Con cautela, muchos inversores que cobraron los cupones de los bonos decidieron reinvertir en ellos

Aún con un mercado reducido, hubo títulos en dólares que tuvieron subas de hasta 5,5% tras el pago de la renta

Guardar

Nuevo

La gran noticia de la Bolsa de ayer fue la fuerte recuperación de la deuda pública en dólares. REUTERS/Agustin Marcarian
La gran noticia de la Bolsa de ayer fue la fuerte recuperación de la deuda pública en dólares. REUTERS/Agustin Marcarian

La recuperación de los bonos fue la noticia del mercado. Algunos de los que cobraron los cupones del título de la deudas que se pagó ayer, reinvirtieron una parte de los dólares.

La mayor demanda en un mercado reducido, provocó subas de hasta 5,5% como fue el caso del Global 2041. El Global 35, aumento 4,4%. A mayor distancia del vencimiento, más grandes las alzas. Los que quisieron asumir más riesgos, debido a la elevada tasa de retorno que tienen los bonos más cortos, apostaron al AL30D que subió 4,2%, mientras el GD30, que tiene ley extranjera como todos los Globales, aumentó 3,1%. La suba de los bonos en el año promedia 20%, pero con un detalle: casi toda la ganancia la consiguieron el mes pasado donde fueron un verdadero boom.

La euforia hizo que el riesgo país tuviera un brusco descenso de 58 unidades (-2,8%) a 2.044 puntos básicos.

Pero la contracara de la euforia fue el fuerte retiro de dólares de los particulares. El Banco Central tuvo que enviar USD 56 millones en camiones de caudales a las entidades financieras que, si bien tienen USD 4.500 millones en sus bóvedas, buscan cubrirse. Lo habitual ha sido que los bancos no tengan más de USD 3.000 millones de liquidez. Cabe aclarar que las entidades pagan 1% anual a la empresa que les almacena las divisas por falta de capacidad en sus bóvedas.

Según el analista financiero y especialista en temas de agrocomercio, Salvador Vitelli, “hay liquidez en la plaza cambiaria, pero los bancos no dejan bajar esa liquidez y siguen pidiéndole dólares al Central. El problema es que los encajes desde los máximos han bajado USD 3.000 millones en lo que va del año y entonces ponen presión sobre las reservas netas, porque esos dólares salen de las reservas donde están contabilizados como encajes”.

Cabe recordar que el encaje de los depósitos en dólares es el más alto del sistema. Al Banco Central va 80% de lo que se deposita en los bancos. El dólar es un costo para los bancos porque no consiguen prestarlos y tienen que pagar almacenamiento.

“El otro dato a tener en cuenta es lo que le cuesta al Banco Central la intervención para mantener la brecha cambiaria. En mayo la intervención le hizo perder USD 760 millones de reservas, fue el mes récord en un contexto donde las reservas netas escasean. Es tan delicado este contexto -agregó Vitelli- que junio es el mes más bajo de la serie histórica en términos de liquidación del agro. Lo mismo puede suceder en julio. En la medida que no haya tipo de cambio diferencial, el agro va a seguir sin liquidar divisas”.

Ayer el agro liquidó apenas USD 12,8 millones y el Banco Central entre dólares y yuanes vendió USD 72 millones. El costo de utilizar los yuanes es tasa Shibor Shanghai Interbank Offered Rate) más 4 puntos o sea 6,23% anual. Hoy el yuan alcanzó su valor más bajo en un año al cotizar a 7,23 por dólar.

“Lo que desconozco es el motivo porque están desagregando lo que liquidan en dólares de lo que liquidan en yuanes. Hoy compramos USD 72 millones, pero no dan el dato unificado como se hacía antes. Recordemos que hace dos meses que se viene operando en yuanes. Nosotros empezamos a tener fuertes desvíos entre lo que fueron los montos informados y los que se confirmaron a partir del 28 de junio, seis días previos a hacer el pago al FMI”, señaló Vitelli.

En tanto, la intervención sobre los dólares continuó. “En el mercado cambiario se ve una constante dolarización de carteras. Se puede ver claramente como el dólar contado inicia la rueda a $500 y el MEP arriba de $490, pero cerca del cierre interviene el Gobierno dejando a los dólares financieros por debajo de los $500, barrera que actúa psicológicamente tanto para inversores como para el Ministerio de Economía. El dólar CCL libre, vía Cedears opera cómodamente por arriba de $510 y el Banco Central sigue vendiendo tanto en el mercado oficial como en el financiero. La situación de las reservas es más que crítica, pero eso no impide que el Gobierno venda y subsidie dólares a inversores utilizando los depósitos de los ahorristas”, señaló el trader Esteban Monte.

Lo cierto es que el MEP en el contado inmediato quedó igual en $454,21 y el CCL perdió $3,05 y cerró en $513,57. En el Senebi, donde la negociación es bilateral y los precios no se publican en pantalla, el MEP siguió en $489 y el CCL aumentó $3 a $512. El dólar libre tuvo un avance de $3 a $95. En la plaza mayorista, el dólar subió $1,27 a $262,25. El Banco Central entre yuanes y dólares vendió USD 72 millones. Las reservas crecieron USD 336 millones a 26.548 millones.

Para Andrés Reschini de la consultora F2 “el comienzo de semana nos deja un tipo de cambio que avanza al 6,57% versus la rueda del viernes. De este modo el ritmo devaluatorio promedio para los primeros diez días de julio cae del 7,39% a 7,15%. Si se mantiene este ritmo el dólar cerraría el mes $275,65 acumulando un alza de 7,39%”.

“En el mercado de futuros -agregó- se operaron casi 400 mil contratos, un volumen entre normal y bajo con ajustes en rojo luego de dos ruedas consecutivas de subas. De todas formas, julio ajustó a $282,5, mientras el proyectado para fin de mes es de $275,65. Además, fin de agosto está 24,1% arriba del precio de hoy y todo esto muestra la incertidumbre de los próximos meses. La resolución del acuerdo con el FMI podría echar algo de luz. Por ahora hay una comitiva en viaje, que es una señal de acercamiento, con rumores de un FMI algo más duro en cuanto a exigencias. De momento, el mercado apuesta a un acuerdo, pero no sabe cuáles serán las condiciones”.

La Bolsa no tuvo una buena rueda. Se negociaron $5.590 millones y el S&P Merval de las acciones líderes, perdió 0,66% en pesos y 0,10% en dólares. Los ADRs -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron un volumen $9.512 millones. La rueda fue mixta y lo sobresaliente fue la suba de 8,2% de Corporación América.

Para hoy se espera una rueda de cautela, aunque se mantiene el optimismo sobre los bonos de la deuda. Las acciones no siguen los pasos de la renta fija y el dólar seguirá maniatado por las intervenciones del Banco Central.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

MÁS NOTICIAS