Por la pandemia cerraron casi 4.000 pymes en Buenos Aires, pero abrieron más en el resto del país

La destrucción de empresas en CABA y Provincia se concentró en pocos rubros, pero las caídas fueron determinantes. Cómo afectó a cada provincia y a cada sector

Compartir
Compartir articulo
En algunas provincias se crearon más de 600 pymes nuevas desde el inicio de la pandemia.
En algunas provincias se crearon más de 600 pymes nuevas desde el inicio de la pandemia.

El inicio de la pandemia marcó un antes y un después en todo el mundo y la Argentina no fue la excepción. Dentro de ese escenario, en el que tuvo lugar un largo período de restricciones sanitarias es que se frenó la actividad económica casi a cero, para luego dar paso a un período de recuperación.

En el “río revuelto” cambiaron muchas cosas, incluyendo la desaparición y la apertura de miles de micro, pequeñas y medianas empresas en todo el país. Lo llamativo es que en esta oportunidad se dio algo atípico: mientras en CABA y en provincia de Buenos Aires cerraron más empresas de las que abrieron, en el interior la relación de aperturas y bajas fue la contraria. Tal es así, que los números generales a nivel nacional mostraron un crecimiento en la cantidad total de pymes.

En total, según estadísticas publicadas por la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), en diciembre de 2019 había 529.180 pymes en la Argentina. Para llegar a ese número, se tomó en consideración a las empresas micros (entre 1 y 10 trabajadores), y a las pequeñas y medianas (entre 11 y 100 empleados). Tres años después, en diciembre de 2022, el número de pymes a nivel nacional había ascendido a 529.916.

Si bien parece ser una diferencia mínima (736 nuevas firmas), se trata de un aumento significativo, teniendo en cuenta que el universo pyme se achicó en las dos jurisdicciones que en forma conjunta contienen al 53% de las pymes de todo el país.

Qué pasó en cada provincia

Como se planteó anteriormente, más de la mitad de las pymes se encuentran en provincia de Buenos Aires y en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Por eso, resulta fundamental para el análisis repasar qué pasó en esas jurisdicciones.

De acuerdo a las estadísticas de la SRT, en la provincia había 161.695 pequeñas y medianas empresas en diciembre de 2019 y el número bajó a 160.952 en igual mes de 2021. La baja neta de 743 firmas se explica principalmente por lo ocurrido en el rubro de “transporte y comunicaciones”, donde se perdieron 953 pymes en ese período y en “servicios inmobiliarios” (611 bajas), aunque también tuvieron alta incidencia los “servicios de asociaciones y servicios personales” (-560 empresas) y las compañías de “servicios artísticos” (-471), entre otras.

Se dio la tendencia opuesta en el rubro comercial, donde la cantidad de pymes creció en 1.521 firmas, y en la industria manufacturera (+401 empresas), pero el repunte de esos sectores no alcanzó a compensar los numerosos cierres de otras actividades.

En el caso de CABA, en tanto, hubo dos sectores que traccionaron fuerte en el período analizado. Se trata de los “servicios de asociaciones” (+2.439 pymes) y el comercio, donde se registraron 821 empresas más que en la previa de la pandemia.

No obstante, fueron mucho mayores las caídas en los rubros de “transporte y comunicaciones” y “servicios inmobiliarios”, donde se perdieron 2.865 y 2.678 pymes respectivamente. . El balance general para CABA, marca que en diciembre de 2022 había 3.168 pequeñas y medianas empresas menos que en igual mes de 2019.

En resumen, entre CABA y Provincia se perdieron 3.911 pymes en el período analizado. No obstante, en el interior del país se crearon más empresas de las que se destruyeron. De acuerdo a las estadísticas de la SRT, hay cinco provincias que se destacaron sobre el resto.

Una de ellas es Misiones, que pese a ser una provincia con baja participación en el PBI nacional, sumó 648 nuevas pymes entre 2019 y 2022, principalmente en los rubros de comercio (341), agricultura (112) e industria manufacturera (92).

Sobresalió también Entre Ríos, donde el balance entre altas y bajas de pymes cerró con un saldo positivo de 640 pequeñas y medianas empresas. Una vez más, los rubros de comercio (312 firmas nuevas) e industria manufacturera (125) destacaron sobre el resto.

Las otras tres provincias que se destacaron fueron Corrientes, Río Negro y Santiago del Estero, donde se sumaron 497, 408 y 399 pymes respectivamente.

Diferencias sectoriales

Así como se observan diferencias notorias entre las distintas jurisdicciones, también hay grandes disparidades entre sectores.

Tomando como referencia los números totales nacionales, se observa que hubo cuatro rubros que crecieron con fuerza y cuatro que cayeron, siempre hablando de la cantidad de pymes activas.

Las estadísticas indican que la actividad económica que más pymes nuevas aportó entre 2019 y 2022 fue el comercio, con 6.121 empresas nuevas, pasando de 144.487 a 150.608 firmas pequeñas y medianas registradas. Le siguieron en importancia los “servicios de asociaciones y servicios personales” (+2.612 pymes), las actividades administrativas (+1.484) y la industria manufacturera (+1.228).

En contraparte, el sector que más pymes perdió entre 2019 y 2022 fue el de “transporte y comunicaciones”, que pasó de tener 49.762 a 43.777 empresas chicas y medianas en el total nacional. Fue claramente negativo también el balance de “servicios inmobiliarios” (-3.502 firmas), “servicios profesionales” (-1.398), “intermediación financiera” (-1.036) y “servicios artísticos” (-932).

A qué se deben las diferencias

Luego de haber analizado el comportamiento de las pymes por provincia y por sector, se puede asegurar que la dinámica de las empresas varió mucho en cada caso, aunque con un balance total positivo.

Para Jorge Colina, economista del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), en CABA y principalmente en el Gran Buenos Aires se está dando una situación que luego se trasladará al interior del país. “Han cerrado muchas PyMEs del sector inmobiliario y del rubro de ‘trasporte y comunicaciones’ porque han ido perdiendo terreno frente a las plataformas tecnológicas, que han ido captando la atención de los clientes”, subrayó.

“Todas esas pymes ya no van a volver a abrir. Lo mismo va a pasar en el resto del país. Generalmente estos cambios se dan primero en las grandes capitales y después en el interior”, comentó.

También el economista José Vargas, de la consultora Evaluecon, se refirió a la diferencia entre Buenos Aires y el interior del país. “La caída en CABA y en provincia de Buenos Aires tuvo mucho que ver con el impacto negativo de la pandemia. La mayoría de las pymes que salieron del mercado, no se pudieron reincorporar. En el interior las empresas se enfrentaron a los mismos problemas, pero como la actividad económica tiene una dinámica diferente, porque prácticamente el 80% de lo que se produce está sostenido por las pymes, fueron rápidamente reemplazadas por otras”, explicó.

“Lamentablemente no creo que en el corto plazo haya una recuperación de las pymes en CABA y Provincia, por el contexto actual y por el cambio de Gobierno. Habrá que ver cuáles son las perspectivas o el programa económico que propone la próxima administración para fomentar la creación de nuevas empresas”, agregó el economista.

Seguir leyendo: