Cristiano Rattazzi pidió una devaluación brusca: “El dólar a $365 es una imbecilidad, tiene que valer unos 800 pesos”

El histórico número uno de FIAT Argentina, que se retiró hace dos años, habló en la 29 conferencia anual de la Unión Industrial Argentina

Compartir
Compartir articulo
Cristiano Rattazzi
Cristiano Rattazzi

Cristiano Rattazzi, el histórico número uno de FIAT Argentina, que se retiró hace dos años de la automotriz italiana de su familia pero no dejó de hacer negocios y es uno de los dueños de Grupo Módena, una empresa de servicios de helicópteros, llegó esta mañana a la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina y pidió una devaluación brusca.

El empresario, que es fue un ferviente impulsor de Javier Milei e incluso fiscalizó para La Libertad Avanza, aseguró: “El dólar a $365 es una imbecilidad, tiene que valer unos 800 pesos”. Lo hizo al ingresar al Centro de Convenciones porteño, donde se realiza el tradicional encuentro fabril.

Estamos en el desierto: tenemos más del 50% de pobreza, más del 60% de la pobreza infantil, indigencia del 10%, inflación mensual del 20 por ciento. La situación es caótica...”, aseguró Rattazzi. “Lo que viene no será peor, estamos en los peor”, agregó.

Con respecto al dólar, explicó: “Yo lo veo entre 700 y 800 pesos. Espero solamente que saquen esa imbecilidad del dólar a 365 pesos que no sirve para nada”. Y luego preguntó, irónico, si alguien había visto en algún lado un dólar a 365 pesos. “Es una ficción idiota de una banda de idiotas”, agregó en declaraciones televisivas.

Además, destacó que el sinceramiento de precios ya se hizo: “El 90% ya se sinceró”, dijo sobre los costos dolarizados y no respondió cuando los periodistas, en el ingreso del evento, le preguntaron por los precios de los alimentos.

Rattazzi hizo campaña y fiscalizó para Javier Milei (REUTERS/Agustin Marcarian)
Rattazzi hizo campaña y fiscalizó para Javier Milei (REUTERS/Agustin Marcarian)

Rattazzi, muy crítico del gobierno de Alberto Fernández, dijo semanas atrás en el Coloquio de IDEA, en Mar del Plata, que “la economía es un cambalache, no es seria. Y estamos en una sensación de hiper. Creo que las últimas medidas son trágicas para la economía del futuro. Pero es tanta la potencia de lo que se viene de nuevo a la Argentina que en poco tiempo todo se puede arreglar, y empezar a tener un país diferente”.

Impulsor de Milei rescató entonces que se volviera a hablar de “libertad” en Argentina “Por primera vez en casi 100 años se volvió a hablar de libertad en la Argentina. La libertad que nos llevó a ser una potencia mundial. Es una libertad de convicción, no porque nos conviene en este momento. Es una convicción de la libertad. Y no es solo el partido libertario. Hay otro partido que es un sector que piensa lo mismo, quizás más moderado. Hay una sensación de libertad y no más una sensación de opresión, pensado que el Estado resuelve cosas que no lo resuelve en ningún lado del mundo y crea pobreza, desempleo, crea subsidios, temas espurios, corrupción por todos lados. Estamos yendo hacia un país diferente. No sé quién va a ganar, pero sé muy bien que vamos a un país diferente”, dijo.

Aseguró que “matar la inflación” será el gran desafío del presidente electo. Y lo definió como “un tipo de convicciones, sano”.

“A veces tiene problemas de enojarse demasiado rápido. No me preocupa el equipo que yo he visto que está armando, es un buen equipo. No me preocupa nada esa parte. Y eso no quiere decir que Patricia no pueda llegar. También tiene un equipo y sabe lo que quiere hacer. Es sana y quiere el cambio. Ambos quieren el cambio. Ahora, ¿quién convenció a la gente pobre de que puede haber un país diferente? El espacio de Milei convenció a los jóvenes de que no podían seguir viviendo de subsidios, de atajos, de pequeñas cosas. Eso nos les da para salir de la pobreza. La gente joven quiere tener un trabajo serio, un futuro serio, y el Estado no da trabajo ni futuro. Desde el 10 de diciembre, muy rápidamente, hay que resolver un problema grave. Primero, entre todos, hay que buscar resolver el problema de la inflación. No se puede tener esta inflación, es una vergüenza para todos. Insisto, la economía se está desmoronando hace meses”, cerro Rattazzi en el stand de Infobae en el encuentro empresario.