Rubén Cherñajovsky, presidente de Newsan, le pidió a Alberto Fernández reglas claras para los empresarios en un acto que compartieron

Fue en la inauguración de una fábrica de lavarropas en Avellaneda. El presidente participó por videoconferencia y dio detalles de una charla que mantuvo hoy con la titular del FMI, Kristalina Georgieva

Alberto Fernánez
Alberto Fernánez

En un acto de inauguración de una nueva fábrica de lavarropas de la marca NewSan, en Avellaneda, del que participó el presidente Alberto Fernández por medio de una videoconferencia desde Olivos, el dueño y presidente de la compañía, Rubén Cherñajovsky, pidió “reglas claras” y “seguridad jurídica” para los empresarios argentinos.

“Me tomo el atrevimiento de pensar que el empresariado necesita reglas claras y permanentes para seguir con su desarrollo. El permanente cambio de reglas de juego perjudica a la posibilidad del desarrollo tecnológico que requiere muchos años y esfuerzo”, dijo.

Apostamos a que de una vez por todas en nuestro país se establezcan reglas que permanezcan en el tiempo y seguridad jurídica para poder permanecer y no nos pase el ida y vuelta que muchas veces tuvimos que enfrentar a lo largo de 50 años de esfuerzo”, agregó Cherñajovsky.

Rubén Cherñajovsky
Rubén Cherñajovsky

A su turno, Fernández anunció que hoy tuvo una extensa charla con Kristalina Georgieva, la titular del FMI, y señaló que el acuerdo con los acreedores privados beneficiará al sector privado. “Ahora los empresarios van a poder acceder más fácil al crédito para seguir creciendo. Eso es un gran paso. Esta mañana tuve una extensa charla con la titular del FMI, y coincidimos en que sin prisa, pero sin pausa, nos pondremos a trabajar para ordenar el desorden que heredamos del gobierno anterior y el Fondo”, expresó el mandatario.

Hay que despejar las dudas que legítimamente plantea Rubén, todos queremos trabajar en un mundo de certezas y para eso hay que poner en orden las cuentas”, dijo el Presidente. “Las cuentas con los organismos internacionales las pondremos en orden. Mi conversación con Kristalina Georgieva me alienta a pensar que lo haremos con una lógica común, la de no postergar a la Argentina y no hacer sufrir a los que mucho han sufrido”.

Por su parte, Alberto Fernández hizo referencia a que “Necesitamos que los empresarios confíen en el país para darles las mejores condiciones para que inviertan, promoviendo al mismo tiempo un sistema de justicia social para todos los argentinos”, expresó el mandatario desde la residencia de Olivos.

Foto de archivo del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, cuando era ministro de Economía de Argentina. 
Mar 4, 2016.  REUTERS/Marcos Brindicci
Foto de archivo del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, cuando era ministro de Economía de Argentina. Mar 4, 2016. REUTERS/Marcos Brindicci

”El gran movilizador del mercado es la industria, y el mayor oferente de trabajo es la pequeña y mediana empresa argentina, y los empresarios argentinos deben saber que en el gobierno argentino tienen socios para que sus empresas den trabajo, para que exporten y traigan divisas a la argentina”, aseguró.

El mandatario agradeció a los directivos de Newsan y LG “por seguir creyendo en la Argentina”, y aseveró: “Es muy importante seguir contando con empresarios que apuestan, que crean y que producen, que exportan en la Argentina porque ese es el modo en que el país se va a poner de pie”.

Los dichos del Presidente se dieron con motivo de una videoconferencia del acto de inauguración de la línea de fabricación de lavarropas del Grupo Newsan en su planta del partido bonaerense de Avellaneda.

En ese encuentro también asistieron, desde Casa Rosada, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis. Y desde la gobernación provincial, Axel Kicillof.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires remarcó que “a partir de 2016 la política económica dejó de pensar en la industria nacional y en el trabajo, y la empresa empezó a estar en jaque”, y aseguró: “Desde diciembre, volvimos a traer un modelo productivo e industrial que para la provincia de Buenos Aires es muy importante, acompañando de nuevo a esta empresa en su proceso de expansión”.

El proyecto, que demandó una inversión inicial de 10 millones de dólares, se lleva a cabo en conjunto con la marca internacional LG, que aportó la maquinaria y el equipamiento técnico para la fabricación de los lavarropas.

Seguí leyendo:

El nuevo ATP: las empresas que mantengan o contraten personal tendrán acceso a un subsidio

El Presidente dialogó con la directora del FMI y dio por iniciadas las negociaciones por la deuda




COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS