El BCRA vendió USD 142 millones en el mercado, pero igual cerró un febrero con récord de compras

La entidad monetaria debió desprenderse de USD 142 millones para complementar la oferta en el cierre de mes. En febrero finalizó con un saldo a favor acumulado de USD 2.357 millones

Compartir
Compartir articulo
El BCRA activó una rápida recomposición de reservas desde el cambio de Gobierno.
El BCRA activó una rápida recomposición de reservas desde el cambio de Gobierno.

El Banco Central debió vender USD 142 millones en el mercado mayorista para abastecer la fuerte demanda del cierre del mes, en una rueda con negocios por USD 313,9 millones en el segmento de contado, lo que significó que la entidad aportó el 45,2% de las divisas ofertadas.

De esta manera el Central interrumpió una racha compradora que se había extendido en todas las ruedas operativas del mes, aunque completó un saldo neto favorable por USD 2.357 millones, un récord para el período, por encima de los USD 1.662 millones de febrero de 2014.

El Banco Central hilvanó el cuarto mes seguido con saldo a favor por su intervención. Desde el 11 de diciembre efectuó compras netas por USD 8.525 millones de dólares.

Por otra parte, las reservas internacionales retrocedieron este jueves unos USD 910 millones, a 26.685 millones de dólares. Fuentes del mercado indicaron a Infobae que en el día se efectuó el “pago de un bono de la Provincia de Buenos Aires por casi USD 350 millones. También hay flujos estacionales relacionados con el cierre de mes y los vencimientos de contratos de futuros”.

En el transcurso de febrero las reservas internacionales brutas concluyeron con una caída de 949 millones de dólares. Asimismo, mejoran bajo la nueva administración nacional en USD 5.477 millones desde los USD 21.208 millones del 7 de diciembre.

En la plaza financiera están a la espera del resultado de la suscripción de la tercera y última serie del Bopreal (Bono para la Reconstrucción de una Argentina Libre) para cancelar la deuda con importadores.

“El Serie 3 es el instrumento que nos parecía menos atractivo de los tres -no posee las aplicaciones del Serie 1 y es bastante más largo que el Serie 2-, pero ante las empresas que todavía no entraron en los títulos, no descartamos que haya demanda. En tanto, las valuaciones de los otros dos en el mercado secundario no terminan de levantar cabeza. A riesgo de sonar como un disco rayado, consideramos que la posición técnica es la razón para que esto suceda”, señalaron desde Portfolio Personal Inversiones.

“Dado que la mayor parte del outstanding todavía sigue en manos de importadores, que lo suscribieron para pagar la deuda con sus proveedores -más que como una herramienta financiera per se-, es lógico que el precio todavía no haya convergido a un nivel más alto. Esta cuestión creemos que se irá ‘limpiando’ con el correr de las semanas o meses. Por el momento, observando solamente lo operado contra dólar Cable en 48 horas, detectamos que ya se operó el 10,5% del outstanding total del Serie 1 y 4% del Serie 2″, agregó Portfolio Personal.

El analista y asesor de negocios Salvador Di Stéfano aportó que “el Banco Central emitió un bono con vencimiento al año 2027 que paga una renta del 5% anual, un bono a 18 meses que paga solo amortización, y un tercer bono a emitir que paga una renta del 3% anual. En total emitirá USD 10.000 millones, que le permitirá absorber pesos por la friolera de $8,35 billones aproximadamente. Una vez que se termine esta oferta, cuidado porque el apetito por los dólares podría reaparecer en el mercado”.

“Luce muy complicado el escenario monetario y cambiario, en función de la escasez de reservas y el ruido que genera un pasivo en dólares en el Banco Central. Los importadores cambiaron pesos por bonos Bopreal, y luego lo vendieron, pronto se terminará la liquidación de estos bonos en el mercado, y los agentes económicos buscaran cubrirse con dólares genuinos. A nuestro juicio la mejor inversión pasa por pesos ajustados por inflación, pero el mercado sigue teniendo un alto apetito por instrumentos en dólares”, añadió Di Stefano.