Más problemas para alquilar: luego de las PASO, aparecieron nuevas e insólitas exigencias para firmar los contratos

Desde el lunes además de suspenderse acuerdos, se profundizó la caída de oferta y además hay requisitos que se fijan directamente entre quienes firman un alquiler informal

Compartir
Compartir articulo
Actualmente en CABA hay menos de 500 departamentos para alquilar de manera tradicional, encontrar un cartel de una vivienda en locación es casi imposible (Foto NA: Mariano Sánchez)
Actualmente en CABA hay menos de 500 departamentos para alquilar de manera tradicional, encontrar un cartel de una vivienda en locación es casi imposible (Foto NA: Mariano Sánchez)

Hasta el viernes pasado, la situación del mercado de los alquileres era dramática. Ahora, con los resultados de las PASO y la devaluación posterior, el problema de la caída de oferta se agudizó y las renovaciones como nuevos contratos se están haciendo por fuera de la Ley de Alquileres (que podría dar sus primeros pasos para modificarse o derogarse el miércoles próximo en Diputados en el Congreso nacional).

Tal como lo informó Infobae, desde el lunes hubo un retiro mayor de departamentos porteños para alquilar, algo que también sucede en las principales ciudades del país.

Así, reina el descontrol y se hacen acuerdos que pactan directamente dueños e inquilinos, sin intermediación de las inmobiliarias. Además, hay nuevas exigencias a la hora de firmar contratos, como pedir uno o dos meses extra de sobre precio al acuerdo que se había cerrado entre las partes una semana atrás.

Según Reporte Inmobiliario la oferta en CABA cayó un 60% a la fecha entre agosto 2022 y el actual, y sino se deroga o modifica la ley tiende a empeorar para las próximas semanas

Ricardo Botana, de la Unión Argentina de Inquilinos, dijo a Infobae que “sólo esta mañana recibimos varias consultas y reclamos de inquilinos de CABA, Santa Fe capital, Rosario y otras ciudades. Hay casos en los cuales, sólo en dos días recibieron pedidos de aumentos distintos y tuvieron que aceptarlos”.

Una inquilina de Villa del Parque, que no quiso dar su nombre, tardó 5 meses en poder conseguir un departamento. “Justo lo encontré la semana pasada, pero la dueña me pidió un 10% más el martes y ayer otro 10%, y lo acepté porque me costó mucho dar con un dos ambientes como necesitaba”.

Por su lado, son pocos los contratos que se hacen siguiendo la Ley de Alquileres que se sancionó en 2020 y es la única vigente (duración de 3 años y ajustes interanuales a través del Índice de Contratos de Locación) y, entre otros ítems, el inquilino debe pagar un mes de adelanto y un mes de depósito, además de otros pagos por sellos. En CABA el dueño paga la comisión inmobiliaria, mientras que en provincia de Buenos Aires es habitual que la abone el locatario.

Firmar un alquiler actualmente es complicado por la escasez reinante, por los aumentos y requisitos que se exigen para poder cumplirlo. Crecen acuerdos informales
Firmar un alquiler actualmente es complicado por la escasez reinante, por los aumentos y requisitos que se exigen para poder cumplirlo. Crecen acuerdos informales

“Se desordenó todo. Cada vez se hacen menos contratos legales y los dueños buscan pasar al alquiler temporario. Cada vez se hacen más pactos entre amigos, conocidos o familiares, para que mantengan los gastos de la vivienda hasta que se aclare el panorama. Así sigue cayendo la oferta en CABA y otras ciudades”, destacó a Germán Gómez Picasso, de Reporte Inmobiliario.

Cómo son los acuerdos

Actualmente, las prórrogas de los contratos en las que intervienen las inmobiliarias sólo se hacen por 6 meses. Ya no a un año como venía sucediendo hasta el viernes pasado.

Virginia Manzotti, titular de la inmobiliaria homónima y presidenta del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (Cofeci), dijo a Infobae que “nosotros hacemos sólo contratos por la Ley de Alquileres. Los propietarios aceptan contratos que se actualizan por un 40% interanual como mínimo por encima del 110% que registró el ICL para agosto. De otra manera es imposible”.

Otra situación que los dueños exigen para nuevos contratos es que si el locatario no abona en dos meses debe devolver el inmueble. También se fijan precios en dólares, convertibles a la cotización libre, o cash en billetes de EEUU. Al haber un vacío entre la legalidad y la necesidad de mudarse, muchos inquilinos deben optar por aceptar lo que les pidan.

Por el lado de los dueños de la viviendas, hay cierta grieta entre agrupaciones que representan una parte y la otra. Pero lo concreto es que quienes tienen buena relación siguen renovando o extendiendo sus pactos, a la larga o corta, con negociaciones en el medio terminan prolongando el vínculo.

Germán Matienzo, miembro de la agrupación Propietarios Unidos de Argentina, comentó a Infobae que “esta situación de tirantez es producto de una mala ley. Hay una entidad de inquilinos que dice representarlos pero no los aconsejan bien. Cuando alguien va a buscar una vivienda termina chocando ante la realidad: no hay oferta y sino cambian las reglas se llegará a cero″.

Hay dueños que también exigen acuerdos en los que la propiedad debe figurar como apta profesional y entonces son pactos queden hacerse a un año. Se hace un acuerdo de locación similar a la comercial en donde se puede rescindir en poco tiempo y además con precios que superan el 180% por aumentos interanuales. O sea, un departamento de dos ambientes que hace un año costaba $80.000 ahora saltó a $224.000 mensuales.

“Tenía tres departamentos para alquilar y ayudar a mi jubilación, que es la mínima. Pero vendí uno para poder sostener los gastos de los otros dos y por ahora están libres. Prefiero que queden así hasta que se modifique o deroguen la ley. En estos días me animo a decir que el 100% de los propietarios no quieren alquilar sus viviendas. Gana el desconcierto”, aclaró Matienzo.

Otro requisito que ya se exigía pero se profundizó en estos días es buscar parejas o matrimonios solo, sin hijos.

“Es lamentable todo y va a empeorar. La política no tendría que meterse más en estos temas porque lo único que generaron es mayor caos. Le seguimos aconsejando a los inquilinos a que traten de renovar por el máximo plazo posible, al menos así se aseguran un techo hasta que todo se calme y retome cierta normalidad en el sector”, concluyó Botana.

Seguir leyendo: