La inversión pública cayó en 2023 y se espera otro retroceso para este año

Un informe de Oficina de Presupuesto del Congreso consignó que el gasto en esa materia representó 1,3% del PBI y fue levemente inferior al de 2022. El único rubro que creció fue la energía, por la obra del Gasoducto Néstor Kirchner. El gobierno de Milei avanza en el ajuste en el gasto de capital

Compartir
Compartir articulo
El Gasoducto de Vaca Muerta fue la mayor inversión del Gobierno en 2023. La Pampa, Argentina 26 de abril de 2023. REUTERS/Martin Cossarini
El Gasoducto de Vaca Muerta fue la mayor inversión del Gobierno en 2023. La Pampa, Argentina 26 de abril de 2023. REUTERS/Martin Cossarini

La inversión pública de la Administración Nacional de Gobierno durante 2023 fue de $2,550 billones, por lo que marcó una caída del 7,3% en términos reales respecto al año anterior según el análisis sobre la ejecución del Presupuesto devengado que realizó la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). El único rubro que marcó un incremento fue energía debido a las transferencias de capital para la realización de diversas obras, fundamentalmente la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner de Vaca Muerta.

“Si bien en términos del PIB la inversión pública en 2023 resultó levemente inferior a la de 2022 (1,3% vs. 1,4% en 2022), se mantuvo en niveles superiores a 2019 (1,2% del PIB) y a 2020 (1,1% del PIB)”, detalló OPC.

De cara al 2024, se espera una nueva caída ante el fuerte ajuste fiscal que encaró el Gobierno de Javier Milei, quien avisó que se reducirán los fondos para obra pública y las transferencias a provincias lo máximo posible. El 17,6% del superávit fiscal de enero se explica por una caída del 86% en los gastos de capital, por ejemplo.

La obra del Gasoducto Norte, por caso, clave para el abastecimiento energético de siete provincias del norte argentino, sí se realizará pero este cuenta con más del 70% del proyecto con financiamiento internacional.

Detalle de la inversión pública por funciones y sus principales conceptos. OPC
Detalle de la inversión pública por funciones y sus principales conceptos. OPC

La ejecución del presupuesto destinado para inversión pública en 2023 fue del 85 por ciento. La caída respecto al año anterior se explica, en primer lugar, por la Inversión Real Directa ($741.254 millones) que cayó 18,1% interanual y por las Transferencias de Capital con una baja del 2% en ese período.

Según detalló OPC, desde el punto de vista funcional del gasto, cuatro sectores concentraron más de la mitad de las erogaciones (68,4%): transporte, energía, vivienda y urbanismo y agua potable y alcantarillado. “Todas las funciones disminuyeron en términos reales con relación a la ejecución de un año atrás, excepto la función energía, que contempló las transferencias de capital para la realización de diversas obras, tales como la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner”, explicaron.

Con relación a la inversión por jurisdicción, los Ministerios de Obras Públicas y de Economía concentraron el 60,1% de las erogaciones de capital, con una caída de 11,9% anual en el primer caso y un crecimiento de 56,1% en el segundo. En este último caso, el incremento se explica por las transferencias a la empresa Energía Argentina SA (+146,3% anual).

La Inversión Real Directa, uno de los dos conceptos que integran la inversión pública, se compone de los proyectos de inversión ($468.902 millones) y de la adquisición de bienes de capital ($272.351 millones), cuya ejecución está a cargo en forma directa de la Administración Nacional.

La ejecución presupuestaria de proyectos de inversión fue inferior a la de 2022 (-23%) y se realizó a través de 665 obras relacionadas mayoritariamente con la construcción de autopistas y autovías y mantenimiento de rutas en diferentes puntos del país.

Inversión Pública por función y total. OPC
Inversión Pública por función y total. OPC

Por su parte, la adquisición de bienes de capital registró una caída de menor magnitud (-8%), señaló OPC, impulsada en gran medida por la disminución en la compra de equipamiento por parte del Ministerio de Defensa en el marco del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF).

El segundo componente de la inversión pública lo integran las Transferencias de Capital, con un total que alcanza los $1.809.423 millones en el 2023, cuyo objetivo es financiar proyectos y adquisición de equipos en instituciones que no forman parte de la Administración Nacional.

Estos fondos representaron la mayor parte dentro del total devengado en inversión pública (70,9%) y registraron una caída interanual del 2,0% interanual, como consecuencia de la disminución de transferencias a fondos fiduciarios (-41,8%) y a provincias y municipios (-13,9%). Esos ítems son los que tiene en la mira Milei para este 2024.

Las transferencias destinadas a empresas públicas compensaron parcialmente esta caída (+56,4%), fundamentalmente por el crecimiento interanual de las transferencias destinadas a ENARSA, cuyas erogaciones ($428.808 millones) representaron la mitad de las transferencias a empresas públicas (51,5%) y crecieron 146,3% real de un año a otro, tal como mencionó el informe.