Las acciones de petroleras argentinas se mantuvieron estables pese al conflicto entre Nación y Chubut

Los títulos de YPF retrocedieron un 0,8% en Wall Street, a USD 17,90, mientras que los papeles de Vista Energy subieron 0,5%. El mercado estuvo expectante a una definición de la crisis política argentina por el reparto de los recursos fiscales

Compartir
Compartir articulo
El mercado observa con atención la evolución de la disputa fiscal entre Nación y provincias.
El mercado observa con atención la evolución de la disputa fiscal entre Nación y provincias.

El conflicto desatado entre el Gobierno nacional y la gobernación de Chubut tiene efecto desde varios puntos de vista, uno concreto, el fiscal, que atañe al reparto de fondos y cómo las administraciones provinciales asumen sus pasivos y desde la Nación se las puede auxiliar. Otro es más profundo y de alcances todavía difíciles de determinar en cuanto a lo político, pues la crisis de Chubut puede extenderse a otras provincias y desatar una rebelión del Interior contra el Gobierno central sin precedentes de tal magnitud desde el siglo XIX.

Hay otra arista, que es la financiera. Y en este aspecto los gestores de fondos siguen en estado de alerta, pues puede haber impacto en las valuaciones de los activos. En este sentido por ahora se trató de una reacción moderada, donde los títulos de YPF retrocedieron un 0,8%, a USD 17,90, mientras que los papeles de Vista Energy subieron 0,5% en Wall Street.

El petróleo que produce la Argentina quedó en el centro de la escena y, por lo tanto, las compañías que son la referencia del sector en la Bolsa local y en el exterior están sujetas a escrutinio.

El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, ratificó el domingo la advertencia de su parte sobre impedir la salida de la producción de petróleo crudo de la cuenca del Golfo San Jorge. Sostuvo que “esa situación no tuvo solución y, lamentablemente, no tiene marcha atrás”.

”Lo que va a ocurrir, seguramente este miércoles, es que se interrumpa la producción no solo en Chubut, sino en todos los yacimientos del país, pues está claro que si pueden con nosotros van por todos”, indicó.

Los gobernadores de las provincias patagónicas, donde se asienta la principal producción petrolera del país, se reunirán el martes próximo. Tras ello, brindarán una conferencia de prensa y se espera que el encuentro se amplíe el miércoles con todos los mandatarios provinciales.”Además el 7 de marzo, en Puerto Madryn, habrá un encuentro regional y ahí seguramente se impulsará un bloque patagónico para que los 18 senadores de las distintas provincias unifiquen su agenda” adelantó Torres.

“Lo que va a ocurrir, seguramente este miércoles, es que se interrumpa la producción de crudo no solo en Chubut, sino en todos los yacimientos del país” (Ignacio Torres)

El mandatario provincial expresó que “el Gobierno nacional se quiere llevar puesta a la provincia” al no girarle un tercio de los fondos correspondientes a la coparticipación, y afirmó que, pese a ser “un distrito chico” y “alejado de la Capital” del país, está dispuesto a “defenderse”.

”El Gobierno nacional se quiere llevar puesta a la provincia del Chubut pensando que somos un distrito chico, alejado de la Capital, pero no calculó que a pesar de nuestro tamaño nos sabemos defender”, dijo el mandatario chubutense en declaraciones a la agencia de noticias oficial Telam.

El gobernador respondió así a las declaraciones hechas en la mañana del domingo desde Estados Unidos por el presidente, Javier Milei, quien lo criticó duramente al decir que “no saber leer un contrato”, en referencia a la disputa por los fondos coparticipables que mantienen la Nación y Chubut.

A las palabas del Presidente, Torres contestó que “el gobierno central evidentemente no sabe leer la Constitución, mucho menos un contrato”. En medio del contrapunto por los recursos, Torres aseguró que “más allá de las dificultades económicas, está garantizado el inicio del ciclo lectivo el 4 de marzo” en la provincia.

El mandatario chubutense reconoció que su “principal preocupación” surgió al ver que el Estado nacional le “estaba devengando la coparticipación federal por encima de lo razonable” y eso generaba “incertidumbre sobre el inicio del ciclo lectivo”.

”De ahí nuestra reacción”, afirmó el gobernador chubutense, quien recordó que “de los últimos seis años, solo se cumplió medianamente con un ciclo lectivo” en la provincia, porque " los restantes fueron un fracaso”.”Por eso estamos con chicos con severos problemas de comprensión de texto y que no pueden resolver ecuaciones básicas”.

El apoyo de los gobernadores a su colega

El gobernador de Chubut también envió un “mensaje de agradecimiento a todos los gobernadores”, con excepción del de Tucumán, Osvaldo Jaldo, que “manifestaron su apoyo frente a nuestro reclamo”, indicó en diálogo con Telam.

Según el gobierno chubutense, el conflicto escaló cuando la Nación absorbió un tercio de los 30.000 millones de pesos de la coparticipación federal que le corresponde a la provincia por deudas contraídas durante la anterior gestión.

”Nosotros nunca desconocimos esa deuda que se tomó de manera irresponsable. Pusimos toda nuestra voluntad de pago y buena fe, pero nos pusieron en un terreno no querido incluso a pocos días de comenzar un ciclo lectivo con todo lo que significa”, reiteró.Torres agradeció “a todos los que (lo) acompañan a lo largo y ancho del país y también a las fuerzas vivas de Comodoro Rivadavia”, ciudad cabecera de la cuenca petrolera, donde viven cotidianamente los problemas después de haber aportado un siglo de producción” sostuvo.