Después del debate: fuertes críticas a Javier Milei por sus ideas sobre cómo es el comercio exterior

Empresarios y funcionarios aseguraron que el candidato libertario desconoce el rol que tiene el Estado para motorizar el intercambio comercial con otros países

Compartir
Compartir articulo
Javier Milei planteó que los exportadores a China busquen otros mercados para colocar sus productos. Fabián Marelli
Javier Milei planteó que los exportadores a China busquen otros mercados para colocar sus productos. Fabián Marelli

Uno de los temas sobre los que Javier Milei, el candidato de La Libertad Avanza (LLA), tuvo mayor cantidad de repreguntas por parte de Sergio Massa fue las relaciones diplomáticas y comerciales con el exterior, un tópico sobre el que Milei se pronunció, en ocasiones anteriores, en duros términos hacia dos de los principales socios comerciales argentinos, que son Brasil y China. El libertario dejó saber que no sostendrá relaciones con esas dos naciones pero que aún así buscaría no obstaculizar el comercio entre privados.

Es una idea, de todas formas, que tiene cuestionamientos en distintos ámbitos, ya que el Estado tiene un rol catalizador del comercio del que participan empresas, no solo a través de grandes acuerdos de intercambio sino con normas sanitarias o arancelarias, que suelen ser la norma en las relaciones bilaterales.

“La cuestión comercial es libre de los individuos. Porque a diferencia tuya, yo no creo que lo voy a hacer del Estado, creo que lo van a hacer los individuos”, dijo Milei. “La establecen los Estados, el régimen arancelario, el régimen de permisos sanitarios, el régimen de cupos, lo establecen los Estados”, le replicó Massa de inmediato.

“Por eso Argentina, de ser el país que representaba ahí, en su siglo XX, 3% de las exportaciones del mundo, hoy representa 0,3%, por eso tenemos una economía cerrada. Porque vos querés hacer siempre lo mismo”, insistió Milei. También sostuvo que aquellos que exporten a China o a Brasil pueden buscar clientes en otros países para reemplazar esos mercados, más allá del volumen de intercambio que tiene la Argentina con esas dos naciones.

Esas ideas tuvieron críticas desde el sector privado. “El comercio exterior en el mundo se efectúa regulado entre Estados o bloques. Si bien el intercambio es entre privados las distintas condiciones comerciales las negocia cada país defendiendo sus intereses y estableciendo reglas arancelarias, para arancelarias y regulaciones sanitarias entre otras”, dijo el presidente de laboratorios Richmond Marcelo Figueiras.

“De ahí que la conformación de bloques sea atractiva en función de ganar masa crítica y poder de negociación. Realmente plantear que vamos a pelearnos con nuestros socios comerciales y que eso no perjudique a nuestros ciudadanos es una irrealidad”, mencionó en diálogo con Infobae.

Marcelo Figueiras (Laboratorio Richmond)
Marcelo Figueiras (Laboratorio Richmond)

“Lo que se mencionó acerca de la triangulación de exportaciones es impracticable e insólito. Hay reglas básicas de comercio internacional que se deben cumplir. La conformación o integración a bloques comerciales tiene que ir por carriles separados de lo político”, concluyó Figueras.

Por su parte, el directivo de la papelera Celulosa Argentina José Urtubey, dijo que “la materia de comercio internacional no puede entrar en un campo de ideologización, no puede por cuestiones ideológicas sostener que no va a haber relaciones Estado-Estado, con China y Brasil, que son algunos de nuestros mayores compradores de productos”, dijo ante este medio.

“No hay (por parte de Javier Milei) conocimiento del mecanismo en el que el Estado es indispensable para hacer exportaciones, como lo arancelario, sanitario, de normas en la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, dijo Urtubey.

“Lo que se mencionó acerca de la triangulación de exportaciones es impracticable e insólito. Hay reglas básicas de comercio internacional que se deben cumplir” (Figueiras)

Y también cuestionó, como Figueras, la idea de “tercerizar” el origen de las exportaciones para hacerlas pasar primero por otros países. “Es imposible, es un absurdo. No solo no es recomendado sino que quita la claridad al comercio exterior, incluso hasta podría llegar a ser más caro porque debe haber costos para poder comercializar de esa forma. Es difícil de implementar y te quita soberanía”, dijo Urtubey.

Por último, respecto al reemplazo de mercados, otra idea esgrimida por el candidato presidencial libertario, el empresario salteño consideró que “lo que hoy te compra China no te lo compra cualquiera, hay que preguntarle al nodo sojero si esto es así. Un mercado no se reemplaza como si fuesen caramelos, son mercados que llevaron años para conseguir, no se generan por arte de magia”, completó.

Por su parte, Gustavo Martínez Pandiani, referente en política exterior del candidato de Unión por la Patria, dio a entender este lunes que un eventual gobierno del candidato presidencial de Massa no debería ser entendido como “la continuidad de un gobierno kirchnerista” sino como una gestión distinta.

José Urtubey, directivo de Celulosa Argentina
José Urtubey, directivo de Celulosa Argentina

“Caracterizarlo como un quinto gobierno kirchnerista es claramente un error”, dijo Martínez Pandiani en un encuentro con la prensa en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), en el que criticó a Milei por sus promesas de cortar relaciones con dos socios argentinos como China y Brasil. Al mismo tiempo, ratificó la promesa de Massa de que si asume como presidente incorporará a Hamas al registro de grupos terroristas de la Argentina en el que en 2019 se incorporó a Hezbollah.

“Lo que hoy te compra China no te lo compra cualquiera, hay que preguntarle al nodo sojero si esto es así. Un mercado no se reemplaza como si fuesen caramelos, son mercados que llevaron años para conseguir, no se generan por arte de magia” (Urtubey)

“Cuando hay transiciones democráticas, cuando cambiás de un gobierno a otro, hay cambios y hay continuidades. En la política exterior argentina va a haber cambios y continuidades”, señaló. Y subrayó tres “continuidades”: el reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas; derechos y diversidad sexual; y cambio climático.

Por su parte, la secretaria de Minería Fernanda Ávila, dijo que “por si todavía hay dudas sobre el valor del vínculo comercial entre Argentina y China: 38% de las exportaciones de litio se venden al país oriental. Cuando Sergio Massa habla de relaciones internacionales estratégicas no es una cuestión ideológica, es política exterior”.

“En los primeros nueve meses de 2023, China y Brasil importaron 293 millones de dólares de minerales argentinos. El impacto de romper estos vínculos no solo sería enorme para la industria, sino que también lo sería para toda la cadena productiva asociada al sector”, continuó. “Los acuerdos comerciales no se basan en afinidades o disciplinas filosóficas, son herramientas para potenciar la economía y fortalecer el desarrollo mientras producimos, generamos trabajo y, sobre todo, crecemos como nación”, concluyó Ávila.

Otro funcionarios, el secretario de Industria José Ignacio de Mendiguren dijo que “Milei no tiene la menor idea de lo que es el comercio exterior. Son los gobiernos los que ponen los acuerdos, los aranceles, como alternativa habla de triangular, lo que hacen los que quieren evadir. Propone triangular por Paraguay el que quiere ser Presidente. Sus propuestas son tan complejas que tendría que tener la mayoría del Congreso. Y no la tiene”, dijo.

Y Daniel Scioli, embajador en Brasil, destacó que no son posibles ese tipo de acuerdo planteados sin los estados de por medio. El ex embajador aseguró que “la agenda de ambos estados es grande y es imprescindible el diálogo política. Y no hay triangulación como la mencionó: lo que se vende a Brasil, se vende a Brasil, no por medios de otros países. A muchos de los representantes del sector privado de ambos lados les dio seguridad escuchar a Massa, y lo mismo en China”. “No se puede interponer cuestiones ideológicas a lo que es bueno para la Argentina”, cerró Scioli.