La situación de La Rioja abre interrogantes sobre su impacto en la deuda de otras provincias

Los ruidos del tumultuoso vínculo entre el Gobierno nacional y los gobernadores pusieron un freno al ascenso de los bonos de la deuda

Compartir
Compartir articulo
infobae

Los ajustes cuando van acompañados de reformas dejan al descubierto a los menos eficientes. La Rioja, una de las provincias adalides en materia de gasto público, experimentó los costos de una economía que se está ordenando y es la primera provincia que incumplió ayer el pago de vencimiento de bonos y claramente va hacia el default.

Si así no fuera, quiere decir que los estados argentinos estaban en la senda correcta y no tenían dispendio del gasto ni aparatos gubernamentales exageradamente poblados de empleados públicos. En La Rioja, el gobernador ganó las elecciones porque el 62% del padrón está compuesto de empleados públicos o parientes de ellos. Lo que es exitoso en política, a veces es nefasto en economía.

La caída de los bonos riojanos era esperada y el inminente default no hizo mella en el mercado, como lo hará en el mundo del espectáculo porque atrás del gasto hay una polémica por la contratación de la cantante Lali Espósito. Qué extraña esta economía que se mezcla con la farándula. El único temor es que haya provincias que la imiten ante la menor llegada de fondos de la Nación.

La rueda comenzó conmocionada por el enfrentamiento con el gobernador de Chubut. Pero esas chispas fueron fuegos artificiales. Así lo interpretó el mercado cambiario que comenzó comprador, pero pronto se transformó en vendedor. El MEP bajó $25,56 (-2,4%) a $1.051,04 y el contado con liquidación, $49,46 (-3,5%) a $1.098,25 con lo que la brecha bajó a 30,5%.

Como bien lo definió Nicolás Cappella, trader de Invertir en Bolsa, “lo que se vio es que el mercado no tiene capacidad de absorber la venta de los exportadores. En otras palabras, exportador mata política”.

Para Juan Martín Yanzón, jefe de mesa de ConoSur “el dólar blend sigue atractivo para la exportación” y es el gran abastecedor de dólares.

El dólar libre tuvo un retroceso de $5 a $1.080, pero este mercado va por el carril de las necesidades diarias de los consumidores que cuando se acerca el fin de mes venden para cubrir los vencimientos de tarjetas y otros gastos.

La novedad fue que en el Mercado Libre de Cambios (MLC) donde se operaron USD 411 millones de los que el Banco Central compró solo 73 millones y les dejó a los importadores USD 338 millones, el volumen más alto de la era Milei.

Según el informe de la consultora F2 de Andrés Reschini en el mercado de futuros “ajustaron con mayorías de subas, pero leves. Contando esta rueda hilvanamos 4 consecutivas con alzas. El volumen de operaciones se ha mantenido muy estable en un rango de 521 mil y 548 mil contratos para las últimas cinco ruedas (525 mil la de ayer). Estamos en vísperas de rollover, como se suele aclarar para esta parte del mes, pero se sigue notando mayor interés en instrumentos dollar linked (atados a la devaluación) de deuda soberana y el TV24 que vence a fin de abril continúa anotando volúmenes de operaciones crecientes, además de acumular una suba del 3,6% en una semana”.

Los bonos soberanos se tomaron un descanso tras el fuerte rally y comenzaron la rueda ofrecidos con bajas de más de 1%. Tuvieron al final un leve recorte de pérdidas que llevó al AL30D a bajar 0,40%, pero el Global 2035, que había subido de manera notable el viernes, perdió 2,24%. Estas caídas hicieron que el riesgo país subiera 23 unidades (+1,4%) a 1.709 puntos. La visita al territorio de los 1.600 puntos duró apenas una rueda, la del viernes. Pero si se sigue el movimiento de los bonos, es un serrucho ascendente.

Entre los bonos subsoberanos influyó poco lo que sucedió en La Rioja. Entre los más afectados estuvieron los de la provincia de Buenos Aires por el retiro de fondos de la Nación. Los de Chubut perdieron 1%. Tener el petróleo de respaldo es más fuerte que cualquier polémica.

Los bonos atados al CER no tuvieron un gran desempeño influenciados por los resultados de la licitación. Los duales que ajustan por devaluación e inflación, tuvieron un comportamiento en baja. El que más lo padeció fue el que vence en enero que perdió 3,16%.

El BOPREAL 1, el bono que se utiliza para cancelar deuda con los importadores, mantuvo los niveles de paridad del viernes en torno a 63/65% de paridad. La serie 2 estuvo entre 84 y 86% mientras se espera para mañana la licitación de la serie 3 “es una incógnita porque la paridad con el dólar CCL no es tan atractiva como la de las dos primeras series”, opinó Nicolás Cappella.

Yanzón de ConoSur, advirtió que la gran demanda viene del exterior. “Allá son compradores y acá vendedores”.

Sobre la licitación de ayer del Tesoro la consultora F2 señaló que “la licitación del Tesoro fue ajustada para cubrir vencimientos y mejorar el perfil de plazos de la deuda, pero no será de utilidad para sanear el balance del Banco Central cómo era habitual en las anteriores emisiones de deuda soberana en pesos de esta gestión. Posiblemente esto sea observado por el mercado”.

Al Tesoro no le sobró nada porque colocó bonos y Letras atadas al CER o al linked dollar, por $3,2 billones para cubrir vencimientos por $3,09 billones.

El bono preferido fue el X20Y4 que acaparó 87% de lo captado. Es un título que ajusta por CER con cupón cero que vence el 20 de mayo de 2024.

Una característica de la licitación es que volvió a ofrecer puts (posibilidad de los bancos de venderle los bonos al Central antes de su vencimiento) pero a través de un solo bono el TZX26 por el que rechazó ofertas por $600 mil millones El bono dollar linked con cupón cero que vence en junio de 2026, no tuvo ofertas.

infobae

Según el analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli, “se logró un rollover apenas por encima de 100%, pero no fue por falta de interés sino por decisión del Ministerio de Economía de dejar ofertas afuera principalmente del Boncer 2026 cero cupón que licita puts. Ahora lo que vemos es que se van a licitar puts en un solo título. Los bancos estaban más que interesados en cubrir sus tenencias con estos seguros, opciones de venta. Se tomó un 50% de esa oferta y esto deriva en un saneamiento en una mejora del perfil de deuda del Central porque, en definitiva, esos puts son riesgo latente de emisión inmediata y además le permite obtener una ganancia inmediata a los bancos, con una recalibración de carteras en la medida que los vean atractivos en alguna licitación y ejerzan el put para que se los compre el Banco Central y con esos pesos ir a la licitación que les permitiría ganancias seguras con arbitraje de tasas. Las dudas que quedaron entre los participantes, es el regreso de tìtulos dollar linked. No le encontraron sentido a esta acción si están pensando en unificar el mercado cambiario. Por otra parte, los inversores entraron a estos bonos a un valor técnico inferior al que debían tener. Entiendo que el Ministerio los ofrece siendo adónde va. Tal vez piensa que puede haber un discreto salto cambiario que puede acelerar la inflación y entonces con estos títulos consigue una desindexación porque van a subir menos que los CER”.

A todo esto, la Bolsa abrió con entusiasmo y un moderado monto de negocios de $22.159 millones. Después del mediodía, el mercado se dio vuelta y el S&P Merval de las líderes cerró con una baja de 2,37% con caídas destacadas como la de Edenor (-9,50%), Transportadora Nacional Gas del Sur (-6,05%) y Telecom (-6,04%).

En los ADRs -certificados de tenencias de acciones argentinas que cotizan en las bolsas de Nueva York- hubo un equilibrio de subas y bajas. Los papeles más destacados fueron los de los bancos. Grupo Financiero Galicia subió 3,3%; BBVA, 2,3% y Macro, 2%.

Para hoy se abre un panorama confuso. Sucedieron hechos imprevistos y se teme que la crisis de La Rioja golpee a otras provincias.