El BCRA cerró marzo con récord de compras en el mercado pero las reservas cayeron USD 1.115 millones en dos días

La entidad acumuló un saldo a favor de USD 2.882 millones en el último mes. Las reservas cayeron en USD 500 millones por el pago de compromisos con el exterior

Compartir
Compartir articulo
El BCRA culminó un mes de marzo récord en cuanto a compras en el mercado.
El BCRA culminó un mes de marzo récord en cuanto a compras en el mercado.

En una rueda con operaciones de contado por USD 309,8 millones, el Banco Central absorbió USD 29 millones a través de su intervención mayorista, apenas 9,4% del total negociado. De esta forma, la entidad monetaria finalizó el mes de marzo con compras netas por USD 2.882 millones, en su quinto mes consecutivo con saldo a favor y por encima del total de febrero (USD 2.357 millones). Además marcó un récord para el tercer mes del año, por encima de los USD 1.628 millones comprados en marzo de 2007, y los USD 1.564 millones de marzo de 2012.

Desde el 11 de diciembre, cuando asumió el gobierno de Javier Milei, efectuó compras netas por 11.410 millones de dólares.

Después de restar USD 616 millones el martes, las reservas internacionales finalizaron este miércoles con otra fuerte baja de USD 499 millones a 27.146 millones de dólares. Tras esta caída de USD 1.115 millones en los últimos dos días, estos activos terminaron el mes con una suba de 461 millones de dólares. Las reservas brutas mejoran bajo la nueva administración nacional en USD 5.938 millones desde los USD 21.208 millones del 7 de diciembre.

Fuentes del mercado indicaron a Infobae que “hubo pagos a organismos” que explicaron la baja, a la vez que pudieron haberse acreditado fondos para la creación del fideicomiso en garantía para apelar un fallo por la manipulación del INDEC para evitar el pago de cupones atados al PBI durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner.

En este sentido el Gobierno creó el “Fideicomiso Especial de la República Argentina–2024″ en Nueva York, con el que se podrá constituir dicha garantía por USD 337 millones para apelar el fallo, instancia cuyo plazo vencerá el 5 de abril.

“En vista a poder encaminarse hacia una liberación del cepo es que las compras del BCRA siguen en el centro de la escena, aún frente a la nueva deuda con importadores que podría ir reduciendo el ritmo de acumulación hacia adelante, especialmente en la medida que se siga deteriorando el tipo de cambio real. Más allá de algunos amagues de mayor volatilidad intradiaria, los dólares financieros continúan transitando una etapa de estabilidad, dado que a pesar de la percepción de abaratamiento, los operadores continúan anticipando que la oferta continuará al mando en un contexto todavía inmerso en múltiples regulaciones”, comentó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

Un informe del IERAL de la Fundación Mediterránea describió que “para bajar la inflación a niveles normales hay que eliminar el déficit fiscal, pero ese proceso debe realizarse sin comprometer el logro de la solución al otro gran problema de largo plazo de la economía argentina: su escasa competitividad y sesgo antiexportador. El desafío es bajar la inflación sin deteriorar la competitividad, lo que exige no atrasar el tipo de cambio y progresivamente mejorar la competitividad estructural. En ese sentido, existe una preocupación con el actual proceso desinflacionario, y es que no ocurra a expensas de atrasar nuevamente el tipo de cambio, como ocurrió en repetidas ocasiones en la historia económica argentina”.

“Las reservas del BCRA pasaron de ser negativas por cerca de 10 mil millones de dólares en noviembre pasado, a la posibilidad que vuelvan a resultar positivas en algún momento de abril o mayo próximo. La brecha cambiaria pasó de 160% a poco más de 10% en los últimos meses. Finalmente, en enero y febrero se alcanzó superávit financiero en el sector público nacional, y comenzó un proceso de racionalización de tarifas de servicios públicos”, puntualizó el estudio del IERAL.

“La balanza de dólares de la energía fue positiva por USD 971 millones en el parcial del primer bimestre de 2024. Respecto al año pasado mejoró en USD 925 millones. Al descomponer la variación de la balanza de dólares de la energía, se tiene que el efecto precio generó una caída de USD 59 millones y el efecto cantidades una suba de USD 984 millones”, destacó Nadin Argañaraz, presidente del IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal).

“En el parcial el principal aporte de dólares vino por el lado del ahorro generado por las menores importaciones. Por el menor precio de la energía importada se ahorraron USD 78 millones y por la menor cantidad de energía importada el ahorro fue de USD 774 millones. La suma da la cifra de USD 852 millones. En materia de exportaciones, las mayores cantidades exportadas compensaron el menor precio, siendo positivo el efecto sobre la balanza de dólares en USD 73 millones“, agregó Argañaraz.