A pesar de la crisis inmobiliaria, aparecieron señales positivas en el mercado premium: crecieron las ventas de más de USD 750.000

Expertos coincidieron que en los últimos tres meses, en CABA, se observó movimiento entre quienes tiene buen poder adquisitivo: aprovecharon la baja de precios y apostaron por inversiones en ladrillo

Compartir
Compartir articulo
El mercado inmobiliario premium parece reaccionar con señales favorables y se concretaron más de 300 operaciones por más de USD 750.000 en los últimos meses (Foto: Getty Images)
El mercado inmobiliario premium parece reaccionar con señales favorables y se concretaron más de 300 operaciones por más de USD 750.000 en los últimos meses (Foto: Getty Images)

Las ventas de propiedades comenzaron a reactivarse en la ciudad de Buenos Aires y los precios dejaron de caer. Algunos jugadores del sector creen que estarían por tocar su piso. Se trata de una tendencia que se mantendría para lo que resta del año y permitiría recuperar parte de la caída que registró el mercado inmobiliario en los últimos 4 años.

Además de la caída de las cotizaciones, otros síntomas claros de la crisis inmobiliaria de estos años fueron la fuerte disminución del ticket promedio de venta y el crecimiento de la demanda hacia unidades de menor metraje.

Durante 2020 y 2022 se realizaron muy pocas operaciones de departamentos de más de USD 500.000 y con superficies superiores de más de 200 metros cuadrados. Ahora la tendencia parece estar cambiando.

“Se revirtió la situación y durante las últimos meses no solo vimos una recuperación de la demanda y de las operaciones, sino también que volvió el interés y las visitas en departamentos de tickets altos, por arriba de los USD 750.000 y hasta USD 1.000.000″, dijo a Infobae Fabián Achával, de la inmobiliaria homónima.

Expertos sostienen que es un buen momento para los compradores, que quieren dar un salto y acceder a departamentos de mayores dimensiones y mejores prestaciones

Se concretaron más de 300 operaciones de compra venta por encima de USD 750.000 en los últimos tres meses. Por propiedades ubicadas en distintos barrios cotizados de CABA, como Puerto Madero, Palermo, Belgrano, Núñez, Recoleta, Caballito y Colegiales.

Ezequiel Wierzba, de Click Aparts, destacó que detectaron señales positivas que se reflejan el constante repunte de reservas, cuya cifra se supera mes a mes. “Aunque es necesario mantener una cautelosa mirada sobre la coyuntura política de los próximos meses, resultan alentadoras las corrientes de optimismo que impulsaron una favorable respuesta por parte de los clientes interesados en adquirir un departamento”, dijo.

En junio, por ejemplo, el Colegio de Escribanos porteños confirmó que se registraron 3.320 escrituras y se estiman que más de un 2o% fueron de inversores que apostaron en el mercado inmobiliario premium.

Poco a poco se generan operaciones inmobiliarias de viviendas con tickets más altos (Foto: Getty Images)
Poco a poco se generan operaciones inmobiliarias de viviendas con tickets más altos (Foto: Getty Images)

Achával dijo que “esto constituye una excelente noticia y demuestra que la confianza en el sector está volviendo y el consumidor final está viendo no solo el fin de la crisis sino también una potencial recuperación de valores en lo inmediato”.

Dónde están las más valoradas

Las viviendas más cotizadas suelen ubicarse en los barrios consolidados y se concentran especialmente en el corredor norte de CABA.

“Las propiedades se cotizan a niveles históricos y aquellas de mayor valor son las primeras en registrar un leve incremento en sus precios. Esta situación está generando una creciente demanda, ya que en caso de que las tendencias positivas perduren, es posible que estas mismas propiedades experimenten un repunte aún más significativo”, amplió Wierzba.

Las propiedades son de más de tres ambientes, con cochera, balcón o terraza propia, dependencias, espacio para teletrabajar. Algunos dueños, antes de venderlas, reciclaron cocinas y baños. Además, suelen estar en edificios con amenities.

Los valores dejaron de caer y es un momento casi perfecto, porque dentro de la sobreoferta (estimada en 135.000 inmuebles) se encuentran viviendas que antes no estaban disponibles y son de buena categoría. El descenso de los valores oscila en el 40% promedio en los últimos 4 años.

Efectos PASO y dólar libre

Desde el segmento sostienen que para que el mercado inmobiliario mejore deben generarse condiciones económicas favorables. Cómo se aprecia un cambio de ciclo político (aun ganando el oficialismo) entienden que 2024 puede ser el año del despegue. Por eso se estima que más allás del resultado de las PASO lo importante es que el Gobierno entrante desarrolle medidas que beneficien la coyuntura económica.

El alerta roja se enciende cuando sube el valor del dólar libre, aunque quienes tienen billetes bajo el colchón se ven beneficiados para realizar operaciones de compra-venta.

“Para lograr una total reactivación en el sector premium sería necesario que continuemos observando una tendencia positiva. Algo que motiva a los usuarios a recuperar la confianza y considerar la adquisición de departamentos como algo prioritario en la Argentina. En lo que concierne con las propiedades de menor valor, hay que generar opciones de crédito hipotecario, que en el futuro podrían promover una reactivación significativa”, concluyó Wierzba.

Seguir leyendo: