La actividad podría haberse estabilizado, pero falta determinar el impacto de la suba de tasas de interés en los próximos meses
La actividad podría haberse estabilizado, pero falta determinar el impacto de la suba de tasas de interés en los próximos meses

La producción de acero crudo cayó 14,2% mensual en febrero, a 318.200 toneladas, lo que significó una merma de 23,7% interanual, según informó la Cámara Argentina del Acero. En tanto, la producción de laminados en caliente fue de 228.000 toneladas, un 24,6% inferior a la de enero pasado y un 45,3% menor que las de febrero de 2018.

Se trata de una luz amarilla en un contexto en que el Gobierno anuncia un piso de la caída de la actividad en noviembre y diciembre pasado, que fue influido porque la actividad de la construcción continúa en caída, el sector automotriz atraviesa paradas por vacaciones y suspensiones de personal en varias plantas y el de electrodomésticos, que no muestra cambio de tendencia. En cambio, se espera un aumento de la demanda en el sector de maquinaria agrícola y energía.

Si bien la actividad se pudo haber estabilizado, resta analizar el impacto de la nueva suba de tasas de interés en los próximos meses. "Durante el mes de febrero se aprovechó en varios establecimientos para realizar paradas de mantenimiento, dando vacaciones al personal, dada la baja demanda", indicó el comunicado de la Cámara.

La caída de la producción automotriz afectó al sector del acero
La caída de la producción automotriz afectó al sector del acero

Además, se señala que la actividad de la construcción continuó la tendencia descendente: "La menor actividad de la obra pública, así como la actividad privada por la importante baja en las solicitudes de créditos hipotecarios tuvieron un fuerte impacto en el desempeño del sector". Con todo, en febrero se incrementó el consumo de cemento 5,4% mensual.

Respecto del segmento automotriz, se destaca que continúa "una pronunciada caída de su actividad, especialmente en automóviles con paradas por vacaciones y suspensiones en varias plantas". La Cámara indicó que los niveles de producción y ventas a concesionarios cayeron sensiblemente respecto de febrero de 2018, pero las exportaciones mostraron un cambio de tendencia, al crecer 1% interanual. Apuesta a la recuperación económica de Brasil, el principal destino de exportaciones.

En el sector de electrodomésticos no percibe un cambio en su tendencia de la caída que viene sufriendo desde el año pasado. "El sector tiene dificultad para exportar a la región por la presencia de productos chinos que inundan los mercados regionales", advirtió.

Posiblemente enero y febrero hayan compensado la potencial caída de marzo, marcando cierta estabilidad en el nivel de actividad. A grandes rasgos, dudo que los datos muestren una profundización de la caída en el nivel de actividad (Paolicchi)

Pese a que el segmento de maquinaria e implementos agrícolas continúa con niveles bajos de producción en comparación con años anteriores, espera que la cosecha récord de granos ayude a la recuperación del sector "que además sufre inconvenientes por las altas tasas de interés". "El sector espera que el anuncio realizado por el presidente (Mauricio) Macri en Expoagro, vinculado a dos líneas de financiamiento a través del BICE, colabore para poner en marcha un plan de reemplazo del parque de maquinaria que tiene un promedio de antigüedad de 10 años", y se ilusionó con los contactos por posibles ventas de maquinarias por USD 1.200 millones en la feria.

Entiende que el "sector de energía continúa mantenido su demanda interna, motorizada por las inversiones en los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta, mostrando una merma en los volúmenes exportados". Le "preocupa" la decisión del Gobierno de acotar los incentivos a las empresas que producen en el yacimiento shale de Neuquén, pero entiende que "se abrió una ventana de expectativas" por los anuncios oficiales para impulsar la producción de gas natural en invierno, para reemplazar el GNL importado, y apalancar la construcción de un gasoducto de más de 1.000 kilómetros de extensión que incrementará la capacidad de transporte del yacimiento Vaca Muerta.

Nueva suba de tasas

Pese al mal dato, la actividad pudo haberse estabilizado, pero habrá que ver los datos de producción de los próximos meses a ver si la nueva suba de tasas de interés en un contexto de baja demanda no frena la tibia recuperación.

"Probablemente, tengan stocks acumulados, que son muy costosos con estos niveles de tasa, y dados los bajos niveles de demanda que vienen hace rato, deciden hacer la parada y reducir stocks", dijo Gabriel Caamaño Gómez, economista de la consultora Ledesma.

El acero crudo y los laminados con caídas en el comienzo de 2019 (Reuters)
El acero crudo y los laminados con caídas en el comienzo de 2019 (Reuters)

"Creo que es probable que el último trimestre de 2018 sea el piso, pero creo que también hay que ser prudente. Porque si la estabilización fracasa, eso sería sólo un impasse", agregó Caamaño Gómez.

Para Juan Paolicchi, economista de Eco Go, hay que tener en cuenta que son dos de los sectores (junto con la industria manufacturera) que más cayeron en lo que va del año y el anterior, y comparadas contra una alta base de comparación.

"Posiblemente enero y febrero hayan compensado la potencial caída de marzo, marcando cierta estabilidad en el nivel de actividad (quizás el dato del primer trimestre contra el cuarto del anterior se acerque a cero o sea levemente negativa). A grandes rasgos, dudo que los datos muestren una profundización de la caída en el nivel de actividad", dijo Paolicchi.

Es una luz amarilla. "Porque la tasa de interés volvió a sobre-reaccionar con la aceleración cambiaria de fines de febrero y principios de marzo, enfriando nuevamente el crédito que (lentamente) había empezado a reaccionar", advirtió el analista de Eco Go.

Seguí leyendo: