Empujado por la inflación y el temor a una mayor emisión, el dólar libre volvió a los 200 pesos

La divisa en el mercado paralelo aumentó casi 5 pesos en dos jornadas luego de permanecer varias semanas por debajo de los 200 pesos. Los analistas afirman que el aumento de la emisión para financiar la ayuda social y la disparada de los precios son algunas de las causas que impulsan el alza

Compartir
Compartir articulo
Fotografía de archivo de un fajo de billetes de dólares. EFE/ Rayner Peña R
Fotografía de archivo de un fajo de billetes de dólares. EFE/ Rayner Peña R

Tras largas semanas de calma, el dólar libre retomó el sendero alcista: subió $1,50 este miércoles, hasta alcanzar los $199,50, luego del aumento de $3 registrado ayer en medio de ruidos en el mercado por los intentos oficiales por impulsar un nuevo impuesto a la “renta inesperada” y el anuncio de la inyección de más de $200.000 millones al consumo a través de distintos bonos para los sectores más vulnerables.

Analistas consultados por Infobae afirmaron que era esperable que se cortara la calma cambiaria dado que las condiciones del mercado de cambios siguen teniendo las mismas anomalías como el cepo y restricciones para las importaciones. Asimismo, destacaron que la suba del dólar oficial, el aumento de la emisión monetaria para financiar la ayuda a los sectores más vulnerables y la disparada de la inflación son algunas de las causas que impulsan el alza del dólar libre.

Cabe destacar que el dólar “blue” rebotó el martes $3 interrumpiendo cuatro ruedas de calma absoluta en su precio mínimo desde octubre pasado. Había iniciado una fuerte tendencia a la baja a fines de enero pasado, cuando llegó a cotizar $223. Desde entonces, y luego del anuncio del acuerdo con el FMI, se desinfló y desde hace casi dos semanas opera por debajo de los 200 pesos.

Su piso mínimo del año fue de $195 vendedor, pero el martes avanzó a los $198 y hoy alcanzó los $199,50. Sucede luego de que se dieran a conocer los anuncios oficiales para apuntalar los salarios de los sectores más vulnerables y de que se informara sobre un nuevo impuesto empresarial que pagarían las firmas con una “renta inesperada” como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania.

En ese marco, la brecha cambiaria del dólar libre con la cotización mayorista se ubica ya en torno al 73 por ciento.

infobae

Para el economista Gustavo Ber, el reacomodamiento alcista de los diferentes dólares se debería a “las preocupaciones que despierta una posible mayor emisión monetaria a partir de los últimos anuncios económicos, así como al último dato de inflación que también habría contribuido a despertarlos”.

Dicho repunte llega tras un posible piso de los dólares financieros en la zona de los $190, luego un período donde venían acumulando importantes retracciones desde los máximos alimentadas por un creciente apetito hacia el carry trade. Más allá de ello, a corto plazo podrían lateralizar ya que sigue vigente el alto apetito por este mecanismo, especialmente a través de instrumentos CER. Además, la estacional mayor oferta de divisas también juega a favor, aunque luego de dicho período de liquidación del campo podría acelerarse el reacomodamiento a partir de la elevada nominalidad de la economía que actúa de fondo”, dijo el economista a Infobae.

La bicicleta financiera o carry trade es una inversión realizada en moneda local para, luego de un determinado plazo, obtener un beneficio en moneda extranjera.

Las preocupaciones que despierta una posible mayor emisión monetaria a partir de los últimos anuncios económicos, así como al último dato de inflación que también habría contribuido a despertarlos (Ber)

En tanto, el operador financiero Christian Buteler dijo a este medio que toma esta suba como un movimiento normal del mercado. “No era muy lógico que el dólar se mantuviera estable o a la baja con la inflación existente. Este movimiento no termina acá. Lo lógico es que se mueva en la misma dirección y valores similares al resto de los precios de la economía”, advirtió.

En ese sentido, añadió: “No han cambiado las bases para que eso se modifique. Seguís teniendo un cepo importante, se siguen restringiendo divisas para importaciones, hay impuestos sobre el gasto en dólares con tarjetas. Las condiciones básicas se mantienen, por eso no debería haber un cambio. Hubo una baja del dólar blue que en algún momento iba a tener que volver a esta tendencia más normal”.

La suba del blue no se dio en solitario. El dólar MEP trepó a $194,92, o un 2% en el día. El contado con liquidación, mientras tanto, llegó a $194,66 con un avance del 1,9% en la jornada.

En el mercado cambiario mayorista, el peso subió 18 centavos, a $113,96 por dólar en depreciación regulada por el Banco Central.

La cotización del dólar oficial cerró hoy en $119,15, con una suba de 12 centavos en relación a la víspera. Así, el dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto PAÍS-, marcó un promedio de $154,89 por unidad, y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de 35% sobre la compra de divisas, $196,60.

Fuentes de mercado estimaron que la autoridad monetaria finalizó la jornada de hoy con un saldo negativo de 35 millones de dólares. De esta manera, las reservas internacionales del BCRA cerraron la jornada en USD 43.135 millones.

En tanto, el volumen operado en el segmento de contado fue de USD 222 millones, en el sector de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se registraron operaciones por USD 70 millones y en el mercado de futuros Rofex se transaron USD 522 millones.

“En los tres primeros días de esta semana el tipo de cambio mayorista avanzó 99 centavos y, con dos jornadas por delante para terminar la misma, amenaza con superar la corrección final de la primera semana del mes”, dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

En ese sentido, añadió: “La demanda autorizada se mostró mucho más activa hoy, dominando el desarrollo de las operaciones y forzando al Banco Central a intervenir con ventas en el mercado para atender el faltante de divisas. El acumulado del mes cae ahora a unos USD 130 millones de compras netas y vuelve a poner dudas sobre la posibilidad de que al final de abril el saldo de intervención mejore los resultados del mes anterior”.

Una galopante inflación, tensiones en la coalición de Gobierno y la propuesta de un nuevo impuesto para sostener la ayuda social se suman a las dudas de que el país pueda cumplir las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la renegociación de deuda por unos 44.000 millones de dólares.

SEGUIR LEYENDO: