El mercado respondió a las nuevas trabas cambiarias con una suba del dólar libre que llegó a un nuevo récord

El billete llegó a escalar 17 pesos o 3% en el día, a un máximo nominal de $577 para la venta, después de la aplicación de mayores restricciones para operar dólar Bolsa. Al cierre el dólar libre ajustó a $570

Compartir
Compartir articulo
La demanda de divisas crece ante la proximidad de las elecciones.
La demanda de divisas crece ante la proximidad de las elecciones.

El dólar libre ganó posiciones y marcó un nuevo récord este jueves, tras la decisión del Gobierno de instrumentar mayores restricciones cambiarias para evitar la aceleración de dolarización de carteras mediante la operatoria con bonos de deuda pública, a menos de dos semanas de cruciales elecciones primarias.

La divisa anotó un nuevo máximo nominal este jueves, a 577 pesos, precio que mantuvo prácticamente hasta el final de la operatoria, aunque a las 16:30 horas ajustó el alza a 570 pesos.

En el día ganó 10 pesos o 1,8%, mientras que en agosto ya suma 20 pesos o un 3,6 por ciento. Hay una serie de motivos que desde hace meses vienen confluyendo para que el precio del billete tome esta previsible dinámica: debilidad política y económica -profundizada por la cercanía de las elecciones-, la inflación más alta en 32 años y afianzada sobre el 100% anual, permanente expansión monetaria y mínimas reservas en las arcas del Banco Central.

El disparador del día, que repercutió también las subas de los dólares bursátiles, fue la decisión de ajustar aún más del “cepo” cambiario mediante restricciones para acceder a los dólares financieros, al ampliarse los plazos de arbitraje relacionados al llamado “dólar MEP” y “contado con liquidación”, de acuerdo a una resolución de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

La CNV “estableció un parking de 15 días para la compra de soberanos (Bonares y Globales) en contado inmediato o en liquidación en 24 horas, si anteriormente se vendieron dichos bonos contra dólares en el plazo de 48 horas. El Gobierno intenta segmentar, no solo por instrumento, sino también por plazo”, indicó en informe la correduría Cohen.

Las reservas del BCRA cedieron a USD 24.000 millones, un monto mínimo desde mayo de 2006

Como todos los segmentos del atomizado mercado cambiario argentino se comunican, los cambios regulatorios e intervenciones que afectan a una parte de la operatoria inciden en el resto. La intervención oficial para contener al dólar MEP, con un sacrificio de reservas que creció a un rango entre USD 50 millones y USD 60 millones al día a partir del 24 de julio, consumió buena parte de las divisas que el Banco Central consiguió comprar en el mercado de cambios con la cuarta versión del Programa de Incremento Exportador (PIE) o dólar agro, que en esta ocasión incorporó al maíz.

“El creciente costo para las reservas de las intervenciones en los dólares financieros gatilló una modificación en la normativa bursátil para evitar el arbitraje entre distintos plazos en la plaza de bonos hard dollar. De esta forma el Banco Central intenta disminuir los dólares necesarios para moderar la tendencia creciente del MEP”, explicó en un reporte Delphos Investment.

El dólar libre gana 64,7% en 2023 y empieza a sacarle ventaja a la inflación acumulada del 62 por ciento

La escasez de las reservas del Banco Central, que quedaron el miércoles en los USD 24.003 millones, un piso desde el 19 de mayo de 2006 -hace más de 17 años-, es otra señal de la fragilidad del esquema macroeconómico actual, que tiene al control de capitales como principal política. El fin del “cepo” deberá ocurrir de una forma u otra con el próximo Gobierno, aunque es difícil establecer los plazos para ejecutarlo en este contexto.

Mientras tanto, se aguardan indicios del Gobierno para saber cómo afrontará este viernes el pago de intereses por unos USD 800 millones ante el FMI, luego de cancelar capital el lunes último por 2.700 millones de dólares.

“Los operadores siguen con preocupación la dinámica de las reservas ya que siguen bajo presión a la espera de los desembolsos del FMI que llegarían recién post PASO a modo de alivio. Es por ello que la firmeza sobre los dólares financieros, y libre, no afloja más allá de las crecientes intervenciones -tanto en el spot como en los futuros- y de las nuevas regulaciones que buscan poner paños fríos a la búsqueda de cobertura acentuada por la expectativa de una aceleración en la inflación”, comentó el economista Gustavo Ber.

La crisis económica pone en el centro de debate de los candidatos la necesidad de sacar el “cepo” y unificar el tipo de cambio con una brecha por encima del 100%

A la vez, las últimas medidas oficiales conducen a una aceleración de la inflación, que puede anticiparse a la emisión para cubrir el déficit público, la inyección extra de pesos que exige el dólar agro a $340 y el encarecimiento del maíz en el mercado interno, insumo básico para la producción de carne vacuna, pollo, huevos y leche.

El dólar libre sube ahora un 64,7% en 2023 y empieza a sacarle una mínima ventaja a la inflación acumulada en lo que va del año, del 62 por ciento. Es decir que el billete ya se empieza a anticipar a una mayor inflación en el corto plazo.

El factor político no se puede soslayar, dado que es habitual que en la Argentina la compra de dólares ante la incertidumbre electoral sea una prioridad para los ahorristas. Faltan solo diez días para las elecciones primarias (PASO) del 13 de agosto en elecciones primarias donde se elegirán a los candidatos presidenciales, de cara a las generales de octubre y una eventual segunda vuelta en noviembre.

Por otra parte, la aceleración de la devaluación del tipo de cambio oficial también contribuye inexorablemente al elevado piso inflacionario. Delphos sostuvo que “el Banco Central aceleró el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial a un diario anualizado cercano al 14% y de 8,1% en las últimas cinco ruedas. Esta velocidad es la mayor desde principios de julio (...) Por lo tanto, todavía resulta prematuro hablar de un cambio sostenido en el ritmo del crawling luego del acuerdo con el FMI”.

Seguir leyendo: