada nivel

mafernandez@infobae.com
Los chicos siguen con clases a distancia desde el 16 de marzo (Foto: Cuartoscuro)
Los chicos siguen con clases a distancia desde el 16 de marzo (Foto: Cuartoscuro)

En las últimas semanas, se instaló con firmeza la discusión por el regreso de las clases presenciales. Funcionarios, tanto del oficialismo como de la oposición, se pronunciaron al respecto. Se organizaron las primeras manifestaciones de padres pidiendo la reapertura escolar. Mientras hoy se aguarda por una definición, se conoció también la voz de los chicos. Y fue contundente: el 72% señaló que quiere volver a la escuela.

Los datos se desprenden de un estudio que hicieron en conjunto Unicef y Google. Los resultados dejan en claro que los chicos extrañan el contacto directo con sus compañeros y docentes. El 55% manifestó “muchas ganas” de volver a las aulas.

La encuesta se realizó hace apenas unas semanas. La respondieron 852 adolescentes de entre 14 y 19 años, que concurren a la secundaria en distintas provincias del país. Durante la presentación, sus promotores aclararon que no se trata de una muestra representativa, pero que va en línea con otros estudios que reflejan resultados similares.

“Siempre se habla de que los chicos viven en las redes sociales y que el contacto virtual es suficiente. Todos los estudios muestran que hay un impacto en su salud mental y que necesitan el contacto con el otro. Más aún en la adolescencia, cuando el vínculo entre pares es constitutivo de la identidad. Se aprende mucho compartiendo el espacio”, explicó Cora Steinberg, especialista en educación de Unicef.

Solo los chicos que tienen acceso a Internet y dispositivos respondieron la encuesta. Por lo cual, es de esperar que ese porcentaje sea incluso mayor, ya que no contestaron quienes más necesitan de la presencialidad. “Hay mucha coincidencia en chicos y chicas a la hora de decir que quieren volver a clases presenciales. Hasta los más remolones expresan la importancia de volver. Sabemos que se va a regresar a una escuela diferente”, agregó Steinberg.

Esa escuela diferente se plantea para el corto y mediano plazo en una modalidad dual: encuentros presenciales con grupos reducidos de alumnos, que asisten en forma alternada, al mismo tiempo que otro sigue con clases a distancia.

Hasta el momento, en el país solo retornó el 0,2% de la matrícula total. San Luis se sumó el lunes con doce escuelas a Formosa y La Pampa, las otras dos provincias que pudieron sostener la apertura educativa en las zonas rurales. Catamarca, San Juan y Santiago del Estero debieron dar marcha atrás por las restricciones a la circulación que dispusieron sus gobernadores, por brotes de contagios que no tuvieron relación con la actividad escolar.

Hoy desde las 18 se llevará adelante una reunión de trabajo entre todos los ministros de Educación del país. La encabezará el ministro nacional, Nicolás Trotta, quien ayer reiteró la necesidad de priorizar los últimos años de cada nivel e impulsar actividades “no escolares” con ellos, por ejemplos en clubes o espacios abiertos. “No hace falta que esté la vacuna para iniciar la vuelta a las aulas”, también planteó.

El lunes volvieron 170 alumnos en San Luis
El lunes volvieron 170 alumnos en San Luis

“En la reunión de hoy la propuesta va a ser acelerar la marcha con los últimos años de nivel”, dijeron a Infobae fuentes de la cartera educativa. Hoy se avanzará sobre los índices epidemiológicos que cada jurisdicción trabajó y mañana se llevará a cabo una sesión del Consejo Federal para oficializar las definiciones.

Lo que menos les gusta a los chicos de las clases a distancia, según surge del relevamiento, es justamente la falta de contacto directo con compañeros y docentes. Al contrario, lo que más disfrutan es la flexibilidad de horarios que permite la modalidad virtual. A muchos adolescentes les gustaría sostener esa autonomía incluso cuando se retome el ciclo lectivo presencial.

Antes de la suspensión de las clases, hace ya casi siete meses, el 60% dice que solo algunos maestros incorporaban la tecnología en la dinámica escolar. La cuarentena obligó a una migración total y los alumnos valoran positivamente el esfuerzo de los docentes para adaptarse a la contingencia.

Los alumnos consideran que la cuarentena es un punto de no retorno para el sistema educativo. El 65% piensa que las tecnologías se usarán “mucho más que antes” cuando la pandemia haya pasado. “Me gustaría que los profesores sigan enviando videos explicativos remarcando temas que no se entendieron en clases”, señaló un estudiante. “Me gustaría mantener esa posibilidad de acceder al contenido dado siempre”, sumó otro.

Seguí leyendo:

Expectativa por un anuncio del Ministerio de Educación sobre el posible retorno a las clases presenciales