El presidente del BBVA, Francisco González (EFE)
El presidente del BBVA, Francisco González (EFE)

El BBVA –banco que preside Francisco González– anunció el cierre de más sucursales a partir de febrero de 2017, a raíz del auge de la banca online. Según informó la entidad española a través de un comunicado corporativo, se cerrarán 132 oficinas ante el "creciente" uso de los canales digitales y remotos por parte de los clientes.

Esta cifra se suma a las 100 que cerrará a finales de este mes bajo la marca BBVA y otras 436 correspondientes a Catalunya Caixa (CX). De esta forma, en 90 días la entidad se habrá desprendido de un total de 668 locales.

"BBVA analiza de forma permanente su red de oficinas en España para desarrollar planes que le permitan ofrecer un mejor servicio a sus clientes y ser más eficiente", señala el comunicado y recuerda que el banco "fue pionero en el desarrollo de un modelo de relación basado en Centros Bancarios de Clientes (CBCs) y en una red de sucursales. Esto permite combinar especialización con cercanía, adaptándose a las demandas de los clientes".

El texto agrega que "las sucursales financieras seguirán jugando un papel fundamental en BBVA pero su rol está cambiando, ya que los clientes acuden cada vez menos a las oficinas e interactúan más por canales no presenciales".

De cualquier forma, desde BBVA explicaron que continúan "siendo la segunda mayor red del país, con 3.173 sucursales" en España. Además, aclararon que todas "las ciudades de más de 15.000 habitantes contarán con presencia física de BBVA".

Hoy en día el BBVA cuenta en España con 3,7 millones de clientes digitales y el 16% de las operaciones se realizan por ese canal. Además, el número de clientes remotos registra un crecimiento exponencial, lo que ha permitido llegar en un año a 400.000 usuarios.