La construcción y la industria tuvieron un freno en diciembre pero crecieron en 2022

La actividad constructora se desplomó 10% interanual en el último mes del año pero tuvo una mejora de 3,5% a lo largo del año. La producción fabril mejoró 4,3% durante el año pasado

Compartir
Compartir articulo
En diciembre, la industria marcó un crecimiento del 0,8 en relación al noviembre, tras dos meses de caída. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
En diciembre, la industria marcó un crecimiento del 0,8 en relación al noviembre, tras dos meses de caída. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

La construcción y la industria terminaron el 2022 con números positivos y crecieron 3,5% y 4,3% a lo largo del año, respectivamente, en comparación con el 2021, informó este miércoles el Indec. La última foto del año mostró que la actividad constructora tuvo una nueva caída -la quinta consecutiva- de 3,5% y una más pronunciada interanual de 10,6%, mientras que la producción fabril cerró el año pasado con un retroceso de 1,2 por ciento.

El avance de la industria fue menor al 15,9% que había registrado 2021, el año en que repuntó tras el desplome de 7,5% que había tenido lugar en 2020 como consecuencia de la pandemia. La construcción, por su parte, había tenido un salto de 30% en 2021, también como compensación del derrumbe del primer año de crisis sanitaria.

La construcción tuvo a lo largo de 2022 dos momentos bien diferenciados. Durante la primera mitad del año registró números positivos en el indicador de “tendencia ciclo”, que expresa más claramente cuál es la propensión del sector: hasta mayo fue positivo, y desde ese momento solo tuvo cifras negativas.

Entre los cinco meses seguidos de retroceso medido de manera intermensual, diciembre fue el de contracción más pronunciada, con 3,5 por ciento. Pero ya había tenido en marzo de este año un 4,4% de caída mensual. Ni siquiera en pandemia la construcción había tenido cinco meses seguidos de declive mensual y hay que remontarse al período octubre 2015-abril 2016 para encontrar un lapso más extenso de caídas consecutivas medidas de esa forma.

La construcción ya había tenido en noviembre una caída de 0,5 por ciento mensual. De la misma forma, había sumado su segundo mes seguido con una contracción también medida de forma interanual, en este caso de 1,5 por ciento.

La actividad de la construcción tuvo altibajos a lo largo de 2022, aunque 8 de los 12 meses incluidos en la última actualización del Indec fueron con cifras intermensuales negativas. La peor parte tuvo lugar en marzo, cuando registró una caída de 5% en relación a febrero. Aunque al mes siguiente tuvo un fuerte rebote (6,9%), desde agosto inició una tendencia de retroceso que se sostuvo.

La construcción cayó 10,6% interanual en diciembre.  REUTERS
La construcción cayó 10,6% interanual en diciembre. REUTERS

De acuerdo al Indec, los datos del consumo aparente de los insumos para la construcción en diciembre de 2022 muestran, con relación a igual mes del año anterior, subas de 16,8% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); 15,0% en mosaicos graníticos y calcáreos y 2,4% en placas de yeso.

Mientras tanto, el organismo observó bajas de 23,1% en pinturas para construcción; 22,8% en pisos y revestimientos cerámicos; 22,6% en ladrillos huecos; 19,8% en cales; 18,5% en asfalto; 15,7% en yeso; 9,0% en cemento portland; 7,0% en hierro redondo y aceros para la construcción; 4,7% en artículos sanitarios de cerámica; y 2,3% en hormigón elaborado.

La industria manufacturera había tenido en noviembre una mejora intermensual de 0,8% y había conseguido revertir dos meses de caída (1,1% en septiembre y 1,3% en octubre). Medido anualmente, aún se sostenía en terreno positivo aunque leve (1,4% en relación con el mismo mes del año anterior).

Los últimos datos del 2022 muestran que la producción fabril registró una caída interanual de 2,7%, la primera de este tipo desde enero. Más de la mitad de los meses que compusieron el año pasado, el indicador intermensual fue negativo para la industria manufacturera.

De acuerdo al informe del organismo estadístico, en diciembre de 2022, el IPI manufacturero registró una variación negativa de 2,7% con respecto al mismo mes del año anterior. Las incidencias de las divisiones que componen el nivel general del índice presentan caídas de 0,6% en “Muebles y colchones y otras industrias manufactureras”; 0,5% en “Sustancias y productos químicos”; 0,4% en “Alimentos y bebidas”; 0,3% en “Productos de caucho y plástico”.

También midió un 0,3% en “Prendas de vestir, cuero y calzado”; 0,3% en “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”; 0,2% en “Madera, papel, edición e impresión”; 0,1% en “Productos textiles”; 0,1% en “Productos minerales no metálicos”; 0,1% en “Otros equipos, aparatos e instrumentos”; y 0,1% en “Otro equipo de transporte”. Por otra parte, se observan incidencias positivas de 0,2% en “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”; 0,1% en “Industrias metálicas básicas”; 0,1 % en “Maquinaria y equipo”; y 0,1% en “Productos de metal”. Los “Productos de tabaco” presentan una incidencia positiva cercana a cero.

Seguir leyendo: