La Armada abordó un barco chino que pescaba ilegalmente en el Mar Argentino

Lo interceptó mientras pescaba 12 millas al interior de la Zona Económica Exclusiva del País, en un operativo inédito porque participan una corbeta, un helicóptero, dos semirígidos con personal militar y un avión Hércules con el ministro de Defensa, Luis Petri, y el comandante del estado mayor conjunto, Xavier Julián Isaac

Compartir
Compartir articulo
La Armada interceptó a un barco chino pescando ilegalmente
La Armada interceptó a un barco chino pescando ilegalmente

La Armada Argentina interceptó a las 22 hs del martes un buque chino que pescaba ilegalmente 12 millas al interior de la Zona Económica Exclusiva del País (ZEE) o Mar Argentino.

La nave infractora se resistió durante varias horas a cumplir las órdenes de la Corbeta Espora y el Patrullero Oceánico Cordero de la Armada Argentina para ser abordado y dirigirse a puerto para su inspección.

El buque chino que fue identificado, pero su nombre no fue divulgado, finalmente pudo ser abordado por inspectores de la Subsecretaría de Pesca de la Nación en horas de la mañana, este miércoles.

La conducta engañosa del buque se constató porque luego de ser detectado, abandonó la ZEE, pero volvió a ella horas después pensando que las naves argentinas no volverían por varios días. Pero la corbeta y el patrullero oceánico, debido a un cambio de derrota, retornaron a la zona y constataron la operación irregular del bacrco.

Es un operativo inédito porque participan una corbeta, un helicóptero, dos semirígidos con personal militar y un avión hércules que se dirige a la zona y en que que vuelan el ministro de Defensa, Luis Petri, y el comandante del estado mayor conjunto, Xavier Julián Isaac.

Los precedentes

La Argentina sufre una grave depredación de especies como el calamar y la merluza negra por parte de embarcaciones extranjeras, sobre todo de bandera china, que pescan en el suroeste del Atlántico.

El área, ubicada a unos 500 kilómetros al este del Golfo San Jorge, en la frontera de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), es un tesoro de biodiversidad, clave para el desove y la alimentación de aves y mamíferos marinos, como la ballena franca austral.

Pesqueros chinos
Pesqueros chinos

La actividad de los buques chinos en esa zona pasó de 61.727 horas por cada 500 kilómetros cuadrados en 2013 a 384.046 horas en 2023, según datos de la plataforma Global Fishing Watch.

El esfuerzo pesquero aparente se mide por el encendido de los sistemas de identificación automática de los buques (AIS), un dispositivo similar al GPS que permite evitar colisiones pero que los barcos a veces apagan para ingresar ilegalmente en las aguas argentinas, indicó EFE.

Desde 1986, las autoridades argentinas han capturado 80 buques pesqueros de bandera extranjera, doce de ellos chinos, el último en 2020, recordó.

El último barco capturado

La semana pasada se supo que le buque pesquero Tai An, propiedad de la empresa Prodesur, del empresario de origen chino Liu Zhijiang, había pescado de manera ilegal un importante cargamento de merluza negra, una codiciada y protegida especie. No solo el Tai An no tenía permiso para realizar esa pesca sino que además capturó ejemplares jóvenes del animal, algo prohibido para evitar su depredación.

Liu Zhijiang (El diario del Fin del Mundo)
Liu Zhijiang (El diario del Fin del Mundo)

Ayer se supo que el Gobierno a través de la Subsecretaría de Pesca, decomisó las casi 140 toneladas de merluza negra capturada de forma ilegal por un buque argentino.

“El operativo se realizó luego de que empresas privadas denunciaran verbalmente ante la autoridad de aplicación que el barco Tai An (propiedad de la empresa Prodesur) se encontraba pescando de forma ilegal en zona de protección de juveniles de merluza negra. Tras esto, el Subsecretario de Pesca, Juan Antonio López Cazorla, comenzó a seguir el derrotero del barco”, destacó el comunicado oficial.

Las autoridades constataron que Prodesur no contaba con la cuota autorizada para la pesca de este ejemplar y superaba ampliamente las 5 toneladas autorizadas de manera “incidental”, en relación al máximo permitido que puede entremezclarse en el cardumen que se pesca.

“De las 139 toneladas de merluza negra decomisadas -y amparado en el artículo 53-, la autoridad de pesca ordenó sustituir por un importe en dinero equivalente al valor de mercado al momento de arribo a puerto del buque en cuestión. Este monto asciende, al día de hoy, a 2.500 millones de pesos que serán ingresados al Fondo Nacional Pesquero (Fonape)”, se indicó.