YPF le cuelga el cartel de venta a la torre Pelli de Puerto Madero

La empresa busca obtener USD 400 millones por la venta del edificio que tuvo un costo de construcción en 2008 de USD 135 millones. Apunta a ahorrar en tiempos de trabajo remoto por la pandemia

YPF puso a la venta su sede central
YPF puso a la venta su sede central

La petrolera privada con mayoría accionaria estatal YPF puso a la venta su emblemática torre ubicada en Puerto Madero. La compañía petrolera definió deshacerse del edificio que fue inaugurado en 2008, diseñado por el famoso arquitecto tucumano ya fallecido César Pelli, en épocas en que la compañía estaba privatizada y en manos de la española Repsol.

Con esta operación YPF busca recaudar, según cotizaciones del mercado inmobiliario, unos 400 millones de dólares, lo que mostraría el salto del valor del edificio teniendo en cuenta que su construcción tuvo un costo de 135 millones de dólares.

“Se ha puesto en marcha la posibilidad de ejecutar la operación ni bien se alcance una oferta con el valor esperado. En rigor, la decisión se enmarca en la estrategia de la petrolera de concentrar sus recursos en el core del negocio, esto es, la producción de energía (y financiar con los recursos parte del plan de trabajo), pero también apunta a engrosar la política de austeridad y gestión eficiente que la firma que conduce Sergio Affronti parece haber adoptado en esta etapa”, señalan fuentes ligadas a la decisión de poner a la venta el emblemático edificio ubicado en Puerto Madero.

Vista del edificio iluminado con la bandera argentina
Vista del edificio iluminado con la bandera argentina

“La decisión se suma así a otras acciones corporativas que van en el mismo sentido que pueden ser reconocidas como parte de la transformación que ha impulsado la pandemia de covid-19 en función de las posibilidades que ha generado el trabajo remoto y de lo oneroso de mantener estructuras de importantes dimensiones”, agregaron.

“Se definió desprenderse de algunos activos con el objetivo de volverse más ágil y moderno. Y reasignar esos recursos al core del negocio”, apuntaron fuentes cercanas a la compañía.

La intención de Affronti, quien asumió como CEO de la compañía en abril del año pasado en medio de la pandemia, la caída en la producción local y la caída en el consumo de hidrocarburos a nivel global que llevó al petróleo a su precio histórico más bajo, es la de avanzar en un fuerte plan de inversiones durante este 2021 con la mirada puesta en convertirse en exportadores de crudo y gas. En ese sentido, acaba de abrir una sede en Chile y de solicitar permiso para exportar gas al país trasandino.

Vista desde Plaza de Mayo del edificio que diseñó el arquitecto tucumano César Pelli
Vista desde Plaza de Mayo del edificio que diseñó el arquitecto tucumano César Pelli

Respecto de esto último, YPF –que acaba de anunciar un nuevo aumento de los combustibles– apuesta fuerte al Plan Gas 4 en donde en la primera licitación colocó el mayor volumen de gas para abastecer la demanda. Además, es uno de los principales operadores de Vaca Muerta. En diciembre pasado la formación sumó 477 etapas de fracturas de las que 203 corresponden a la petrolera con mayoría accionaria estatal.

La Torre Pelli es la tercera sede que ocupó la compañía. En una primera etapa la empresa estatal estaba ubicada en lo que hoy se conoce como el Ministerio de Agricultura de la Nación, en Paseo Colón 922. En 1938 se mudó a un edificio construido especialmente para la compañía ubicado en Avenida Presidente Roque Sáenz Peña 777.

En la mole arquitectónica ubicada en Diagonal Norte funcionaron las oficinas de la petrolera hasta el 2008 cuando se mudó a Puerto Madero, por lo que el edificio quedó vacío. En 2010 el edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional y hoy está alquilado a la multinacional Accenture.

En noviembre del año pasado, y dando inicio a este plan que hoy le pone el cartel de venta a la torre de Puerto Madero, la petrolera vendió la denominada Torre Blanca en Tucumán 744 a la también empresa con mayoría del Estado Aysa en una operación por 30 millones de dólares, y se desprendió de cinco pisos que alquilaba en Neuquén y que fue donde funcionó históricamente la base de operaciones para el Sur de YPF.

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online