(NA)
(NA)

El Gobierno decidió prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2020 el régimen de incentivo para las industrias que fabrican bienes de capital, a fin de mejorar la competitividad y promover la producción nacional.

Este beneficio fue establecido en marzo de 2001 a través del decreto 379, con el objetivo de favorecer el crecimiento productivo de la economía. El incentivo está dirigido a los fabricantes de maquinaria general y agrícola, herramientas, equipos hospitalarios, carroceros o buses para uso urbano, entre otros, y consiste en un bono fiscal que puede ser usado para cancelar impuestos nacionales o ser transferido a terceros. La medida también alcanza a la industria naval y a proveedores destinados a la producción de hidrocarburos y energía eléctrica.

Según detalló el decreto 96/2020, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, las industrias de bienes de capital son consideradas “un sector estratégico para el desarrollo económico y, al ser proveedora de todas las cadenas productivas, su progreso técnico impacta positivamente en la competitividad de la economía del país”. Asimismo, señaló que “busca mejorar la competitividad de la industria local productora de bienes de capital a fin de que pueda participar en condiciones equitativas en la provisión de tales bienes, promoviendo así su fabricación nacional”.

A su vez, recalcó que “en atención al círculo virtuoso generado con el beneficio complementario al bono de crédito fiscal, resulta también oportuno prorrogar su vigencia a fin de aumentar su previsibilidad y el incentivo generado en las empresas fabricantes para continuar realizando proyectos de innovación, investigación y desarrollo tecnológico”.

A tales efectos, podrán computarse “hasta un equivalente al setenta por ciento (70 %) del valor de las inversiones realizadas en innovación, investigación y desarrollo tecnológico, facturadas y efectuadas a partir del día 1° de enero de 2019 y debidamente acreditadas”.

En tanto, la medita también estipuló que "en todos los casos, el bien de capital objeto de la transacción, debe haber sido entregado al adquirente con una antelación no mayor a UN (1) año respecto de la solicitud.”

De esta manera, el decreto, que se viene renovando año tras año para extender el incentivo, afirmó que “entra en vigencia a partir del 1° de enero de 2020” y se prorrogará hasta el 31 de diciembre.

Seguí Leyendo: