El mercado, esperando el vencimiento del bono Dual, no está ni pesimista ni eufórico.
El mercado, esperando el vencimiento del bono Dual, no está ni pesimista ni eufórico.

El mercado está cauteloso, casi inmóvil. En la licitación de los bonos del martes el gobierno espera recaudar una considerable cantidad de dinero para pagar lo más que se pueda del gigante vencimiento del AF20 de $105.000 millones.

En la licitación pasada captaron poco más de $10.000 millones, lo que los obligaría a emitir alrededor del 6% de la base monetaria para cubrir el faltante. Esa cifra inyectada en la economía puede hacer estragos en los precios y en el valor del dólar.

Pero el lado positivo es que el mercado conociendo esta posibilidad no está pesimista ni eufórico. Cree que habrá alguna solución al problema con una mejora en la oferta de los bonos, tal vez aminorando las quitas exageradas que impusieron en la fracasada licitación del lunes.

“Yo me inclino por un combo de una mejora en las condiciones de los bonos acompañada de emisión de dinero para completar el monto a pagar por el AF20 el jueves de la semana que viene. No veo un reperfilamiento”, señaló Federico Sidi, de Compass Group.

El AF20, también conocido como bono dual porque cotiza en pesos, pero ajusta por el tipo de cambio oficial, tiene en estos momentos una paridad de 30% bajo la par. Por eso hubo compradores de oportunidad que lo hicieron subir casi 1% durante la rueda de ayer. Son los que confían que, aunque sea con emisión alta, se pagará. No apostaron grandes cantidades, pero con bajas órdenes de compra lo hicieron subir.

Fuente: Rava.
Fuente: Rava.

“Es que si lo reperfilan, la embarran -señaló un operador que está de acuerdo con esta apuesta al bono- porque perderían la confianza del mercado. En cambio, si emiten, habrá daños colaterales pueden subir los dólares alternativos y los precios. Pero todo eso se puede solucionar con futuros bonos, subiendo tasas o utilizando mecanismos de absorción de dinero. Del reperfilamiento no se vuelve, es un default en pesos. De la emisión, sí”.

El mercado apuesta a que habrá bonos nuevos la semana que viene. Si les dan un título mejor que el que vence, la aceptación será elevada y la emisión de pesos estará en una franja controlable.

Es que hay mucho en juego. La economía está en un sendero manejable y con reacción en algunos sectores. Por caso, el Banco Provincia colocó créditos blandos a Pymes por $ 2.500 millones en 10 días.

El mercado de oficinas se está moviendo pero según Adrián Mercado, broker inmobiliario, “se necesita de la sustentabilidad que el Gobierno les dio a otros sectores para que haya más inversiones. Debe haber reglas claras porque hay inversores dispuestos a lanzar en nuevos emprendimientos”.

Fuente: Rava.
Fuente: Rava.

En este estado de contemplación de los distintos actores del mercado, los dólares alternativos estuvieron tranquilos. El dólar bolsa subió tan solo 7 centavos a $ 81,90, mientras el contado con liquidación, bajó 17 centavos a $ 82,66. El dólar libre siguió en $ 78.

En el mercado oficial, los negocios mayoristas fueron escasos, apenas USD 191 millones. Se nota la ausencia de los exportadores y el Banco Central hizo compras mínimas. De esta manera, el dólar mayorista subió 10 centavos a $ 60,69. La idea es que recupere el atraso cambiario, pero choca con el encarecimiento de materias primas que están en alza como el trigo, que en lo que va del año aumentó en Chicago casi 30%. Los molinos locales quieren trasladarlo al precio de la harina y de allí irá al pan, a las pastas y demás productos derivados, esenciales para la canasta familiar y de fuerte ponderación en la medición del costo de vida.

En bancos y casas de cambio, donde no se opera el billete por las restricciones, bajó 2 centavos a $ 63,01. Las reservas, a todo esto, subieron 21 millones a USD 44.644 millones.

La Bolsa tuvo una mejora irrelevante. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 0,34% con un escaso monto de negocios de $ 345 millones.

En el mejor momento del día, a las 12.15 tocó un alza de 1,57% y a partir de allí sobrevino una baja que lo llevó a un terreno negativo: a las 14.00 las pérdidas eran de 0,52%. Después, un leve rebote que lo hizo terminar con una intrascendente suba. Los volúmenes tan bajos, permitieron esa volatilidad durante la rueda.

El papel más destacado fue Pampa Energía (+1,40%) seguido por Ternium (+1,33%).

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencias de acciones que cotizan en Wall Street en dólares- tuvieron una rueda equilibrada. Los principales ganadores fueron Telecom Argentina con 2,49%, seguido de BBVA con 1,42%.

Los bonos de la deuda local, en pesos y dólares no tuvieron casi variaciones por eso el riesgo país subió apenas 18 unidades a 1.912 puntos básicos.

No se esperan ruedas muy distintas hasta el día “D”, el martes próximo cuando se sepa el resultado de la licitación de los bonos para recaudar el dinero que se destinará a cancelar el bono Dual.

Seguir leyendo: