Cuáles son los dos rumores escuchados en el mercado que hicieron rebotar a los dólares financieros

Las conjeturas acerca del esquema cambiario que regirá en el futuro impulsaron las cotizaciones bursátiles

Compartir
Compartir articulo
El dólar libre perdió 10 pesos y cerró a 910 pesos. REUTERS/Beawiharta/File Photo
El dólar libre perdió 10 pesos y cerró a 910 pesos. REUTERS/Beawiharta/File Photo

Los rumores sobre la futura devaluación torcieron el rumbo de los dólares. De estar en baja pasaron a subir de manera notoria, en particular en el mercado de futuros. Hay dos versiones que se enfrentan.

-El dólar se devaluará en diciembre, enero y febrero cuando se podrían conseguir las divisas para dolarizar. Esta novedad se publicó en un informe salió de Bull Market la sociedad de Bolsa que pertenece al legislador de CABA Ramiro Marra, cercano al Presidente electo Javier Milei. Pronostican un tipo de cambio a $1.000 para febrero y luego la dolarización.

-El dólar se devaluará en diciembre y el cepo se liberará en febrero.

Lo cierto es que los dólares financieros tuvieron una fuerte reacción. El MEP subió $21,66 (+2,4%) a $934,31 y el contado con liquidación (CCL), $18,51 (+2,1%) a $909,52.

En el Senebi, donde las negociaciones son bilaterales y no se publican en las pantallas, en el mercado de contado inmediato el MEP subió $20 (2,4%) a $945, mientras el CCL aumentó $30 (+3,20%) a $935.

El dólar libre no estuvo a tono con el día y perdió $10 para cerrar en $910 y abaratar el costo de los que viajen al exterior porque está $55 por debajo del dólar tarjeta que cerró a $965,18.

Según el trader Esteban Monte “el dólar MEP utilizando el bono AL30 para su conversión volvió a subir y se acerca a los $950. El 29 de noviembre muchos operadores y consultores señalaban que un valor más alto que $842 era caro, pero lo cierto es que la volatilidad sigue presente. En el bono AL30 se operó un volumen superior a $86 mil millones; un monto importante que podría indicar la búsqueda de cobertura por parte de ahorristas e inversores. La volatilidad en los dólares financieros seguirá presente a medida que nos acerquemos a la asunción del presidente electo y a los anuncios económicos que vendrán después”.

Por otra parte, un informe de BBVA indica que “la aceleración inflacionaria alcanzará su máximo en abril/mayo y luego, de la mano de un plan de estabilización, esperamos que la inflación comience un sendero mensual descendente para terminar acumulando en el año un 155%.”

El informe predice un dólar de hasta $800 para este mes e indica que desde el segundo trimestre del año próximo “el aporte de divisas por la recuperación del sector agrícola permitiría continuar el desarme de restricciones cambiarias para terminar 2024 sin brecha cambiaria”.

La consultora F2 de Andrés Reschini, por su parte, comentó que “en el Mercado Único y Libre de cambios hubo algo más de volumen, pero sigue siendo muy bajo. Se operaron USD 196 millones entre los cuales se encuentran los 24 millones que aportó el Banco Central que volvió a ser vendedor. Si bien con la suba del CCL se acortó la brecha con el MEP, sigue en su nivel más bajo desde al menos abril de 2020, algo que se instauró cuando comenzó el régimen de liquidación mixto para la exportación”.

Otro dato que resalta el informe es que “vencían $1,6 billones en Leliqs de los cuales solo se renovaron $28,6 mil millones, el 1,8%. De esta manera, podemos estimar que el stock de Leliqs hoy es a valores corrientes 40% de lo que era antes del balotaje, pero se transforma en un problema más urgente por el incremento de Pases”.

Sobre el mercado de futuros señala que “siguió el bajo volumen de operaciones desde que comenzó el mes puesto que el máximo operado en una rueda fue de 440,6 mil contratos y el Interés Abierto (contratos abiertos) cerró en el menor punto en lo que va de diciembre con 1.333 millones. En este mes siguieron cerrándose las posiciones y la cotización de este contrato bajó en las tres últimas ruedas. El plazo de enero 2024, por su parte, recuperó 1,45% versus el ajuste del lunes. Mientras tanto el mercado aguarda confiado, pero no tanto los bancos, como se abordará el tema de los pasivos remunerados. Esta decisión va a jugar un rol central en las decisiones del tipo de cambio”.

La reacción de los mercados futuros se trasladó a todos los meses de la curva posterior a diciembre: enero subió $12 a $840 y febrero, $15 a $919,5. El plazo de fin de año bajó a $739 lo que implica una devaluación para este mes de 105%.

Las reservas, a todo esto, subieron USD 16 millones a 21.343 millones.

Los bonos de la deuda tuvieron una leve recuperación y el riesgo país bajó 13 unidades (-0,7%) a 1.937 puntos básicos.

La Bolsa tuvo otra buena rueda con algo más de movimiento. Se operaron $19.909 millones y el S&P Merval de las acciones líderes subió 4,54% en pesos y 2,6% en dólares. Los principales ganadores fueron Transener (+13,11%), Transportadora Gas del Norte (+11,28%) y Central Puerto (+10,91%).

Los ADRs -certificados de tenencia de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Nueva York- tuvieron una rueda positiva donde lo mejor pasó por IRSA que aumentó 10,6% e YPF que la siguió con una recuperación de 6,6%.

El contraste de la rueda de ayer con las anteriores es notable, porque cambió la percepción de la devaluación y parece alejarse la posibilidad del desdoblamiento cambiario, mientras se espera la desaparición del cepo en febrero.