El drama de los argentinos varados por las nuevas cancelaciones de vuelos: “Es angustiante que nadie te atienda”

Tres casos que reflejan los problemas generados por las últimas medidas: miles de personas sin poder viajar, planes frustrados, familias desencontradas y un clima de gran incertidumbre

Andrea Fornasari en Nueva york, antes de que su vuelo sea cancelado
Andrea Fornasari en Nueva york, antes de que su vuelo sea cancelado

El último DNU publicado por el Gobierno nacional regó nuevamente de preocupación a los argentinos que debían regresar del exterior y a aquellos que pensaban en viajar. Se prevé que las restricciones dejarán miles de varados, planes sin realizar, familias desencontradas y un clima de gran incertidumbre.

Parece un déjà vu de lo que ocurrió a principios del 2020.

Andrea Fornasari está en Nueva York debía tomar un vuelo con destino a Buenos Aires mañana martes. Pero a primera hora de hoy recibió un mail de American Airlines, empresa que operaba el viaje, que indicaba que su vuelo había sido cancelado.

“Estoy sin saber qué rumbo tomar, no sé si me quedaré un día o treinta más” (Fornasari)

Las aerolíneas no reembolsan porque es un problema ajeno a ellos, ofrecen reprogramaciones pero es imposible saber si podremos volver en la nueva fecha”, se lamentó en diálogo con Infobae. “Lo más complicado es que tenemos que presentar un test PCR que tiene una validez de 48 horas, como no sabemos cuándo viajamos, tenemos que hacer uno por día; de un momento para el otro pueden decirnos que viajamos mañana”, explicó Andrea, aunque como punto positivo remarcó que en Nueva York el test se realiza de forma gratuita, las 24 horas del día, en el Mount Sinai Hospital.

Lo más angustiante es que no hay nadie que atienda y te confirme que viajás”, continuó Andrea. “Estoy sin saber qué rumbo tomar, no sé si me quedaré un día o treinta más”. El hospedaje es un gran problema, en la Gran Manzana: “Ahora estoy en un nuevo hotel, tuve que cambiar en el que estaba porque no había disponibilidad, no sé si seguir en un hotel o si alquilar algo temporario”, explicó.

El emprendedor argentino quiere radicarse en España para hacer crecer a sus empresas
El emprendedor argentino quiere radicarse en España para hacer crecer a sus empresas

Andrea trabaja como decoradora, se fue con trabajos inconclusos que podía seguir de forma remota, pero en algún momento necesita estar presente para hacer las instalaciones manuales. “Si esto sigue así tendré que reprogramar varios proyectos y no sé cuándo podré terminarlos”, concluyó.

Diferente es el caso de Esteban Cervi, el emprendedor argentino que se hizo viral días atrás cuando ofreció ayuda gratis a las Pymes durante el pasado confinamiento.

Director y fundador de dos empresas nacionales, Neolo y Pulsión Digital, Cervi lleva seis meses planeando radicarse en España en busca de hacer crecer a sus compañías. “Están convirtiendo Argentina en Cuba. No hay libertad. No podés irte. Se quedan con tu dinero”, tuiteó esta mañana.

“Es un problema cultural de los argentinos, nunca tenemos previsibilidad para nada, no pueden cancelarte un vuelo tres días antes de salir” (Cervi)

“Me voy porque quiero mejores condiciones de trabajo para mis emprendimientos, quiero hacerlos crecer”, dijo en diálogo con Infobae. Con 35 años, casado y con una hija de un año, planea irse del país para no volver.

Tenía fecha para volar el 2 de julio por Aerolíneas Argentinas y con destino a Madrid, pero el mismo fue cancelado el domingo por la noche tras un cronograma de vuelos emitido por la compañía.

Esteban fue personalmente a las oficinas de la empresa ubicadas en Aeroparque para reclamar. “Luego de 2 horas de espera, logré que me reubicaran en un vuelo del 25 de julio, aunque no me aseguraron que el viaje vaya a estar autorizado”, dijo.

Eve junto a su madre Paule en el festejo de su cumpleaños número 89
Eve junto a su madre Paule en el festejo de su cumpleaños número 89

El emprendedor reclama previsibilidad. “Si bien hay que cuidarse, eso no tiene nada que ver con disponer de la libertad de salir del país, yo me voy a trabajar, me voy afuera pero mis empresas están en Argentina es un problema cultural de los argentinos, nunca tenemos previsibilidad para nada, no pueden cancelarte un vuelo tres días antes de salir”, relató angustiado. Tiene todo arreglado para vivir dos meses en Madrid hasta encontrar una vivienda fija e instalarse y ya estima que perderá dinero que no podrá reclamar.

Infobae se comunicó también con Eve Grynberg, fotógrafa francesa radicada en Argentina hace más de 25 años. Eve viajó a su país de origen a visitar a su madre y ser parte de los festejos de su cumpleaños número 89. Planeó el viaje con un mes de duración para pasar un tiempo con Paule, quien enviudó de su marido Simon, padre de Eve, en marzo del 2020.

Simon falleció en plena pandemia y Eve no pudo ir al velatorio de su padre. “No podía dejar pasar la oportunidad de ir a visitar a mi madre en sus últimos años de vida”, dijo la fotógrafa.

“Me trastorna porque cada día que pasa cuesta plata, yo soy francesa pero vivo en Argentina, la vida acá es muy cara” (Grynberg)

Originalmente, debía volver el 25 de junio en un vuelo de Air France, pero le informaron que su viaje sería adelantado un día. Corrió para hacerse el test PCR que debe realizarse 48 horas previas al embarque. Pero su vuelo fue nuevamente reprogramado. Esta vez le ofrecieron un nuevo itinerario que partiría el miércoles 30 de junio, pero con las últimas medidas que restringen la llegada de vuelos desde el exterior vigentes, cree que no podrá volver.

“Me trastorna porque cada día que pasa cuesta plata, yo soy francesa pero vivo en Argentina, la vida acá es muy cara”, expresó Eve ante la pregunta por los inconvenientes que le produce tener que quedarse más tiempo del planeado. Y agregó: “Tenía trabajo a la vuelta, días de shooting programados que tuve que posponer; además allá están mis hijos, mi casa, mi vida”.

“Me enamoré de Argentina y allí decidí hacer mi vida. Viajé porque no podía arriesgarme a que pase con mi mamá lo mismo que con mi papá; ahora estoy triste porque no sé cuándo volveré y quiero estar cerca de mis hijos y nietos en Argentina”, concluyó Grynberg.

La reducción de un 70% de la cantidad de pasajeros que puede arribar al país puso en este tipo de situaciones complicadas a miles de argentinos y residentes del país que se encuentran a la espera de poder volver o poder realizar sus planes.

SEGUIR LEYENDO:


Información provista porInvertir Online