La secretaría de Asuntos Estratégicos trabaja en un proyecto de ley para promover la industrialización del litio

“El objetivo de la iniciativa es torcer la inercia de las reglas de juego vigentes”, aseguró la titular del área, Mercedes Marcó del Pont

Compartir
Compartir articulo
 Trabajadores hacen tareas en el salar de Tolillar, en Salta (REUTERS/Agustin Marcarian)
Trabajadores hacen tareas en el salar de Tolillar, en Salta (REUTERS/Agustin Marcarian)

El Gobierno trabaja en un proyecto de ley que promueve la industrialización del litio.

“El objetivo de la iniciativa es torcer la inercia de las reglas de juego vigentes. De lo contrario se cristalizará un extractivismo que profundizará la primarización de las exportaciones”, sostuvo la secretaria de Asuntos Estratégicos, Mercedes Marcó del Pont. “El camino de la industrialización del litio requiere plantear y discutir reglas de juego para que la participación de nuestro país sea a través de la generación de soberanía tecnológica y empleos de calidad que impulsen el agregado de valor en todos los eslabones de la cadena”, expresó la funcionaria.

Durante una reunión sobre el desarrollo de vectores productivos estratégicos realizada en la Casa Rosada, Marcó del Pont consideró que “no podemos perder claridad frente a lo que sucede a nivel global, el litio es un recurso natural crítico que el mundo demanda con avidez por las necesidades que impone la transición energética. La forma de pararnos frente a esta situación no son más que dos: extractivismo o industrialización, esos son los dos proyectos que están en discusión en nuestro país”.

Mercedes Marcó del Pont
Mercedes Marcó del Pont

Para la titular de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, “es necesario fomentar el desarrollo industrial aguas abajo, promoviendo la creación de empleo de calidad y el desarrollo territorial armónico. Si Argentina deja pasar esta oportunidad, corre un riesgo certero de desindustrializarse, empezando por el sector automotriz. Si no hacemos baterías no hay forma que podamos sostener una industria automotriz competitiva y con integración nacional. Argentina tiene la capacidad humanas, tecnológicas e industriales para encarar este desafío”.

Por eso la Secretaria de Asuntos Estratégicos sostuvo que “la transición energética es mucho más que la posibilidad de contar con divisas para aliviar la restricción externa, el desarrollo de la economía del litio es una oportunidad para fortalecer la industrialización y reducir las brechas territoriales que tiene nuestro país”.

Marcó del Pont había señalado hace dos semanas que “nuestro gobierno no puede terminar sin haber puesto en discusión marcos regulatorios que, entre otros aspectos, garanticen la disponibilidad de una cuota de litio para su industrialización en Argentina”. Entonces, la funcionaria remarcó que “junto con la Mesa del Litio y las áreas de Minería, Energía, Interior, Industria y Ciencia y Tecnología avanzamos en la elaboración de un proyecto de ley que compatibilice la potencialidad exportadora con la disponibilidad del recurso para la industrialización local, un proyecto que permita reducir las asimetrías existentes al interior del país”.