Los inversores decidieron llevarse buena parte de las elevadas ganancias que los bonos tuvieron en los últimos días

Hubo presión vendedora en los bonos en dólares, con leves bajas en las cotizaciones

Compartir
Compartir articulo
REUTERS/Ralph Orlowski
REUTERS/Ralph Orlowski

Se veía venir la toma de ganancias en los bonos en dólares. Las caídas fueron leves pero generalizadas. El dólar volvió a la normalidad por la oferta del agro que liquida en el mercado de contado con liquidación (CCL) un 20% de sus ventas al exterior y por las expectativas de los inversores ante la licitación de hoy del Bopreal serie 2, el bono que emitió el Banco Central para saldar la deuda con los importadores y que compite con los demás títulos.

Además, influyó el mal día en las Bolsas de Nueva York sumado a la suba de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Después de un buen comienzo de los bonos soberanos, los inversores locales decidieron que era tiempo de tomar parte de las elevadas ganancias de los últimos días.

Por eso el MEP, ante la baja de 1,6% del bono AL30 que se utiliza para vender y comprar este dólar, perdió $28,3 (-2,6%) y cerró en $1.080,31, por debajo del “blue” que aumentó $ 5 y cotizó a $1.115. El CCL ante la oferta de dólares del agro cedió $13,85 (-1,2%) a $1.130,07.

“La presión vendedora se notó en los elevados negocios del AL30D que alcanzó el récord de USD 68 millones que hizo bajar al bono 1,10% luego de acumular ganancias de 20% en un mes” señaló el informe de la consultora F2 de Andrés Reschini.

Una muestra de cómo creció la oferta de dólares financieros está en el monto de negocios en el Mercado Libre de Cambios (MLC) que negoció USD 451 millones que le permitieron al Banco Central comprar USD 140 millones y elevar sus reservas en 235 millones a USD 27.092 millones. “Los importadores lograron el mejor volumen diario desde que Milei es presidente con una suma de USD 311 millones. Al mismo tiempo, la mayor liquidación mejora la oferta en el CCL vía esquema 80/20 y la cotización del dólar tiende a caer. De esta manera la brecha cambiaria cerró en 35% contra 33% del viernes”, señaló el informe de la consultora F2.

Los bonos soberanos tuvieron pérdidas generalizadas después de abrir la rueda con alzas. Los Globales tuvieron caídas leves y generalizadas inferiores a 1%.

Los bonos locales que indexan por el CER tuvieron alzas selectivas que favorecieron a los que vencen este año. La apuesta a la baja de la inflación es grande.

Los títulos atados al dólar (dollar linked) estuvieron equilibrados. Tras las declaraciones del ministro de Economía, Luis Caputo, los inversores se inclinan por una aceleración del crawling peg (ritmo devaluatorio mensual) antes que un salto devaluatorio.

Los dólares futuros siguieron sumando pérdidas de hasta 5,18% para fin de agosto y setiembre.

El centro de atención del mercado sigue puesto en el Bopreal. Ayer comenzó a cotizar la serie 2 y entre hoy y mañana se realiza la licitación del remanente de este bono.

Según el analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli, el bono se ofreció a 89 centavos y en cable (puesto en el exterior) a 85 centavos, lo que deja una tasa de rendimiento de 20% en la serie 2 que es similar a lo que cotizan los bonos corporativos.

Vitelli, además, está preocupado porque “la venta de soja de la campaña que se sembró y viene cosechándose, está muy retrasada. Esto es relevante porque lo que permite una liquidación automática de divisas son los forwards, los compromisos de entrega a futuro que los exportadores pactan con los productores o acopiadores. Hay muy poca mercadería 23/24 comprometida y esto trae dudas sobre la liquidación teniendo en cuenta que los precios vienen en baja y no hay perspectivas de mejora. Por eso hay que tener en cuenta los niveles del tipo de cambio de abril y mayo los meses de mayor ingreso de divisas por la soja. El tipo de cambio está deprimido y genera un escenario preocupante y no ha sido demasiado abordado y deberíamos prestarle más atención. Lo que me llega de los productores es que van a liquidar lo justo e indispensable si no mejora el tipo de cambio”.

La Bolsa, por su parte, negoció tan solo $17.644 millones y el S&P Merval de las acciones líderes cayó 1,03%. La baja fue liderada por Cresud (-4,67%) seguida de ByMA (-4,65%) y Edenor (-3,74%).

En los ADRs (certificados de tenencias de acciones argentinas que cotiza n en las Bolsas de Nueva York) predominaron las bajas. Entre las acciones que subieron se destacaron Edenor (+3,1%) y Banco Macro (+2,8%).

Hoy la estrella de la rueda será el BOPREAL y las dudas están en si se recuperarán los precios de los bonos o seguirá la toma de ganancias.