Melconian: “Las Leliq no son un problema, no tienen ninguna prioridad”

El economista analizó las condiciones en las que Javier Milei inicia su presidencia y discutió las prioridades que fijó el mandatario electo

Compartir
Compartir articulo
Carlos Melconian (Matias Arbotto)
Carlos Melconian (Matias Arbotto)

El economista y ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, hizo un análisis del punto de partida en el que comenzará la presidencia de Javier Milei y, entre las necesidades y desafíos que destacó, dejó de lado a “la bomba de Leliq”, uno de los obstáculos principales según la visión del mandatario electo.

“Las Leliq no son un problema. Es un tema solucionable genuinamente, no necesita ninguna cosa rara para solucionarse. Segundo, en términos de cómo se ha planteado este tema, no tienen ninguna prioridad. Tercero, si alguien quiere relacionar la apertura del cepo a encontrar una solución a las Leliq, tiene muy poco que ver. Y digo tiene muy poco que ver porque no quiero provocar diciendo: no tienen nada que ver”, lanzó en declaraciones a Radio Rivadavia el que había sido elegido como potencial ministro de Economía por Patricia Bullrich.

“La Leliq es una cosa, originada en otra cosa, muy estudiada (...) Están constituidas las Leliq, al final, del día por el déficit fiscal. Vos tenés un agujero, el agujero tiene financiamiento vía emisión bancaria, tarde o temprano lo tiene que absorber el BCRA porque sino la inflación es siempre más alta que la que tenés. Si pagas tasa de interés positiva y el déficit no para, vas a una inflación reprimida”, dijo.

“Tenés que parar el déficit fiscal; si parás el déficit fiscal, si lográs el virtuosismo de que el nivel de actividad se recupere, no hay problema”

“De ahí a pensar que estamos en la bola de nieva o en las puertas de la inflación. No tiene ninguna prioridad”, insistió. Pero aclaró que para que no la tenga, tiene que cumplirse una condición: “Tenés que parar el déficit fiscal; si parás el déficit fiscal, si lográs el virtuosismo de que el nivel de actividad se recupere, no hay problema”.

Para el que fue presidente del IERAL hasta octubre, por otro lado, hay condiciones favorables y desfavorables en la forma en que empieza la presidencia de Milei.

“Primero a pesar de que en primera vuelta ha sido el segundo presidente menos votado de la democracia después de Néstor Kirchner, en segunda vuelta tiene un apoyo fenomenal que le brinda una oportunidad para generar un cambio. Argentina está frente a una gran oportunidad, esta es una visión objetiva”, dijo.

“Una visión subjetiva, el trabajo que hemos hecho en el último tiempo, nos indica que los problemas que la Argentina tiene tienen solución”, agregó.

“La parte negativa es que es una herencia muy complicada en todo sentido, que no ha tenido una transición cooperativa, eso está claro. (...) Es un escenario económico que, por ejemplo, en la parte fiscal nada más para empezar la discusión en el parlamente debería ser retrotraer lo que se hizo en medio de la campaña electoral por el oficialismo, fiscalmente hablando

Luego de asegurar que el abordaje de esa herencia debe ser integral, con todas las áreas de la economía contempladas, aceptó sin embargo resumir a algunas partes clave de un enfoque para el inicio de la gestión económica.

“[Milei] en segunda vuelta tiene un apoyo fenomenal que le brinda una oportunidad para generar un cambio. Argentina está frente a una gran oportunidad”

“Si nos forzáramos a pensar por partes, creo que el ataque a la cuestión fiscal y resolver temas del sector externo que se concentra inocentemente en cuánto va a valer el dólar son dos temas muy relevantes”, marcó y luego agregó un contenido político e ello.

“Construir gobernabilidad, demostrar implementabilidad no va a ser un tema menor sobre todo en lo que tiene que ver con presidentes outsiders como el que tenemos, que está haciendo su primera experiencia, digamos la verdad. Todo eso va a tener un costo”, señaló.

“En resumen, hay na gran oportunidad, con muy bajo nivel de cooperación, muy delicado en materia de resultados y sabiendo que son temas que tienen solución. Pero gobernabilidad, implementabilidad, cómo va a quedar el parlamento no es un tema menor”, concluyó.