¿Alcanzará la suba de tasas que dispuso el BCRA para calmar la demanda del mercado por dolarizarse?

La decisión del Banco Central consiguió frenar las subas en el mercado de futuros pero no está claro si será suficiente para cambiar el humor de una plaza con muchas tensiones

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Banco Central subió las tasas de interés en 3 puntos a 81% anual que equivale a una de 119,4% efectiva anual o 6,7% mensual. Insuficiente a todas luces comparada con la inflación esperada. Por caso, el Banco BNP Paribas en su informe dice que la inflación aceleró su paso a 8% mensual para el segundo semestre y que en el año totalizará 135% anual. La tasa fijada es negativa y será un problema convencer al ahorrista de competir con el plazo fijo contra el dólar.

El cambio de tasa logró bajar levemente el ritmo de alzas del mercado de futuros del dólar. Fin de año cedió 0,35% a $465,50. Por otra parte, en la plaza mayorista se mantuvo la devaluación. El dólar aumentó 52 centavos a $218.

Según el informe diario del analista financiero Andrés Reschini, “el Banco Central dejó correr el tipo de cambio a 7,95% mensual comparado con el día anterior. El ritmo promedio de las últimas ruedas es de 7,97%. Por eso, la suba de tasas de política monetaria resulta tibia porque queda al 6,66% mensual y me imagino un piso de expectativas de 7%. Pero el Central está preso de su propia trampa: si sube más la tasa tendrá que acelerar más la devaluación que, al ritmo de hoy, cerraría en abril a 6,5%. De acelerar más, elevaría el piso inflacionario. La suba de hoy de los dólares alternativos es una señal de que se quedaron cortos con la tasa”.

Sobre el mercado de futuros advirtió que “se cortó la racha de 3 ruedas consecutivas con un volumen superior al millón de contratos. Esta vez se negociaron 809.000. La rueda estaba con precios muy firmes hacia el mediodía y terminó con ajustes a la baja. De todas maneras, las bajas fueron muy tímidas y la curva de tasas implícitas no sufrió modificaciones significativas. La presión en los tipos de cambio y la falta de recuperación de reservas internacionales hacen presumir que las tensiones no terminaron y será mejor ser cauteloso”.

En la plaza de los dólares financieros hubo intervención del Banco Central pero no muy amplia, por eso volvieron a los máximos que alcanzaron el día anterior. El dólar MEP tuvo una fuerte alza de $12,33 (+3%) a $421,90. El martes, antes de cerrar por encima de $408, había alcanzado un máximo de $419. El contado con liquidación avanzó $6,09 (+1,4%) a $435,74. El máximo del día anterior había sido de $431. Estos movimientos mostraron la inutilidad de las intervenciones.

De hecho, el GD30D, uno de los bonos que se utiliza para intervenir en el mercado subió 7,4%. En otras palabras, el Banco Central vendió barato el día anterior y ayer recompró caro.

Por otra parte, el “blue” que llegó a superar los $440 tuvo antes del cierre la oferta de manos amigas del Gobierno que lo hizo retroceder a $432 un valor que es $8 superior al del miércoles. Los oferentes son agentes que no quieren problemas con el Gobierno, a quienes se los llamó telefónicamente para que den de manera espaciada la información sobre el valor del dólar para contener la compulsión compradora que había entre pequeños y medianos ahorristas.

Para el trader Esteban Monte, “la calma todavía no llegó. Si se observa la liquidación en el dólar soja 3 se verá que es insuficiente para reforzar las frágiles reservas del Banco Central. La entidad tiene que intervenir con bonos porque no tiene dólares y cuando sale a vender derrumba las paridades. Al cierre lograron bajar levemente al contado con liquidación, pero no pudieron controlar al MEP. La dolarización de carteras no terminó”.

El CAM9, la posición que se habilitó para el dólar soja, tuvo liquidaciones por USD 72 millones de los cuales quedaron USD 44 millones para el Banco Central que pudo aumentar sus reservas en 47 millones a USD 36.412 millones.

Según el analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli “la retención de dólares del agro por parte del Banco Central fue de 61%, no obstante, la tasa de retención total es muy baja, 29%, comparada con los dólares soja anteriores. Con la venta de divisas absorbió pesos, pero tuvo que emitir porque compró a $300 y vendió a $218. De todas maneras, lo que liquidó el agro fue un montó bajo comparado con liquidaciones anteriores”.

“Respecto de la suba de tasas, que resulta insuficiente a mi criterio y a de muchos operadores del mercado, cada 4 meses genera una base monetaria, es decir en un año se emiten tres bases monetarias en intereses”, agregó Vitelli.

Respecto a la situación del agro indicó que “está golpeado por la presión de a la baja que ejerce Brasil por sus cosechas exuberantes que se une a la caída de la cosecha argentina. Por caso, hoy el maíz julio cotizó a USD 194 cuando hace pocos días estábamos en 220. En términos de soja, con lo que se está generando en estos días, desaparecieron las ganas de vender. Se están terminando los incentivos, porque los $300 son fijos. Los comentarios en el sector no son alentadores. No quieren vender demasiado porque las intenciones de dolarizarse se disiparon ante la fuerte suba de las divisas. La situación es que la exportación está parada sobre sus precios y los productores no quieren vender a esos valores.”.

La respuesta del Gobierno ante la situación fue imponer más cepo. Quedarán afectados pagos de empresas al exterior en particular servicios y fletes. Esto no toca a las aplicaciones como Spotify o Netflix y otras similares. Tampoco afectará a los programas que se cargan en las computadoras. Todo lo que tenga el impuesto solidario estará exento.

La Bolsa, tuvo una leve recuperación con negocios elevados por $6.577 millones. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 2,33% en pesos y 1% en dólares.

Los negocios en ADRs -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- se duplicaron porque estas operaciones permiten cobertura ante la suba del dólar. Los ADRs cotizan en pesos al tipo de cambio contado con liquidación. Esto explica los negocios por $11.192 millones.

Para hoy se espera que siga la tensión cambiaria. La suba de tasas no parece un disuasivo para las intenciones de dolarizarse.

Seguir leyendo: