Oficializaron la entrega del bono de $70.000 para jubilados

La ayuda económica fue anunciada como parte de las medidas que el Gobierno planea implementar para fortalecer los ingresos de los jubilados y pensionados

Guardar

Nuevo

El Gobierno estableció que un tope para aquellos que superen el monto mínimo (Getty Images)
El Gobierno estableció que un tope para aquellos que superen el monto mínimo (Getty Images)

El Gobierno oficializó el bono de $70.000 para jubilados y pensionados que será abonado durante junio, como medida para reforzar la capacidad adquisitiva de los beneficiarios del sistema previsional. Aquellos titulares que perciban el monto mínimo accederán al monto total, mientras que el resto recibirán la suma necesaria para alcanzar el tope fijado en $276.931,10.

Con la aprobación del presidente Javier Milei, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, la publicación del Decreto 440/2024 en el Boletín Oficial habilitó el pago de la ayuda económica previsional, la cual sería la última previo a que entre en vigencia en julio la nueva fórmula de movilidad que se ajusta según el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Las personas que podrán acceder a la compensación económica serán aquellas que se encuentren inscriptas como titulares de prestaciones otorgadas por la ANSES, de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), pensiones no contributivas por vejez, invalidez, madres de 7 hijos o más, pensiones no contributivas y pensiones graciables que son abonadas por la ANSES.

De esta manera, el Gobierno estableció que los beneficiarios que cobren un monto menor o igual a $206.931,10 recibirán la suma total de $70.000, mientras que el bono será menor para aquellos que perciban un pago mensual superior a la mínima. De esta manera, se fijó un tope de $276.931,10 que permitirá calcular cuál sería la cifra correspondiente en cada caso. Por ejemplo, si un jubilado percibe un total neto de $250.000 mensuales, el próximo mes recibirá $26.931,10 en compensación.

El bono será entregado como medida para combatir el impacto de la inflación en los haberes de los jubilados y pensionados (NA)
El bono será entregado como medida para combatir el impacto de la inflación en los haberes de los jubilados y pensionados (NA)

En paralelo, las autoridades señalaron que la medida fue implementada como un paliativo para que el sector de menor ingresos pudiera hacer frente a la situación económica y social actual. “La República Argentina se encuentra atravesando una situación de inédita gravedad, generadora de profundos desequilibrios que impactan negativamente en toda la población”, reconocieron.

“La grave situación socioeconómica que atraviesa nuestro país ha ocasionado, entre otras cuestiones, un alza acelerada del índice de precios, con especial incidencia en los adultos mayores de menores ingresos”, apuntaron al remarcar la necesidad de ofrecer políticas públicas de sostenimiento económico para este sector.

A lo largo del año, el Gobierno otorgó varios bonos mensuales destinados a reforzar los ingresos de las personas inscriptas en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), ya que estas se encuentran en el escalón correspondiente al sector de ingresos bajos. Por este motivo, uno de los focos de la gestión libertaria se centró en revertir la situación económica que atraviesan los jubilados y pensionados.

De esta forma, en enero y febrero se pagaron bonos por un monto máximo de $55.000. No obstante, la cifra tuvo que volver a ser calculada producto de la inflación acumulada, por lo que en marzo, abril y mayo se determinó que el tope de la ayuda económica sea de $70.000.

Los pagos estarán a cargo de la ANSES
Los pagos estarán a cargo de la ANSES

Por otro lado, se espera que la medida aumente su nivel de efectividad, debido a que en junio también se liquidará el aguinaldo. Sumado a esto, el Indec adelantó que los haberes se verán beneficiados por un incremento del 8,8%, correspondiente a la cifra inflacionaria obtenida durante abril de 2024.

El aumento mensual de los haberes, ajustado según el índice de inflación, fue instaurado por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 274. Esta disposición gubernamental alteró cómo se actualizan las prestaciones. Específicamente, el decreto estipula que la fórmula establecida por la ley 27.609, en vigor desde 2021, dejará de aplicarse en julio. Además, determina que el trimestre actual, que abarca de abril a junio, es una fase de transición que conecta el método anterior de ajustes con los nuevos aumentos basados en la variación del índice de precios al consumidor.

De hecho, no se prevé un aumento adicional más allá del ajuste por inflación de abril. Para realizar la comparación estipulada por el DNU (entre el resultado de la fórmula que será reemplazada y el incremento de tres meses), se considerarán los ajustes mensuales por inflación y el 12,5% otorgado en abril como un “incremento extraordinario”.

Guardar

Nuevo