Más controles cambiarios: intensifican la fiscalización para inversores que movieron unos USD 800 millones y son investigados por la AFIP

La Comisión Nacional de Valores forzará a las sociedades de Bolsa a informar cada movimiento de inversores residentes en el exterior y otros fondos. Sigue a una investigación del fisco sobre 78.000 operaciones que están bajo sospecha en medio de la escalada del dólar

Compartir
Compartir articulo
La resolución general 978 de la Comisión Nacional de Valores fuerza a las sociedades de Bolsa a informar movimientos de sus clientes (Reuters)
La resolución general 978 de la Comisión Nacional de Valores fuerza a las sociedades de Bolsa a informar movimientos de sus clientes (Reuters)

La Comisión Nacional de Valores (CNV) publicó hoy en el Boletín Oficial la Resolución General 978, que impone nuevas obligaciones de informe a las sociedades de bolsa, tanto Agentes de Negociación como Agentes de Liquidación y Compensación. Según la nueva normativa, estas entidades deberán remitir informes semanales al ente regulador del mercado de capitales, detallando las operaciones realizadas por clientes con Clave de Identificación (C.D.I.) o Clave de Inversores del Exterior (C.I.E.), es decir, operaciones de fondos y personas con residencia fuera del país. La norma llega después de una intensa campaña de fiscalización de la AFIP en medio de la escalada de los dólares financieros.

El 30 de septiembre se informó que ambos organismos están analizando 78.000 operaciones bursátiles que representan movimientos más de $645.000 millones (unos USD 800 millones). La AFIP, bajo la dirección de Carlos Castagneto, está evaluando la capacidad financiera de los clientes de los agentes de bolsa y planea realizar fiscalizaciones en casos donde no se justifique el origen de los fondos.

La norma de la CNV impuso nuevas obligaciones de informe a las sociedades de bolsa. Según la Resolución General 978, estas entidades deberán remitir informes semanales a la CNV, detallando las operaciones realizadas por clientes con Clave de Identificación (C.D.I.) o Clave de Inversores del Exterior (C.I.E.). La primera se trata de una identificación para personas físicas y las sucesiones indivisas que no poseen CUIT ni CUIL, y necesiten abrir una cuenta bancaria, operar en el sistema financiero o adquirir bienes registrables. Por su parte, la Clave de Inversores del Exterior, que le permite a los sujetos del exterior realizar inversiones financieras en el país a través de instituciones bancarias locales o intermediarios financieros.

“En el marco de la reciente evolución del mercado de cambios, se torna necesario reducir la volatilidad de las variables financieras y contener el impacto de las oscilaciones de los flujos financieros sobre el normal funcionamiento de la economía real” (CNV)

La Resolución General 978 busca reforzar la supervisión de las Comunicaciones A7552 y A7338 del Banco Central de la República Argentina (BCRA). La iniciativa se enmarca en un esfuerzo más amplio por fortalecer la transparencia y la integridad del sistema financiero argentino, especialmente en el contexto de la reciente investigación fiscal que involucra un gran volumen de operaciones bursátiles.

Este nuevo marco regulatorio podría tener implicaciones significativas para las sociedades de bolsa y sus clientes, en un momento en que las autoridades están intensificando los esfuerzos para garantizar el cumplimiento fiscal y la transparencia en el mercado de capitales.

Los informes deberán especificar:

  • Operaciones realizadas en mercados regulados.
  • Transferencias de valores negociables no vinculadas a liquidación de operaciones.
  • Movimientos de fondos, ya sean en pesos o en moneda extranjera.

Adicionalmente, se exige una Declaración Jurada de los clientes del exterior y de los intermediarios, con detalles sobre el tipo de operación, monto y especies o instrumentos utilizados.

La AFIP está analizando 78.000 operaciones bursátiles que representan movimientos más de $645.000 millones (unos USD 800 millones)

Las sociedades tienen un plazo de tres días hábiles tras el cierre de cada semana para enviar la información requerida a la CNV. La transmisión de datos se realizará a través de la Autopista de Información Financiera.

La CNV sostuvo que en el actual contexto económico “y en el marco de la reciente evolución del mercado de cambios, se torna necesario reducir la volatilidad de las variables financieras y contener el impacto de las oscilaciones de los flujos financieros sobre el normal funcionamiento de la economía real, así como el impacto de las operaciones instrumentadas en el mercado de capitales a través de la compra venta simultánea de valores negociables”.