La merma del PBI en el tercer trimestre de 2019 fue encabezada por las caídas en las producción industrial, la construcción y el comercio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
La merma del PBI en el tercer trimestre de 2019 fue encabezada por las caídas en las producción industrial, la construcción y el comercio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El Producto Bruto Interno (PBI) cayó 1,7% en el tercer trimestre del año en comparación con el mismo período de 2018, por caídas en las producción industrial, la construcción y el comercio, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, el PBI desestacionalizado del tercer trimestre de 2019, estuvo 0,4% por debajo del segundo trimestre, y de esta manera acumuló una merma del 2,5% en los primeros nueves meses del año.

Según las cifras oficiales, las bajas marcaron la caída general del PBI con un retroceso del 17,1% en el sector pesca; 4,7% en la industria manufacturera; 2,4% en electricidad, gas y agua; 4,8% para la construcción; 5,5% en el comercio mayorista, minorista y reparaciones; 14,2% en la intermediación financiera.

En tanto, la agricultura, ganadería, caza y silvicultura creció 12,2% en el tercer trimestre con respecto al mismo período del año anterior, cuando la producción agrícola se vio fuertemente afectada por la sequía.

En tanto, también aumentó 3% la explotación de minas y canteras, debido a la mayor producción de Vaca Muerta; seguido por hoteles y restaurantes, 1,6%; mientras que el sector de transportes y comunicaciones aumentó 0,2%; las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquileres 0,9%, entre otras.

La operación de la petrolera en Vaca Muerta
La operación de la petrolera en Vaca Muerta

En tanto, la formación bruta de capital fijo, según estimaciones preliminares, experimentó en el tercer trimestre del año 2019 una disminución de 10,2% respecto del mismo período del año anterior. Esta caída se debió al decrecimiento de 5,4% de la inversión en construcciones, a la suba de 6,8% de otras construcciones, a la disminución de 14% en maquinaria y equipo y al decrecimiento de 26,2% en equipo de transporte.

Dentro de maquinaria y equipo, el componente nacional cayó 9,1% y el componente importado 16,6%. En equipo de transporte el componente nacional se retrotrajo 4,6% y el importado decreció 50,9%.

Cabe recordar que previo al shock financiero desatado tras las PASO, el Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina había subió un 0,6% en el segundo trimestre de 2019 frente a igual período del año previo. Asimismo, con relación al primer trimestre, entre abril y junio la economía venía de retroceder 0,3%.

Seguí leyendo: