Para el Banco Central, el escenario para 2021 es “incierto y con factores de riesgo en el horizonte”

En un informe en el que traza los objetivos de las políticas monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año próximo, la autoridad monetaria anunció que mantendrá su política de devaluación administrada del peso y sus intervenciones en los mercados de deuda

En el informe, que debe por requerimiento de la carta orgánica al inicio de cada año, el BCRA también indicó que seguirá interviniendo el mercado de divisas. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
En el informe, que debe por requerimiento de la carta orgánica al inicio de cada año, el BCRA también indicó que seguirá interviniendo el mercado de divisas. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

El Banco Central publicó un informe en el que traza los objetivos y planes respecto del desarrollo de las políticas monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año 2021 y en ese contexto, afirmó que a nivel global “el escenario para 2021 se presenta dinámico e incierto, con diversos factores de riesgo en el horizonte” como “el tiempo de desarrollo y aplicación efectiva de una vacuna contra el Covid-19, la continuidad de las políticas públicas de apoyo y la persistencia del impacto de la pandemia sobre la capacidad productiva y el tejido social”.

En el plano local, la autoridad monetaria anunció que en 2021 mantendrá su política de devaluación administrada del peso, para no atrasar el tipo de cambio real, y sus intervenciones en los mercados de deuda soberana, con la compra y venta de títulos, para resguardar el “equilibrio financiero y externo”.

En el informe, que debe por requerimiento de su Carta Orgánica presentar al inicio de cada año, el BCRA también indicó que seguirá interviniendo el mercado de divisas para “evitar desequilibrios temporales que pudieran afectar la posición de reservas internacionales” y buscará ofrecer instrumentos de ahorro e inversión que permitan “rendimientos acordes con relación a los niveles de inflación y a la evolución del tipo de cambio”.

“En la medida en que se vayan atenuando los riesgos asociados a la Covid-19, y la economía local vaya saliendo del distanciamiento social, preventivo y obligatorio, la política monetaria seguirá enfocada en absorber los esfuerzos anticíclicos de manera de preservar los equilibrios monetario y financiero”, manifestó el Central en el documento.

El BCRA también indicó que seguirá interviniendo el mercado de divisas para “evitar desequilibrios temporales que pudieran afectar la posición de reservas internacionales”

En el mismo, la autoridad que conduce Miguel Pesce anticipó que el año que viene pretende “consolidar la curva de rendimientos de los instrumentos de deuda en pesos” y que, a tal fin, “seguirá interviniendo a través de operaciones de mercado abierto en los mercados de deuda soberana para proveer mayor liquidez, profundidad y transparencia”.

Respecto de la política cambiaria, sostuvo que para fortalecer las reservas internacionales y preservar la competitividad,. continuará con su “esquema de flotación administrada del tipo de cambio”.

En 2020 la brecha entre el dólar oficial y el dólar libre registró una suba del 100% como consecuencia de las restriccioens cambiarias.  EFE/Sebastiao Moreira/Archivo
En 2020 la brecha entre el dólar oficial y el dólar libre registró una suba del 100% como consecuencia de las restriccioens cambiarias. EFE/Sebastiao Moreira/Archivo

También señaló que buscará “gestionar de manera dinámica las regulaciones sobre el mercado de divisas con el objetivo de evitar desequilibrios temporales que pudieran afectar la posición de reservas internacionales y/o comprometer la estabilidad cambiaria”.

La meta en el mediano y largo plazo para el Banco Central será disponer de “un set de regulaciones macroprudenciales compatibles con la dinamización de los flujos de capitales orientados a la economía real”.

En cuanto a la política crediticia, dijo que mantendrá una postura “activa y dinámica” que “permita amortiguar los shocks que afectan al sector privado” y, a la vez, “promover la eficacia y eficiencia del sistema de crédito”.

Otro de los objetivos del BCRA será estimular la inclusión financiera, a través del uso de medios de pago electrónicos “con menores costos para los comerciantes y mayor eficiencia en los procesos para los usuarios

En cuanto a la política financiera, señaló que “el sostenimiento de adecuados niveles de liquidez y solvencia de las entidades financieras” será uno de sus objetivos, mientras que las medidas de emergencia estarán focalizadas en sostener “la situación de empresas y familias”.

Otro de los objetivos del BCRA será estimular la inclusión financiera, a través del uso de medios de pago electrónicos “con menores costos para los comerciantes y mayor eficiencia en los procesos para los usuarios” y también “incentivar la apertura de puntos de acceso tanto presenciales como virtuales”.

Por último, dijo que impulsará la nueva regulación para los Proveedores no Financieros de Crédito, de modo que “todas las personas que así lo deseen tendrán efectivamente acceso a servicios financieros en el mismo marco de protección con que cuenta un cliente de una entidad financiera”.

“De esta manera, se propenderá a que la inclusión financiera que realizan los proveedores no financieros de crédito se efectué en un marco sostenible para los proveedores, pero de calidad para los usuarios”, concluyó el documento.

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online