Royal Class tiene más de 25 años en el mercado
Royal Class tiene más de 25 años en el mercado

“Imposible de creer. Nosotros queremos dar trabajo y no nos dejan”, había escrito Miguel Livi, dueño de la empresa aérea Royal Class, en la red social de Instagram, luego de que el Indec diera a conocer que 35,4% de los argentinos viven en la pobreza. Pero hoy, esa historia de frustración tuvo un giro.

Después de dos años, la firma de aviones taxis y vuelos privados finalmente comenzará a operar las rutas domésticas obtenidas en la audiencia pública de 2017. El Juzgado Contencioso Administrativo Federal 9 falló a su favor y ordenó al Ministerio de Transporte cumplir con la ley y otorgar a la compañía las rutas aéreas ya aprobadas por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la Junta Asesora del Transporte Aéreo (JATA).

Desde Transporte jamás se pronunciaron sobre el tema como modus operandi para frenarnos. Ahora estamos aliviados, no es fácil una patriada de este estilo y animarse a reclamar algo que creemos que es justo. También estamos felices porque en este momento complicado del país vamos a poder dar trabajo”, destacó Miguel Livi, dueño de la aérea, en diálogo con Infobae.

Miguel Livi, dueño de Royal Class
Miguel Livi, dueño de Royal Class

Desde 2017 Royal Class tiene la autorización para cumplir con su plan de operar 10 rutas domésticas en forma regular y transformarse en una aerolínea comercial. A pesar de dicha “luz verde”, la empresa nunca pudo iniciar los trámites correspondientes en el Ministerio de Transporte. Hasta ahora.

El fallo judicial ordena que en un plazo máximo de 10 días, la cartera comandada por Guillermo Dietrich realice las tareas administrativas correspondientes y autorice a la compañía a volar rutas locales desde Buenos Aires hacia algunos destinos a los que no llegan las grandes empresas del sector a través de aviones pequeños, de no más de 20 pasajeros.

“El libre mercado que pregona el Gobierno no es tal. Todo toma sentido cuando profundiza y se da cuenta que algunas cosas fueron redireccionadas y la revolución de los aviones fue pensada para algunas pocas empresas y no para los argentinos que quieren invertir y progresar. El Estado podrá apelar o no esta decisión, pero al ser resolutorio la orden de la justicia es clara: ‘déjenlos trabajar’", enfatizó Livi.

El hangar de Royal Class en Aeroparque
El hangar de Royal Class en Aeroparque

Royal Class funciona hasta ahora como compañía de vuelos privados, con una participación del 46% en ese negocio. Su sede está en el Aeroparque de Buenos Aires, donde tiene su propio hangar con capacidad para 12 jets (foto). Con esta resolución favorable de la Justicia, proyecta ampliar ese mercado.

Así, la compañía recibiría dentro de los plazos ordenados por la justicia los nuevos CESA (Certificado de Explotador de Servicios Aéreos) requeridos para iniciar la actividad comercial en los próximos meses. Entre las rutas que obtuvo en la audiencia de 2017 figuran ciudades como Villa Gesell, Santa Rosa, San Rafael, Sunchales, Reconquista, Villa María, Tandil y Punta del Este.

Seguí leyendo: