Tarifas de servicios públicos: cómo serán los próximos aumentos en luz, gas, agua y transporte

Luego del impacto de los fuertes incrementos del primer cuatrimestre, habrá nuevas actualizaciones que se aplicarán desde mayo

Compartir
Compartir articulo
El “sinceramiento” de los cuadros tarifarios es parte del objetivo oficial de reducir el gasto en subsidios (Imagen Ilustrativa Infobae)
El “sinceramiento” de los cuadros tarifarios es parte del objetivo oficial de reducir el gasto en subsidios (Imagen Ilustrativa Infobae)

En los primeros cuatro meses de gestión el gobierno de Javier Milei avanzó con fuertes aumentos en los servicios públicos y precios en sectores regulados que se mantuvieron pisados en los últimos años. Ese proceso continuará en mayo con otra ronda de incrementos en electricidad, gas, agua, combustible y transporte, principalmente.

El “sinceramiento” de los cuadros tarifarios es parte del objetivo oficial de reducir el gasto en subsidios, para apuntalar el superávit fiscal, y cubrir la mayor parte de los costos. El Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió en la última semana en reiteradas oportunidades el ajuste que comenzó el 10 de diciembre.

El avance en ese sentido sobre las tarifas de luz y de gas fue sustancial, aunque el desequilibrio heredado está lejos de resolverse. La cobertura de lo que pagan los usuarios por esos servicios se acercó en promedio a niveles similares a los que dejó el gobierno de Cambiemos en 2019, antes del congelamiento que aplicó el Frente de Todos en gran parte de su gestión.

Se estima que 7 de cada 10 usuarios todavía pagan menos del 10% del costo total de la energía

De todos modos 7 de cada 10 usuarios todavía pagan menos del 10% del costo total de la energía, por lo que el gasto en subvenciones no se encuentra resuelto y avanzar en esa corrección implicará fuertes aumentos en el futuro.

El peso de las facturas sobre los sectores de altos ingresos marcó un nuevo récord en abril y es superior al último máximo de febrero de 2019.

Energía eléctrica

La consultora Economía y Energía realizó una estimación sobre cómo impactó el aumento en el costo de la electricidad, el transporte y la distribución que comenzó a regir en febrero. Las boletas que llegaron en marzo reflejaron parte de ese salto y las de abril contendrán el impacto pleno.

Aumentos de energía eléctrica según la consultora Economía y Energía
Aumentos de energía eléctrica según la consultora Economía y Energía

Destacan los analistas que las facturas de este servicio están compuestas por cuatro ítems: el costo de la energía, el costo del transporte, el servicio de distribución y los impuestos.

Cada hogar paga distinto en base a su nivel de consumo y dependiendo de a qué sector pertenece en base a la segmentación de subsidios vigente: Nivel 1 (ingresos altos ), Nivel 2 (ingresos bajos ), Nivel 3 (ingresos medios).

  • Las boletas promedio mensuales saltaron 183% para los usuarios residenciales de ingresos altos: de $10.467 a 29.637 pesos.
  • Para los hogares de ingresos bajos la suba fue de 185%: de $3.970 a 11.313 pesos.
  • La franja de ingresos medios acusó incrementos de 177%: de $5.518 a $15.260, en promedio.

Ante las medidas que definió la Secretaría de Energía, a estos incrementos se sumarán las actualizaciones mensuales en el costo de distribución en el consumo de abril. Y hacia adelante aún no se definió como será la quita pendiente de subsidios.

Gas natural

Desde abril comenzaron a regir los nuevos cuadros tarifarios para el servicio de gas natural por redes en todo el país, los cuales contienen fuertes aumentos en las boletas que pagarán los usuarios. Ese impacto tendrá diferentes magnitudes entre regiones, en donde las zonas más frías del país afrontarán mayores incrementos estacionales a medida que se acerque el invierno.

Un usuario de altos ingresos de la categoría R2, que con el cuadro tarifario de diciembre pagaba $4.846, pasará a abonar $21.522 desde abril (IIEP)

El Observatorio de Tarifas y Subsidios en el Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP), que depende de la UBA y el Conicet, publicó un análisis en el que detalla que las facturas promedio del país para un usuario de altos ingresos de la categoría R2, que con el cuadro tarifario de diciembre pagaba $4.846, pasará a abonar $21.522 desde abril.

A su vez, la factura promedio del país para un usuario N 2 saltó de $2.247 a $12.913 mientras que la factura promedio del país para un usuario N 3 (hogares de ingresos medios) pasó de $2.598 a $14.439 en abril.

Observatorio de Tarifas y Subsidios en el Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP)
Observatorio de Tarifas y Subsidios en el Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP)

“Estos incrementos implican que, en promedio, en el país ante igual consumo, un usuario N 1 afronta un incremento del 344% respecto al cuadro tarifario vigente en diciembre de 2023. A su vez, los usuarios N 2 de bajos ingresos y N 3 de ingresos medios enfrentan, en promedio, facturas finales 475% y 456% más elevadas”, detalló el IIEP.

Pero eso no será todo. Desde mayo las boletas se actualizarán mensualmente en el componente base para mantener constante sus valores en términos reales, a lo que se sumará el efecto del pico de consumo invernal. De cara al período de mayor frío, los usuarios recibirán un “triple impacto” que podría hacer saltar sus facturas hasta 1.300% acumulado entre marzo y julio.

Agua de red

El Gobierno habilitó el último viernes a Agua y Saneamiento Argentina (AySA) a aplicar un aumento promedio del 209% en sus tarifas de agua potable y cloacas. La suba comenzará a regir a partir de abril en el AMBA, con las boletas que llegarán a los usuarios en mayo, pasará de $5.290 a $16.300, en promedio.

La Resolución 9/2024 de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación también dio luz verde a la indexación mensual que había pedido la empresa, por lo que las facturas comenzarán a aumentar desde junio por un coeficiente determinado por la inflación y la variación de los salarios; y en agosto, habrá una nueva revisión tarifaria.

Cuadro con las propuestas de aumentos de Aysa abril.
Cuadro con las propuestas de aumentos de Aysa abril.

Fuentes de AySA aclararon que se mantendrá el beneficio de tarifa social y comunitaria. También continuará vigente el subsidio del 15% para los zonales bajos, segmento que representa al 40% de sus clientes.

La compañía explicó que con estas decisiones dejará de necesitar subsidios a partir del tercer trimestre, porque prevé alcanzar el equilibrio financiero.

Transporte de pasajeros

Desde abril comenzó a regir un pasaje más caro para los usuarios de transporte público del AMBA que no tengan su tarjeta SUBE registrada: abonarán una tarifa mínima de tren de $260 y de colectivo de $430. En cambio, quiénes hayan hecho el trámite continuarán sin cambios en las tarifas de trenes y colectivos: $130 y $270, respectivamente.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) convocó para el próximo 25 de abril a una audiencia pública para revisar la tarifa de subtes, la cual se ubica en $125, con la propuesta de aumentarla a $574 para abril, $667 en mayo y $757 desde junio próximo.

Los nuevos boletos de colectivos y trenes AMBA,.
Los nuevos boletos de colectivos y trenes AMBA,.

Combustibles

La nafta y el gasoil aumentaron en torno a 5% después del fin de semana largo de Pascuas debido a una nueva actualización del impuesto a los combustibles, según el cronograma que definió el Gobierno, y el deslizamiento del dólar oficial al ritmo de 2% por mes.

La nafta y el gasoil aumentaron en torno a 5% después del fin de semana largo de Pascuas debido a una nueva actualización del impuesto a los combustible
La nafta y el gasoil aumentaron en torno a 5% después del fin de semana largo de Pascuas debido a una nueva actualización del impuesto a los combustible

El ICL estuvo congelado desde mediados de 2021 hasta febrero último, cuando comenzó a aplicarse la primera de cuatro cuotas de incremento en base a la inflación trimestral de 2021 y 2022. El Ministerio de Economía espera sumar 0,5 puntos porcentuales del PBI adicionales este año por este concepto para compensar el intento fallido en el Congreso de subir las retenciones sobre las exportaciones.

El 1 de marzo se computó la actualización del tributo correspondiente al primer trimestre del 2023; y para los próximos días se espera la cuota de abril sobre el segundo trimestre y en mayo llegará la del cuarto, que será la de mayor impacto por la aceleración inflacionaria que generó la devaluación de diciembre.