El regreso de los grandes fondos del exterior a la región favoreció a las acciones y los bonos argentinos

Grandes inversores volvieron a mirar a América Latina, en particular a Brasil, donde el movimiento fue acompañado por datos positivos de crecimiento económico. El rebote sobre la Argentina impulsó los negocios en la Bolsa

Foto: REUTERS/Marcos Brindicci
Foto: REUTERS/Marcos Brindicci

La resurrección de las acciones y de los bonos de la deuda se explica por la cantidad de fondos extranjeros que se habían ido de la región y regresaron en particular a Brasil. En el principal socio de la Argentina, la Bolsa de San Pablo subió desde el 26 de febrero hasta ayer, 20% en dólares. Cabe aclarar que la divisa en ese lapso bajó 9,33% a 5,15 reales y que el 8 de marzo había tocado un máximo de 5,90 reales.

Por supuesto, en Brasil el movimiento fue acompañado de buenos datos del crecimiento de la economía. La Bolsa subió ayer 1,62% a sus máximos históricos porque el primer trimestre del año la economía creció 1,2%, comparado con el primer trimestre de 2020 cuando la pandemia todavía no había hecho estragos. Por eso ayer el dólar llegó a su valor mínimo desde el 21 de diciembre pasado y es una buena noticia para el retraso cambiario argentino, ya que su competidor no saca provecho del anclaje del tipo de cambio local.

Este rebote que llegó desde el exterior hizo que la Bolsa tuviera una rueda con un elevado monto de negocios de $ 1.813 millones y que el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentara nada menos que 3,08% prolongando su rally de mayo -el mejor mes en mucho tiempo- y comenzando junio en su máximo histórico. Lo mejor de la rueda pasó por Pampa Energía (+8,44%), Transportadora Gas del Sur (+8,28%) y Central Puerto (+7,14%).

Los ADR’s -certificados de tenencia de acciones que cotizan en la Bolsa de Nueva York- operaron un regular monto de $ 1.922 millones porque el mercado norteamericano está muy volátil por el temor que causa el posible aumento de la inflación que conllevaría una suba de las tasas de interés. De todas maneras, entre los certificados argentinos predominaron las subas. Los más destacados fueron Central Puerto (+7,93%), Transportadora Gas del Sur (+7,38%) y Pampa Energía (+5,30%).

El dólar tuvo una rueda monótona donde el “blue” en el mercado libre perdió $ 2 y cerró a $ 155. Los ahorristas están apostando a los depósitos UVA que ajustan por el costo de vida. De hecho, en los bancos están creciendo a un ritmo superior a $ 1.000 millones diarios, mientras los plazos fijos tradicionales permanecen estancados.

En las últimas licitaciones, los bonos indexados se colocaron a sobretasas superiores a 3% para los de más largo plazo y en el futuro serán los más buscados por los bancos porque ahora se les permite comprar títulos públicos con las Leliq que tienen en su poder. Las Leliq son bonos que les da el Banco Central a cambio de que le coloquen los depósitos de sus ahorristas para esterilizarlos y evitar que la emisión se traslade a precios. El Discount, el bono más buscado que vence en 2033, subió 0,26% mientras los más nuevos como el TX22 aumentó 0,25% y el TX23, 0,75%. La ventaja que tiene el Discount es que su tasa de retorno es de 9% sobre la inflación. El TX23 tiene un retorno de 4,10%.

El dólar mayorista, a su vez, aumentó tan solo 2 centavos a $ 94,75, mostrando la decisión del Banco Central de llegar a fin de año con un dólar para el comercio exterior y pago de deudas de $ 102. Su devaluación se está haciendo a un ritmo de 15% anual. Los negocios por la liquidación de los exportadores alcanzaron a USD 291 millones, de los cuales la entidad que preside Miguel Pesce compró 40 millones, pero las reservas subieron 90 millones a USD 41.964 millones por la baja del dólar frente a las seis principales monedas del mundo y la suba del oro.

Por otra parte, el Banco Central cerró en el mercado de futuro del dólar, con ganancias, todas sus posiciones de fin de mayo y le quedó íntegra en su poder la capacidad de intervención que le autoriza el FMI de USD 5.000 millones, que utilizará en las próximas ventas de futuro para evitar que el dólar se desmadre. El poder de intervención aumentó considerablemente con esta estrategia.

Los dólares financieros siguieron en alza, pero sin intervención del Banco Central ya que en el AL30C el monto de negocios volvió a la normalidad y operó $ 1,1 millones. Este bono es el que utiliza la entidad para controlar el precio del contado con liquidación. En la plaza oficial se negociaron USD 59,4 millones y el “contado con liqui”, como lo llaman en la jerga, subió 61 centavos a $ 166,33. En el mercado libre donde los operadores de las mesas de dinero utilizan el GD30, este dólar aumentó 63 centavos a $ 166,88.

El dólar MEP con operaciones por $ 36,2 millones subió 73 centavos a $ 160,96 en la plaza oficial y 43 centavos en las mesas a $ 161,08.

Los bonos de la deuda con legislación argentina comenzaron el día con calma y se pusieron verdes por la tarde. Este color es el que en las pantallas identifica a las alzas. El riesgo país, de esta manera, bajó 8 unidades (-0,5%) a 1.501 puntos básicos. Pero la solidez se transmitió a las provincias. Mendoza que tiene una economía confiable para los inversores licitó dos letras del Tesoro a 110 y 348 días por $ 6.397 millones. Las ofertas fueron por $ 27.593 millones para las más largas, de las que el Tesoro captó solo $ 6.400 millones y dejó poco más de $ 21 mil millones afuera. En la corta, rechazó los $ 18.857 millones que le ofrecieron y la declararon desierta. Más señales de poder, imposible.

Cabe aclarar que las Letras pagan tasa Badlar + 0%. La Badlar es la tasa que se paga por plazos fijos de más de $ 1 millón a 30 días. Pero estas letras tienen el estímulo que, además, pagan una tasa de CER + 2,8% a la que se le deduce la Badlar. En otras palabras, están licitando títulos que ajustan por el costo de vida o por la tasa de interés, de acuerdo a lo que le convenga al inversor.

Para hoy se espera otra rueda con una Bolsa firme y los inversores asumiendo riesgos por la entrada de fondos del exterior al mercado. El dólar, se descuenta, que seguirá en calma y los bonos y depósitos que ajustan por el costo de vida, en alza.

SEGUIR LEYENDO

Información provista porInvertir Online