Duelo de ex presidentes: quién tiene razón en el fuerte cruce entre Macri y CFK tras la inauguración del gasoducto

Ambos ex mandatarios se chicanearon mutuamente en sus redes sociales por la gestión energética en sus respectivos mandatos. Qué opinaron los expertos en la materia

Compartir
Compartir articulo
La política energética de sus respectivos gobiernos desató un cruce tuitero entre Macri y Cristina
La política energética de sus respectivos gobiernos desató un cruce tuitero entre Macri y Cristina

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex presidente Mauricio Macri se trenzaron ayer en una extensa discusión en Twitter con acusaciones cruzadas por la gestión de hidrocarburos y la falta de construcción de gasoductos en sus respectivos gobiernos tras la inauguración del gasoducto Néstor Kirchner. Mientras la ex presidenta acusó a su sucesor de no haber aportado a la ampliación de la infraestructura de transporte de gas, el ex mandatario retrucó que no lo hizo porque ya no tenía fluído para transportar. En su respuesta, sumó un planteo por no haber construído antes el gasoducto y haber generado un perjuicio económico al país de 6.000 millones de dólares.

De acuerdo a los expertos consultados por Infobae, ambos tienen algo de razón. Esto porque, hasta el surgimiento de Vaca Muerta como polo petrolero productor, no había necesidad de construir nuevos gasoductos dado que la producción de los pozos tradicionales estaba en declive. Esa urgencia surgió a recién partir de 2017, cuando la explotación de gas y petróleo no convencional comenzó a ganar protagonismo.

“Hasta 2015 los únicos yacimientos que producían en la Argentina eran los convencionales, que están mayormente en el sur (Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y off shore). Por lo tanto la infraestructura estaba hecha para traer mucho gas de ahí y no de Neuquén (Vaca Muerta)”, apuntó el economista especializado en energía del Instituto General Mosconi, Julián Rojo. Esos yacimientos, explicó el experto, empezaron a decaer en 2004 y, al no existir Vaca Muerta en 2015, era lógico no hacer un gasoducto desde ahí. “Eso cambió en 2017-2018 cuando explotaron los yacimientos de Vaca Muerta, principalmente Fortín de Piedra”, agregó Rojo, quien interpretó los dichos de Macri en alusión a la caída de los yacimientos históricos de sur.

“Usted y su partido, no sólo nunca hicieron nada por YPF y Vaca Muerta sino que votaron en contra de su recuperación en el año 2012″, apuntó la ex mandataria y actual presidenta del Senado y agregó que en los sucesivos gobiernos kirchneristas, sin incluir el mandato actual, “incrementamos el transporte de gas en 26 millones de m3/día en los 12 años y medio de nuestros gobiernos”.

infobae

El descargo de Fernández de Kirchner se produjo tras un cruce originado en la crítica del ex presidente en la demora por construir el gasoducto inaugurado el domingo, por el que Cristina atacó a Macri por no haber sumado tendido de caños a la red de transporte. El ex presidente se defendió de la acusación de esa acusación. “¿Para qué iba a hacerlo si nos había dejado sin gas para transportar?”. Eso enojó a Cristina Kirchner, quien contraatacó:

“En mi primer gobierno, construimos el segundo gasoducto que cruzó el Estrecho de Magallanes. Fueron 36 kilómetros de caños de 24 pulgadas entre Cabo Espíritu Santo en Tierra del Fuego hasta Cabo Vírgenes en Santa Cruz que ingresó en operaciones en el año 2010 y, sumado al primer cruce del Estrecho, aumentó la capacidad de transporte desde Tierra del Fuego de 11 a 18 millones de m3/día”. agregó.

En esos términos la vicepresidenta respondió al ex presidente, quien había afirmado que durante sus mandatos y “el de su marido, cayó la producción casi todos los años, multiplicaron las importaciones y los subsidios. En Vaca Muerta prácticamente no habían hecho nada”. Trascartón afirmó que en su gestión fue que “recuperamos la producción de gas, multiplicamos por cinco la actividad de Vaca Muerta y recién ahí, gracias a ese éxito, sí se volvió necesario un gasoducto nuevo. Lo dejamos listo para arrancar la obra. Había que apretar un botón”, apuntó Macri y acusó al Gobierno de haberle hecho perder dinero al país.

infobae

“Se comieron dos inviernos de precios altos y recién ahora lo inauguran, después de hacerle perder al país USD 6.000 millones por su ineficacia y sus negocios”, acusó. El ex mandatario sumó un gráfico en el que se reflejaba una caída de la producción de gas natural a partir de 2009 que, según esos datos, se recuperó recién a partir de 2015.

“El gráfico de producción que muestra Macri es correcto”, destacó Daniel Montamat, ex presidente de YPF y ex secretario de Energía de Fernando De la Rúa. “Con el kirchnerismo fuimos al déficit energético en el 2011 y los subsidios energéticos treparon a más de 20.000 millones de dólares”, sostuvo aunque reconoció que también es cierto el dato aportado por Kirchner respecto del gasoducto en Tierra del Fuego. “Es cierto que se hizo un caño para transportar más gas de Tierra del Fuego. Ese es un caño corto” afirmó.

El experto puso la mira más allá. Es que, tras la inauguración del domingo del tramo del gasoducto que llega a Salliqueló, la gran meta por delante es llegar al norte argentino. “No dice nada del gasoducto GNEA que iba a transportar gas de Bolivia y se iba a inaugurar en el 2006. Se fue ella sin terminarlo y sin que transportara nada. Miles de millones de dólares invertidos por Enarsa con fondos públicos sin uso. Hasta se empezaron a robar los caños y a venderlos en un tramo. Ahora habrá que interconectar ese caño vacío a las reservas de Vaca Muerta para poder llevar gas a las provincias del NEA que usan GLP”, explicó el consultor.

infobae

Por su parte, opinó que Roberto Carnicer, director del Instituto de Energía de la Universidad Austral, afirmó que la vicepresidenta “muestra verdades a medias sin comentar que la demanda de gas extraordinaria fue el resultado de imponer precios digitados para residenciales y centrales eléctricas y que importábamos gas pagándolo 5 veces más desde Bolivia”. Coincidió con Rojo en que Vaca Muerta era incipiente al final del gobierno del último gobierno de Cristina.

Desde la Secretaría de Energía, en tanto, reconocieron la falta de inversión privada en petróleo y gas a partir de 2004 lo que, se aseguró, llevó a la estatización de 51% de YPF en 2012 “sumándose a ello la asociación con Chevron en áreas no convencionales”. Según la mirada oficial, la necesidad del gasoducto estaba planteada desde 2015, pese a lo cual afirmaron que durante los cuatro años del gobierno de Macri no se avanzó en su construcción.

En una línea similar, Juan José Carbajales, ex subsecretario de Hidrocarburos del actual gobierno y titular de la consultora Paspartú, sostuvo que la política energética de Macri fue “ambivalente” con el mercado de gas natural, que combinó inacción inicial con un plan de estímulo -la célebre Resolución 46 destinada a Vaca Muerta- que luego no pudo cumplir en función de la crisis macroeconómica. “En cuanto a la construcción, su gobierno recién pudo organizar una licitación en su último año de mandato, en julio de 2019, que tenía un esquema de corte privado. Esa licitación fue prorrogada a marzo de 2020, cuando llega la pandemia, se prorroga hacia fin de año y ahí sí hay demoras por discusiones internas”, admitió el ex funcionario.

Seguir leyendo: